Archive | octubre 2006

PROPIEDADES FERNANDEZ: EL CAMEO DE "SE ARRIENDA"


El Número Kaifman se escribio paralelo a la coescritura de Se Arrienda, junto a Alberto Fuguet. Por lo mismo no fue casual que, en un momento de la novela, Paul consultaba por una casa en venta en el barrio alto y esta era negociaba por Propiedades Fernandez, la empresa de Gastón Fernandez Padre (Jaime Vadell). Hay en el texto un breve cameo al personaje de Fernanda, la prima de Gastón (Luciano Cruz-Coke) que fue interpretada por Maite Pascal. Hubo en un borrador previo la idea de que Paul, buscando un nuevo departamento que arrendar, visitara uno que era correteado por Gaston y al salir se topaba con Elisa (Francisca Lewin) a la que conocía por haber sido alumna suya. Al final me pareció “mussho”, pero hubiese resultado simpático. Creo.
Fernanda en El Número Kaifman
Caminó un par de metros y dio con el portón grande de la casa de Leopoldo Durand. La misma a la cual Samuel había entrado poco antes de su muerte. La misma del supuesto dueño del iPod que llevaba oculto en uno de los bolsillos de sus pantalones. Un cartel grande de “Se Vende” estaba pegado sobre una de las hojas de la puerta. Propiedades Fernández se leía junto a un par de números telefónicos. Paul se acercó al citófono y llamó dos veces al interior. Nadie respondió. Se estiró para asomarse y gritó, llamando a quien pudiera estar dentro. Tampoco le respondieron. Volvió a mirar. Un enorme ventanal cubría prácticamente toda la de pared frontal. Vio algunos vidrios rotos en la parte trasera y las formas de algo que podría ser una piscina. Una pequeña araucaria crecía en mitad del antejardín, junto al pasillo que llevaba a la puerta de entrada de la casa.
-Disculpe, ¿busca a alguien?- lo asaltó la voz de un hombre a su espalda.
Paul giró. Un guardia comunal lo miraba con cara de pregunta y también de miedo. El sonrió. Alguna vez le habían comentado que cuidar casas en el barrio alto de Santiago era el trabajo más de mierda que alguien pudiera conseguir. No sólo era ingrato y mal pagado, también peligroso.
-Tenía una cita con la corredora para ver esta casa, pero parece que me dejaron plantado- improvisó rápido.
-La señorita Fernanda, la conozco. Llámela a esos teléfonos- le indicó el guardia apuntando con su brazo derecho al cartel de Propiedades Fernández.
Fernanda Fernández pensó Paul, mientras le preguntaba al guardia si la casa llevaba mucho tiempo desocupada.
-Como dos meses, el caballero se fue después que le entraron robar.
Paul continuó el juego.
-¿Habló alguna vez con el dueño?
-Poco, pasaba nada acá en Santiago. Era del sur, creo. La señora que cuidaba la casa prácticamente vivía sola. Yo lo habré visto un par de veces a lo más. Y llevo cinco años trabajando en la cuadra.
-Don Leopoldo…
-Si, creo que así se llamaba.
-Y ha venido mucha gente a ver la casa.
-No mucha. Cuando entran a robar a una casa, estas agarran mala fama. Son como malditas.
Paul se despidió y caminó de regreso al taxi, que atinadamente se había estacionado bajo la sombra de un olmo. Mientras avanzaba, tomó su celular y volteando hacia el portón marcó los números de la inmobiliaria.
-Con la señorita Fernanda, por favor- pidió. Una voz joven, de mujer que no debía pasar de los cuarenta años le contestó. Paul la interrogó por la casa y tras escuchar una breve descripción de la misma y la oferta para una cita esa misma tarde, le preguntó si sabía donde ubicar a Leopoldo Durand.
-¿Qué Leopoldo Durand?- le preguntó ella.
-El dueño de casa.
-Perdone, pero la casa no está a su nombre. El debió ser quien la arrendaba. Vivió en ella los últimos cinco años, pero no es el propietario.
-¿Podría darme el nombre del dueño?
-Disculpe, pero es información confidencial.
Paul esperó un segundo. Luego, sacando un tono más serio, le dijo:
-Soy abogado y llevo la causa de un intento de robo hacia el inmueble ocurrido hace un par de meses. Supongo que usted está al tanto.
-Si, algo sé…- respondió Fernanda con un tono dudoso. De un momento a otro le habían cambiado la historia. El comprador se había convertido en abogado.
-Queremos cerrar la investigación, para terminar con el caso. Ni a nosotros, como estudio jurídico, ni a ustedes como administradores del inmueble nos conviene que siga abierto. Sobre todo porque se trató de un hecho menor, aislado y sin consecuencias. Un error según el acta policial. Para cerrar el caso necesito saber a nombre de quien está inscrita la casa.
Después de un momento en silencio, la mujer le dijo que esperara un momento. Paul contó hasta diez, mientras el conductor del taxi le hacía señas de si ya estaban listos.
-Sí- le dijo al taxista, quien de inmediato encendió el motor.
-Sólo le pido que sea discreto- le habló Fernanda. –La casa fue inscrita hace seis años por David Kaifman.
-¿Perdón?- soltó Paul, sintiendo otra punzada en su herida.
-David Kaifman- repitió Fernanda. –Ka, a, i, efe, eme, a, ene…

SALVE ULTRA MAGNUS

De todos los Transformers, mi favorito siempre fue Ultra Magnus. Incluso más que cualquier palurdo de apellido Prime. Así lo dejé en claro en los viejos tiempos de Virtualia, con esta columna publicada en la desaparecida comunidad online en diciembre del 2001. Mucho antes de la moda revival de los robots transformadores.

Publicado en Neura, Virtualia. Diciembre, 2001.

SIR ULTRA MAGNUS
Ultra Magnus fue el comandante de Autobot City en el año 2005 y según su ficha de guerra podía transformarse en camión trailer porta-autos (“car carrier” según se indica en el boxset del juguete). A pesar de que generalmente era considerado el segundo al mando de los Autobots, nunca le gustó el liderazgo y se sentía más cómodo recibiendo órdenes y siendo el brazo derecho de su mejor amigo y hermano de origen: el gran Optimus Prime. A pesar de esto, las crónicas Autobots cuentan que fue un valiente y valioso comandante de campo.
Según se relata en Transformer: The Movie, recibió la Matriz de Optimus Prime después de que este fuera abatido por Megatron. Tras este lamentable acontecimiento fue nombrado líder de los Autobots, pero sólo fue por un corto tiempo, hasta que el joven Hot Rod se convirtió en Rodimus Prime. Sin embargo, lo cierto es que debido a la poca experiencia de Rodimus, ambos compartieron la comandancia de los Autobots, hasta el retorno definitivo de Optimus y el alba de la nueva era Transformer: la de los Powermasters, Hedmasters y Targetmasters. El propio Galvatron, expresó en más de una ocasión su desprecio por pelear cuerpo a cuerpo con el novato Rodimus Prime, prefiriendo enfrentarse con “alguien de su tamaño”: en otras palabras Ultra Magnus…
Poco antes de la aparición de Unicron y los eventos narrados en la película de estos personajes, Ultra Magnus estuvo a cargo de una base escondida en las profundidades de una montaña, en la que un grupo de Autobots y aliados humanos estaban construyendo una nueva arma: Metroplex, supertransformer capaz de convertirse en una sección entera de Ciudad Autobot.
Los Decepticons se dieron cuenta de este plan y para detenerlo enviaron a los Combaticons, Stunticons y Contructicons. Optimus, junto a los Aerialbots y a los Protectobots, intentaron detenerlos, pero fue en vano y sus enemigos igual consiguieron dar el golpe. En medio del caos de la batalla, Ultra Magnus, en esfuerzo final, logró activar a Metroplex, quien obviamente hizo a los Decepticons huir aterrados.
Nueva era

Tras la llegada de Rodimus Prime al mando Autobots, Ultra Magnus asumió la comandancia de Metroplex en la Tierra. Cargo en el que continuó, incluso tras el retorno de Optimus Prime. Fue en esta epoca de su carrera cuando se convirtió en enemigo personal de un nuevo Decepticon llamado Sixshot, que tenia la habilidad de transformarse en 6 cosas diferentes.
En un enfrentamiento entre ambas fuerzas Transformers, Sixshot le cayó directamente a Ultra Magnus, en lo que parecía una especie de duelo. Durante la batalla, Sixshot utilizó sus diferentes formas y la habilidad de crear hologramas sólidos que hicieron grave daño al cuerpo de Magnus. Metroplex trató de ayudar pero fue detenido por Trypticon, el gigantesco Decepticon City con forma de “Godzilla”. Sixshot continuó su ataque hasta dejar a Ultra Magnus semi inconsciente tirado en Tierra. Los Trainbots le ofrecieron su ayuda, pero se negó a aceptarla y les ordenó que salvaran sus corazas.
Mal herido, Magnus volvió a ponerse de pie e intentó detener en forma definitiva al asesino Sixshot, pero este se transformo en una séptima forma: un lobo alado, amalgama de sus seis formas y así liquido al legendario guerrero Autobot destrozando su cuerpo.
Ultra Magnus cayo al suelo muerto y Sixshot huyó de la batalla, conforme de haber terminado su labor. Fortress Maximus, comandante de los Headmaster Autobots, llegó momentos mas tarde y encontró el cadáver de su heroico camarada. Fue honrado con un servicio funeral antes de hundir su cuerpo en un lago nebuloso. Un triste funeral para un héroe de los grandes.
El gran misterio de Magnus
Uno de los hechos que más ha perturbado a los fanáticos de los Transformers es el de la relación entre Magnus y Optimus Prime. Esto era gatillado por el hecho de que en la edición en juguetes, ambos eran idéntidos, salvo que Magnus era color blanco y formaba un robot más grande -como el de los dibujos animados y los comics Marvel- al combinmarse con la forma “humanoide” del trailer del camión. Además en cuanta nueva edición de los juguetes que es sacada al mercado, desde la lujosa 20th Anniversary de Takara hasta la Classic Edition de Hasbro, la figura de Magnus es basicamente una versión idéntica de la de Optimus, pero completamente blanca. La olvidable serie Transformers: Robots in Disguise aportó el dato de que Magnus y Optimus eran hermanos y alguna vez disputaron el liderazgo de los Autobot. Además al juntar sus poderes formaban al mega ultra poderoso Omega Prime.

Buscando dar luz -y corte final- al gran misterio, la colección de comics Transformers, editada al principio por Dreamwave y que se ha convertido en la nueva continuidad “oficial” de los personajes, dio en el número 6 delvolumen 2 de la línea, la respuesta tan ansiada:

Y así fue…
Al comienzo, Ultra Magnus y Optimus Prime eran dos amigos de infancia llamados Orion Pax (Prime) y Dion (Magnus). Ambos crecieron como hermanos y como tales participaron de la primera guerra contra los Decepticons, donde fueron atacados y casi destruidos por Megatron. El entonces líder Autobot, Alpha Trion, tomó ambos cuerpos y los reconstruyo como gemelos. Ultra Magnus y Optimus Prime eran exactamente iguales y se transformaban en idénticas unidades motrices artilladas. Sólo diferian en el color, mientras Magnus era completamente blanco, Prime estaba pintado de rojo y azul para diferenciarlo de su “twin” y dejar en claro que él era el líder y portador de la matriz. Magnus asumió la comandancia de las tropas y dirigió las operaciones de campo de los Autobot. En los 4 millones de años que Optimus Prime estuvo ausente de Cybertron, el albo Ultra Magnus lideró a los Autobot de su planeta natal enfrentando a los dos Decepticons que reemplazarona al también ausente Megatron: Shockwave y el psicopata Lord Straxus.

Cuando Optimus Prime reestableció sus comunicaciones con Cybetron, Magnus viajó a la Tierra convocado por su hermano para encargarse del proyecto Metroplex. Teletron-1, la computadora central del Arca seleccionó un modo terrestre para “disfrazar” a Magnus y le otorgó el modo de “car carrier”, con la característica especial y extra de que el “trailer” del camión podía conformar una armadura de combate para el “cuerpo blanco original” de Magnus. Fue un modo además de diferenciar su aspecto del de Prime, más allá de la diferencia de tonalidad.

En el numero 6 del volumen 2. Magnus se aburre de su aspecto “terrestre” y libera el llamado “inner robot”, tal como se aprecia en la foto que acompaña esta rara columna. Así, finalmente queda despejada la gran duda del por qué de la idéntica similitud entre Prime y Magnus

FIRMA DE EJEMPLARES. DGO. 29, 19:00


Domingo 29 de Octubre, 19:00, Feria internacional del Libro-Santiago. Stand Editorial Planeta. Estaré firmando ejemplares de El Número Kaifman.

BISAMA Y AYALA: LIBROS AMIGOS HOY EN LA FERIA DEL LIBRO

Examen de Grado, de Ernesto Ayala. ¡8:30. Sala Acario Cotazos. Presenta Alberto Fuguet y Roberto Merino

Caja Negra, de Alvaro Bisama. 20:15 en la Sala Camilo Mori. Presentan Rodrigo Pinto y Dr. Zombie

EL NUMERO KAIFMAN. FIRMA ESTE DGO.


Domingo 29 de Octubre, 19:00, Feria internacional del Libro-Santiago. Stand Editorial Planeta. Estaré firmando ejemplares de El Número Kaifman.

BISAMA Y AYALA: LIBROS AMIGOS HOY EN LA FERIA DEL LIBRO

Caja Negra, de Alvaro Bisama. 20:15 en la Sala Camilo Mori. Presentan Rodrigo Pinto y Dr. Zombie


Examen de Grado, de Ernesto Ayala. ¡8:30. Sala Acario Cotazos. Presenta Alberto Fuguet y Roberto Merino

PROG NEWS: YES

YES es una de mis bandas favoritas de todos los tiempos. Digan lo que digan, que son ancianos cretácicos y lateros; una banda que compuso obras de arte como “And You and I”, “Gates of Delirium”, “Close to the Edge”, “Awaken”, “Your Move” e incluso “City of Love” e “It Can Happen”, por nombrar unas entre tantas, merece toda la atención del planeta. Les recomiendo leer el ensayo del cineasta Cameron Crowe (Almost Famous, Jerry Maguire) respecto de YES, disponible en el libro del box set In a Word: Yes para entender por donde va la cosa. Literalmente según Crowe, si existe algo en el rock comparable a El Señor de los Anillos, ese “algo” es YES.
Estas son las news más recientes acerca de las actividades de esta banda y de los músicos relacionados con la marca.
  • YES como grupo esta oficialmente inactivo, pero parece ser que hay una intención de
    reagruparse para el 2008.
  • Jon Anderson y Rick Wakeman actualmente estan de gira juntos -bajo el nombre de ANDERSON/WAKEMAN y prometen un album para el próximo año. En el tour interpretan temas de sus trabajos solistas, de la etapa clásica de YES y del disco Anderson, Bruford, Wakeman, Howe, de la llamada formación ABWH. Para el 2007 prometen gira norteamericana y posiblemente sudamericana.
  • Rick Wakeman ha editado un disco en solitario llamado Retro utilizando sólo teclados vintage (Mellotron, Moogs, etc..)
  • Steve Howe y Geoff Downes (ex THE BUGGLES, ex YES) se han unido a ASIA junto a Carl Palmer (ex EL&P) y John Wetton (ex King Crimson), rearmando la formación clásica del conjunto.
  • En forma paralela, Alan White y Geoff Downestrabajan en el proyecto WHITE.
  • Jon Anderson y Trevor Rabin (ex YES) están trabajando juntos en un proyecto, hasta ahora secreto.
  • Billy Sherwood esta inmerson en varios proyectos bajo el nombre de CONSPIRACY, esta vez junto a Peter Banks y Chris Squire. Produce además un album tributo a Pink Floyd
  • Chris Squire ha dejado THE SYN y junto a Peter Banks se han reunido con CONSPIRACY.
  • El 20 de Octubre saltó el rumor a traves de la website Classic Rock Revisited de que YES y ASIA podrían llegar a tocar juntos en el próximo verano gringo durante la gira del 2007. Este “YES” probablemente se limitaría sólo a Anderson y Wakeman.
  • Se dio luz verde al proyecto de una pelicula titulada Floating Islands basada en las portadas de YES. Contará con Roger Dean y combinara animaciones y situaciones reales en 3D con 8 ó 12 temas clasicos y 4 ó 5 nuevos temas de YES. Mas información aquí
  • Un rumor afirma que la nueva formación de YES sería: Jon Anderson (voz), Trevor Rabin (guitarra y voces), Chris Squire (bajo y voces), Rick Wakeman (teclados) y…. Carl Palmer (de ASIA/EL&P en batería)
  • Otro apunta a: Jon Anderson (voces), Trevor Rabin (guitarras y voces), Chris Squire (bajo y voces), Geoff Downes (teclados) y Alan White (batería)
  • Extraoficialmente, Steve Howe no volvería a trabajar de forma activa en YES, limitándose a apariciones como sesionista e invitado.
  • Dato extra, en el actual tour de ASIA, estas son las canciones que se están interpretando:

    Pomp and Circumstance
    Time Again
    Wildest Dreams
    One Step Closer
    Roundabout (YES)
    Without You
    Fanfare for the Common Man (EL&P)
    Cutting It Fine
    The Clap/Mood for a Day (YES Howe solo)

    _________________

    The Smile Has Left Your Eyes
    Don’t Cry
    In the Court of the Crimson King (KING CRIMSON)
    Here Comes the Feeling
    Video Killed the Radio Star (THE BUGGLES)
    Only Time Will Tell
    Sole Survivor

    _________________
    Ride Easy
    Heat of the Moment

UN RESTAURANT… DELETE SCENE

Este capítulo era inmediatamente anterior al episodio en que Paul viaja a Temuco a buscar a Sarah. tras la llamada de Federico. Se “deleteó” porque mucha de la información era redundante y la historia paralela de los problemas familiares de Paul con la familia de su ex mujer, no aportaban mucho al avance de la historia. De hecho, la frenaban.
__________

CECILIA miró alrededor y preguntó si se podía fumar.
-Estamos en el área de fumadores, amor-, le contestó Felipe, su actual pareja.
-Le pregunto a Paul, a veces le molesta que fumen mientras come.
-Estamos en el área de fumadores-, repitió el primer marido de la mujer.
-Gracias.
-Esto está excelente, buena recomendación Paul-, dijo Felipe.
-La especialidad de la cocina del hotel es la carne.
-Hubiera preferido que nos juntáramos en otro lado-, dijo Cecilia encendiendo su cigarrillo.
-Yo los invité, este hotel es como mi casa. Ve la situación como si los hubiera invitado a comer a mi departamento.
-Donde nunca nos invitaste.
Paul Kaifman recordó la ultima conversación con su hijo, en ese mismo lugar. Daniel le había dicho que Felipe, su padrastro, el hombre de cabello corto y canoso que tenía enfrente, se había burlado de su sexualidad un par de veces. Tuvo ganas de decírselo, pero no hizo nada. No sabía como iba a reaccionar, ni si era la situación. Simplemente no se atrevió a decirlo. Lo miró de reojo, a través de la copa con agua y se mordió los labios. Se fijó que acariciaba la mano izquierda de Cecilia, como dejando en claro, de un modo muy sutil, que la mujer que estaba a su lado ahora le pertenecía. Que en el partido de fútbol de la vida, le había ganado no sólo por goleada, también a penales.
-A propósito, ¿cuándo vuelves a tu departamento?-, le preguntó Cecilia.
-No sé si vuelva.
-Pero lo estás arreglando.
-Me lo entregan el próximo lunes, de hecho, -faltaba semana y media.
-¿Entonces?
-No creo que Paul quiera volver a un lugar donde vivió una experiencia tan traumática-, respondió Felipe.
Paul afirmó.
-¿Y qué vas a hacer?
-Arrendarlo.
-¿Y tu?
-Estoy bien en el hotel.
-Ya estás viejo para vivir en un hotel.
-Cecilia-, volvió a reaccionar Felipe. Era cierto que el tipo era celoso. Tal vez su ex mujer ahora estuviera con él, pero ahora, en la actual situación el dueño de la pelota era Paul y esa era una ventaja demasiado divertida como para ignorar así como así. No sólo estaban en su hotel, sino que habían venido a pedirle su ayuda en cuestiones de plata. Paul Kaifman no sólo era dueño de la pelota, también de la cancha entera. La vida podía ser un larga canción, cantó alguna vez Jethro Tull, una de sus bandas fetiches, con todo lo que eso implicaba. Largos pasajes instrumentales, letras alegres y tristes, coros pegajosos e insoportables solos de guitarra y batería. ¿A quien le prestaría Aqualung. Hacía tres años que perdió ese disco?
-No sé que voy a hacer. Primero voy a arrendar el departamento, después buscaré algo, por mientras acá me tratan bien.
-Ves-, insistió Felipe.
-Veo-, torció Cecilia.
Paul levantó la mano y pidió una Coca Cola Light.
-¿Entonces?-, le dijo a la pareja.
Felipe miró a Cecilia, Cecilia miró a Felipe y luego a Paul. Reunión con dos maridos, su madre moriría de un infarto, pensó Paul, Samuel tomaría nota de la situación completa.
-Daniel ya te contó.
Lo había hecho a primera hora.
-En la mañana.
-¿Y?
-Que quieres que te diga, me parece increíble.
Daniel lo había llamado como a las diez. “Papá, ¿dónde estás?”, no recordaba la última vez que su hijo lo había llamado así: papá, a secas. “En clases, en la casa central de la Católica”. “¿A qué hora sales?”. “A las once y treinta”. “Perfecto, espérame en el patio central”.
“Tienes buenas alumnas”, fue lo primero que le dijo al aparecer por la universidad. Luego lo invitó una bebida. Daniel estaba postulando a una especialización en desarrollo de inteligencias artificiales al Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta, una especie de versión del MIT de bajo presupuesto. Hacía veinticuatro horas recibió un mail diciéndole que tenía aprobado un cupo especial, pero le había sido negada la beca completa. Le ofrecían media beca, lo suficiente para pagar la estadía, el resto, los costos correrían por su parte. Tenía dos días para confirmar. El 1 de enero debía de estar instalado en la capital del sur norteamericano. Después de los abrazos y felicitaciones, lo obvio. “Mamá y Felipe me ofrecieron ayudarme con la mitad, necesito que te pongas con el resto. O sea, si se puede”. A un hijo, no se lo podía decir que no. Al final del día estaba sentado en el restaurante de su hotel, sentado junto a su ex mujer y al actual marido de ella, discutiendo como iban a repartirse los costos de la educación de su primogénito.
-Entonces contamos contigo.
-Cecilia, yo le pago la universidad. Me extraña que lo digas.
Felipe miró a su actual pareja.
-Tienes que tomar en cuenta que nosotros también tenemos dos hijos más.
Paul miró a Felipe, éste lo ignoró.
-¿Quieres decirme que tu idea es que pague la totalidad de la mensualidad?
-Yo… nosotros…
-Cecilia. Adoro a Daniel, pero sólo no puedo… Estamos hablando de mucha plata. No soy millonario.
-Nosotros tampoco.
Cecilia miró a Felipe. El no movió la boca.
-¿Y que vamos a hacer?
-Dividirnos, me parece justo.
-Nosotros no podemos…
-Entonces hay que hablar con Daniel.
-Es la educación de tu hijo.
-Y no se la voy a cortar. Quizás hay modos de financiamiento de sus estudios más allá de la beca. La posibilidad de que trabaje para la universidad en forma paralela a sus estudios.
-Daniel nunca le ha trabajado a nadie, Paul.
-Tal vez es hora de que lo haga. Pone música, quizás de ahí logre sacar algo. Irse a estudiar afuera es una responsabilidad que empieza desde dentro. Y quizás Daniel deba empezar madurando…
-Tu ya le prometiste.
-Le prometi ayudarlo con mi parte.
-Nosotros…
Cecilia volvió a mirar Felipe, el nuevamente no dijo nada.
-…Nosotros-, repitió, -habíamos pensado que hablaras con tus padres. Daniel también es su nieto, quizás puedan hacerle un préstamo.
-Cecilia. En 22 años no han querido saber nada de Daniel. ¿Por qué querrían hacerlo ahora?
-Nosotros no podemos-, esta vez habló Felipe. –Quiero a Daniel como a mi propio hijo, pero esta fuera de nuestras posibilidades. Quizás…
-Tranquilo-, Paul bajó el tono de su voz-, fue un error impulsarlo tanto sin saber el contexto completo. Nos faltó sentarnos a hablar con él-, hizo un alto, dudando. Luego miró a su ex mujer y su actual esposo. –Los tres con Daniel.
Cecilia sonrió. Esa sonrisa era un premio.
Sarah Lieberman apareció en la puerta del comedor, saludó a uno de los mozos y le preguntó si había visto al señor Kaifman. “Claro”, le contestó. “Está en las mesas del fondo”. La mujer le dio las gracias y con la mirada siguió las instrucciones.
Efectivamente ahí estaba, sentado con una pareja de su misma edad. Aunque el hombre del grupo tal vez tuviera dos o tres años más. Reconoció a la mujer. Aparecía en las fotos que le habían pasado de Paul. Era su ex esposa, si mal no recordaba su nombre era Cecilia. Sarah tenía buena memoria. Se acomodó el cabello y fue hasta ellos.
-Paul-, saludó.
-Sarah-, saltó él, un poco sorprendido, un poco incómodo. Desde niño tenía el mismo problema, le constaba sentirse en paz frente a sus amigos y familiares cuando tenía que presentar a una chica. Sentía que todo el mundo le pedía explicaciones. Nunca era así. Bueno, salvo excepcionas, como ésta adivinó.
-Hola-, la saludó. Se puso de pie y la besó tímido en la mejilla.
-Sorry-, dijo ella. –Me olvidó de esta costumbre chilena. Es agradable eso si, harto…
Paul se ruborizó, algunas cosas jamás cambiaban como bien le había dicho Samuel.
-Hola-, saludó Sarah al resto.
Cecilia y Felipe la miraron y le respondieron el saludo.
-Ella es Sarah, Sarah Lieberman-, la presentó Paul-, ellos son Cecilia y Felipe.
-Hola-, repitió la recién llegada. –Cecilia, perfecto. Tu fuiste su esposa, cierto.
-Mhhh-, murmuró Cecilia, un poco incómoda.
-Lo siento-, agregó Sarah, -Sam hablaba siempre de ti.
-¿De dónde se conocen?-, preguntó Felipe, intentando romper el hielo.
-Era amiga de Samuel-, se apresuró Paul.
-Y ahora es amiga tuya-, dijo Cecilia.
Nadie respondió.
-Paul, disculpa-, habló Sarah, -podemos hablar un momento. Lo siento, en privado.
-Claro. Permiso-, se excusó.
-Adelante-, dijo Felipe. Cecilia ni siquiera los miró.
Paul Kaifman se levantó y caminó junto a Sarah Lieberman hacia el bar del restaurante del hotel. Felipe siguió todo el trayecto.
-Bonita-, comentó.
-Si, supongo-, respondió Cecilia-. Cortando un trozo de carne. –Y judía, ahora no tendrá problemas con la familia.
-Por favor.
-¿Qué? Yo estuve casada con él y la pase bien mal con el clan Kaifman. Los judíos se pasan la vida alegando con que los persiguen y los odian y son ellos los que parten odiando. Nadie me ha hecho sentir peor que los Kaifman. En esa familia Paul y Samuel eran anomalías.
-Parece que te afecta que tu ex, esté saliendo con alguien…
-No sé si estará saliendo con ella.
-Cecilia.
-¡¿Qué?! Te pusiste celoso, no seas huevón Felipe.
-Y cómo quieres que me ponga. Ves a tu ex con otra mujer y hierves de rabia.
-Tonto.
-No voy a decir nada más.
-Paul debería entender que no tenemos todo el tiempo del mundo.
-Cecilia.
-¿Qué?
-Nada.
-Insisto. No le costaría nada pedirle un prestamo a la familia. Los viejos Kaifman nunca han tomado en cuenta a Daniel. Y ya es hora no. Están forrados en plata. No les costaría nada ayudar un poco en la educación de su nieto.
-Y si no lo hacen, ¿qué vamos a hacer?
-No sé.
-Nosotros no podemos Cecilia. Amo a Daniel, pero no es mi hijo y tenemos dos pequeños que también tienen derecho a ser educados.
-No puedes correrte.
-No lo estoy haciendo.
-¿Y qué se te ocurre entonces? Y por favor se propositivo.
-Tal vez debideras ceder la custodia de Daniel. Paul es su padre y se la ha llevado bastante gratis estos últimos nueve años. Creo que debería asumir su paternidad y ocuparse él de ver si manda o no manda a Daniel a Estados Unidos.
-A veces puedes ser último.
-Todo lo contrario a Paul.
-No voy a contestar eso.
-Sólo soy realista, Cecilia.
-¿Qué onda esta mina?
-¿Qué mina?
-La tal Sarah. Que acaso no puede hablar delante de nosotros, me parece desubicada.
-Ponte en su lugar, hablarías con entera confianza delante de la ex de tu actual pareja.
-No sé si será la pareja de Paul.
-Se puso rojo cuando ella llegó.
-Paul Kaifman se pone rojo cuando su mamá le dice hola.
-Y estabas casada con él.
-Más que eso, Felipe. Estuve enamorada de él.
-…
-…
-¿Y ahora?
-No seas imbécil.
Paul regresó a la mesa. Cecilia noto que tenía una mirada extraña en los ojos, como si le hubiera sucedido algo que le fue imposible dilucidar. Antes de volver a su asiento, mordió sus labios nervioso y acomodó sus anteojos.
-¿Algún problema con tu novia?-, preguntó Cecilia.
-No es mi novia y no, no hay ningún problema.
-Es bonita-, agregó Felipe, Cecilia lo miró molesta.
-Si, no sé. Era amiga de Samuel, no alcanzó a llegar al funeral-, inventó Paul, -ahora esta tratando de ubicar a unos conocidos de mi primo. No sé, gente de Chicago.
-Y quiere tu ayuda.
-Exacto. Y para ser sincero, no tengo muchas ganas de ayudarla. Pero en fin-, respiró, -no estamos acá para hablar de Sarah Lieberman. ¿En qué estábamos?… Entonces quedamos con que nos repartiremos los gastos de Daniel.
Cecilia y Felipe, se miraron. Paul levantó la mano y pidio una nueva Coca Cola Light.
-¿Alguien quiere otra cosa?-, le preguntó a su ex mujer y su actual marido.

YGDRASIL y BARADIT: UN AÑO DESPUES… UN HIJO DESPUÉS


El maestro Jorge Baradit acaba de ser padre. Saludos a él, a su mujer y el pequeño Gabriel. Buen nombre, de capitán de las águilas del Señor. Teniente de arcángeles, Supper`s Ready y Lamb lies down in Broadway, yo me entiendo. En fin, hace exactamente un año, Jorge publicó Ygdrasil, su primer hijo literario y las cosas nunca más fueron como eran en las librerías locales. A mi juicio, este libro marca un antes y un después en el panorama literario nacional, un libro del cual soy fan incondicional de aquí hasta el fondo mismo del Maëlstrom. Gracias Baradit, por lavarnos la cara con un chorro de agua fría.


______________

HACE UN AÑO… EN UNA FUTURA MESOAMERICA

El merito es de Jorge, pero de alguna forma me siento también responsable por el éxito de Ygdrasil. Confieso. Fue más o menos en agosto del año pasado, me llamó Andrea Palet, de Ediciones B, para un “proyecto ultrasecreto”. Leer y evaluar un manuscrito escrito por un anónimo diseñador industrial, que sería el debut de un chileno en la colección NOVA de Ciencia Ficción. Maese Alvaro Bisama fue otro de los convocados para la misión, que se ambos cumplimos más que complacidos. Y rastreando entre mis mails viejos encontré éste. El de mi respuesta a la Andrea. Estaba fechado el Lunes 29 de Agosto del 2005. Y decía:

Andrea

PUBLICALO YA. Este tipo vomita prosa. Es rápido, veloz, cinematográfico. No sé si tendrá mucho ripio, porque la pasé tan bien leyéndola que no me fije en detalles menores. Tienes una bomba termonuclear en manos. Cyberpunk criollo, cyberpunk chilete…. Baradit mezcla a William Gibson, con Philip K.Dick, con mitología latinoamericana, Jodorowsky, animación japonesa, cómics gringo, europeo, tailandés, hongkonés que se yo y lo mete en una licuadora perfectamente aceitada. No sé si será un éxito de ventas pero va a marcar precedentes. Este tal Baradit, va a hacer historia. Y justicia a la literatura chilena de género. PUBLICALO.

P.D. El título no me gusta, hay que buscar algo más fuerte, un concepto quizás. Sugiéreselo al autor

El manuscrito entonces se llamaba ACCESS CODE: MARIANA.

Repito, el mérito es de Jorge, el nos pegó el puñetazo, pero supongo que de alguna forma junto a Bisama, sentimos que le dimos un empujón al proyecto. Con eso me muero tranquilo.

En El Número Kaifman agregué una página de agradecimientos, que finalmente no fue publicada, por razones que e está de más mencionar, pero en la cual apunté un breve homenaje al compañero Baradit. Decía:

Otra cita más. El viernes 3 de marzo del 2006, en la Revista de Libros de El Mercurio, ésto apunte respecto de la obra de Jorge:

Ygdrasil, Jorge Baradit (2005): No es perfecta (y no tiene por qué serlo), pero como el buen rock’n roll le sobra actitud. Baradit toma referentes latinos, chilenos y los funde con un cyberpunk vertiginoso que nada debe envidiar al primer William Gibson. En una escena literaria donde toda una generación buscó emular a José Donoso, terminó siendo Baradit quien por casualidad cogió al Imbunche de “El obsceno pájaro de la noche” y lo recontó en formato futurista. Un necesario chorro de agua fría a la autocomplaciente narrativa nacional.

Finalmente, si quieren leer la presentación a Ygdrasil, que el año pasado hice -junto a Dr. Zombie- en la Feria del Libro del 2005, hagan clíc aquí.

EL DIARIO DEL ALMIRANTE BYRD

“Debo escribir este diario a escondidas y en absoluto secreto. Se refiere a mi vuelo antártico del 19 de febrero del año 1947. Vendrá un tiempo en el que la racionalidad de los hombres deberá disolverse en la nada y entonces se deberá aceptar la inevitabilidad de la Verdad. Yo no tengo la libertad de divulgar la documentación que sigue, quizás nunca verá la luz, pero debo, de cualquier forma, hacer mi deber y relatarla aquí con la esperanza de que un día todos puedan leerla, en un mundo en el que el egoísmo y la avidez de ciertos hombres ya no podrán suprimir la Verdad”.
…”Extensiones de hielo y nieve bajo nosotros, vistas coloraciones amarillentas con dibujos lineales. Alterada la ruta para un mejor examen de estas configuraciones coloreadas, también vistas coloraciones violáceas y rosadas”.
…”Tanto la brújula magnética como la aguja giroscópica comienzan a girar y a oscilar, no nos es posible mantener nuestra ruta con los instrumentos. Señalamos la dirección con la brújula solar, todo parece aún en orden. Los controles parecen lentos en la respuesta y en el funcionamiento, pero no hay indicación de congelamiento”.
…”29 minutos de vuelo transcurridos desde el primer avistamiento de los montes, no se trata de una alucinación. Es una pequeña cadena de montañas que nunca habíamos visto antes”.
…”Además de las montañas hay algo que parece ser un valle con un pequeño río o riachuelo que discurre hacía la parte central. ¡No debería haber ningún valle verde aquí abajo!. ¡Hay algo decididamente extraño y anormal aquí! ¡Deberíamos sobrevolar sólo hielo y nieve!. A la izquierda hay grandes bosques en las laderas de los montes. Nuestros instrumentos de navegación todavía giran como enloquecidos”
…”Altero la altitud a 1400 pies y efectúo un giro completo a izquierda para examinar mejor el valle que está debajo. Es verde con musgo e hierba muy tupida. La luz aquí parece diferente. No soy capaz de ver el Sol. Damos otro giro a la izquierda y avistamos algo que parece ser algún tipo de gran animal. ¡Se parece a un elefante! ¡¡¡NO!!!. ¡Parece ser un mamut!. ¡Es increíble! ¡Sin embargo es así!. Descendemos a cota 1000 pies y uso un prismático para examinar mejor al animal. Está confirmado, se trata de un animal semejante al mamut”.