EL SOL SALIO ANOCHE… Y ME CANTO

Ayer me llegó el box set con la edición 30th aniversario de Encuentros Cercanos del Tercer Tipo (EC3) en DVD. Tres discos. Cada uno con una versión “distinta pero igual”  del filme (la original del 77, la extendida del 8o y el corte de director del 98); un afiche-mapa, un libro de fotos y un centenar de extras. Todo para suspirar como pendejo con juguete nuevo, sobre todo si se trata de MI GRAN película fetiche de todos los tiempos. Mi top one absoluto y en mi humilde opinión, el Spielberg más inspirado de la historia. Y lloré, como un cabro chico, anoche revisando la versión original, la del 77, que no había visto -en cines y en TV vi la del 80, luego en DVD compré el corte del 98- y les juro que vi soles danzarines bailando en mi terraza a la una de la mañana.

EC3 es perfecta, hermosa, simple, tremenda. Una gran historia acerca de lo peor de la clase media gringa, que busca y encuentra la redención en un hecho sobrenatural. Eso es puro pop, pero pop con contenido y con perdón, con harto más cine que todos los Padrinos juntos.

EC3 es religiosa, nos habla de recuperar la fe, de religión, de cine por cine, de música y de conversar. Que bello es aquello de, “comienza la clase de lenguaje intergaláctico”, cuado nave y tecladista intercambian sonidos y colores.

Su tema, la gran tesis del filme, no son los marcianos que vienen a raptarnos -menos los mesias hebreos que ve Soublette por todos lados-, sino lo “marciano” que puede llegar a ser un mecánico del peor suburbio del medioeste norteamericano, que un día encuentra la luz al final del túnel. Y esa luz es guiada por un… cineasta, Francois Truffaut.  Su personaje, Lacombe, no es un ufólogo, sino un contador de historias que le propone a Neary (Richard Dreyfus), un mundo mejor, un mundo con finales felices, un mundo metacinematográfico al fin y al cabo.  Y acaso el Neary de Spielberg no es la versión comida chatarra de Antoine Doinel… No es primera vez que imagino Los 400 golpes con extraterrestres, no hay para que esforzarse tanto, ésta es esa pelicula.

Spielberg dice que hoy, de poder rodarla de nuevo, no haría que Neary abandonara su familia ni menos que le diera ese ambiguo beso a Gillian, mientras la mothership desciende tras la Torre del Diablo. Menos mal que la filmó el 77, cuando no sólo era tan talentoso como hoy, sino que además tenía cojones gordos.

Un cuento para adultos , realizado con artesanía estatuaria, clásico de clásicos. De todos mis filmes fetiches de infancia, es el único que ha envejecido bien en mi percepción. Y el único que no me canso de repetir y repetir.  Star Wars, las Rocky, Blade Runner incluso, creo que ninguna (ojo esto es personal) ha madurado tan bien como EC3, quizás porque al contrario que las anteriores, en EC3 hay personajes de verdad, queribles y con problemas, no sólo efectos especiales de carton piedra.

En EC3, importan más los vecinos que los platos voladores. Y ahí esta la fórmula secreta de las grandes historias, las que perduran, las que nos hablan de personas. Esa es la diferencia entre un verdadero clásico y sólo una buena película (o libro, o comic, o canción). Es como El Eternauta (ver post anterior), quizás su cuento de invasores alienígenas y viajeros en el tiempo suena hoy a chiste viejo, pero la distancia, lo que la marca y la hace colosal es que en Osterheld -y en EC3– hay también casas, autos viejos, niños gritones, mujeres histéricas y buenos tipos, con mala suerte que sólo buscan a hacer lo correcto.

Visto así, no hay mucha diferencia entre EC3 y Que bello es vivir… En una hay discos voladores con marcianos saltarines, en la otra ángeles un poco borrachos.

Hoy veré la extendida del 80, mañana el corte del 98. El sábado tal vez me repita nuevamente la del 77, sé que voy a la segura.

Anuncios

About fortegaverso

Periodista, escritor, editor, guionista. Autor de un par de novelas, un par de guiones, varios cuentos y mucho magterial inédito. Blogger y twitter. Hace algún tiempo, no importa cuanto, decidí recorrer el mundo por los caminos del mar... pero me arrepentí, la web es más segura

13 responses to “EL SOL SALIO ANOCHE… Y ME CANTO”

  1. Pablo says :

    Yo la vi con mi padre y mi hermano cuando era muy chico, en un cine uy , pero muy de mala muerteGracias por el post”yo mire al cielo…y el sol me canto, el sol me canto…”

  2. Jean Broussaingaray says :

    Que gran pelicula, es sin duda “LA” pelicula que me marcó en mi infancia y la que me hizo enamorarme del cine, suena a frase hecha pero es asi. Ahora yo como potencial cineasta, sueño con algun dia hacer una pelicula con tanto corazón como EC3.SaludosJean Broussaingaray

  3. Anonymous says :

    emocionante. sabias palabras. Y es verdad eso que con el tiempo uno se da cuenta de cuales son las verdaderas grandes películas. Y el Spielberg de Tiburon y EC3 es más grande e inspirado que los dos Padrinos y Woody Allen incluso. Pienso en Tiburón y Annie Hall y la sonrisa complice me sale con Tiburón.

  4. Alejandro says :

    Grande, Pancho. Emocionante post. Probablemente el más inspirado que te he leído en el último tiempo. Así da gusto. Con gente que habla de películas de manera jugada (insisto en que deberías escribir algo con Illanes). Ya sabes, yo soy más ñoño y me quedo con ET, pero entiendo el fanatismo por EC3. ¿Te acuerdas de la edición Grijalbo del libro, donde aparecía la carretera hacia la noche? Cuando viajaba con mis viejos a la playa veía esa imagen todo el rato y me imaginaba que iba a aparecer el platillo detrás de la Cuesta Lo Prado. A todo esto: http://www.ipdb.org/machine.cgi?gid=536

  5. Rolo says :

    es impresionante como esta peli causa buenos recuerdos. me emociono hasta la foto del post y ayer en la tercera cuando leí lo de esta superedición decidi que la quería ya. ¿donde la compraste?

  6. F. Ortega says :

    en el Portal Lyon, un localq ue se llama Filmico

  7. last citizen says :

    jaj. sincronía. hace días llevo ec3 en mente. la ultima entrada de mi blog la escribí justamente por esa razón.un abrazo

  8. Carlos Nicolini says :

    “Encuentros…” encuentro que está OK, pero no me fanatizó, ni mucho menos.O sea… ¿Al final se supone que hay que agradecerle a esos secuestradores por las vidas que destruyeron? Claro, podrían decir que los abducidos pudieron ver quizás qué maravillas en galaxias lejanas o qué sé yo… ¿Pero qué hay de sus familias que no los vieron nunca más? ¿Y cómo sabemos que los humanos que los extraterrestres devuelven al final son los mismos que abducieron, y no clones enviados para infiltrarse en nuestra sociedad?Esos secuestradores alienígenas deberían haber sido arrestados.

  9. Villalobos says :

    Ortega, pusiste los puntitos sobre las íes. EC es mi primer recuerdo cinematográfico. De hecho, mi primer recuerdo es ese tornillo saliéndose entre el vapor mientras la madre pierde la cabeza porque los marcianos están entrando a la casa. La zorra.Spielberg será visto en treinta años como el gallo más importante de ese lote, un peldaño sobre Coppola, varios sobre Scorsese y MUY lejos de ese grasa de Woody Allen.Y sí, a la mierda con Soublette y sus chantas interpretaciones judeo-cristianas. He ahí un señor que sabe tanto de cine como yo del Colo-Colo.Grande Ortega.

  10. Baradit says :

    Imagínate que la vi en el cine cuando se estrenó, tenía como 8 años y recién había leído “El Triángulo de las Bermudas” de Charles Berlitz. Entonces cuando vi el escuadrón de spitfires, los barcos recuperados y la gente que volvía, no lo podía creer. Esas cosas te marcan.

  11. bicho maldito says :

    EC3. Buen nickname.Para mí, la obra cumbre de Spielberg. No abusa del efectismo, se siente real y no nos echa encima esa carga saturante de humor yankee. Siempre resentí de que “E.T.” la haya opacado. Pero bueno, nunca dí demasiado crédito a los éxitos de taquilla.Todavía me sobrecogen las escenas medio “silenciosas” en que se describe una situación y/o locación: la central de control de tráfico aéreo; Muncie, Indiana; el desierto de Gobi y, sobre todo, el momento en que la nave nodriza responde a las señales musicales… y de pronto se queda en silencio. ¡Qué bien resuelta esa edición!Yo me banco la del ’77. Espero que las otras no sean retoques vulgares como aplicaron con Star Wars. Nada más cierto que lo perfecto suele arruinar lo bueno.

  12. Demetrio says :

    Gran pelicula.Yo la vi muy pequeño y me paso algo extraño, durante años la recorde como si fuera un documental y en mi mente los etes eran reales, yo me preguntaba como es que todo el mundo se cuestionaba si existia vida en otros planetas y tal siendo que ya habian sido filmados los extraterrestres y sus naves, años despues cai en cuenta de que de hecho era solo una pelicula.Pero aun siguen siendo etes de verdad para mi.En fin, una pregunta, la edicion nueva es realmente tan superior como para comprarla si ya tienes la antigua?(ojo, escribiste mal mi nombre en el articulo del comic de Gonzalo Martinez en la Rolling )Saludos.D.

  13. F. Ortega says :

    Demetrio, sorry, disculpas gigantes. Bicho, los retoiques son minimos. De hecho la version del director es notable, porque es basicamente la del 77, más la escena del barco en el desierto, que fue añadidad el 80. Y Spielberg tiene gusto, no comno Lucas, creeme no daña en nada su masterpiece

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: