Archive | abril 2008

20 PRUEBAS DE QUE DIOS ES DE DERECHA


Y si, me van a excomulgar. Y si, después me quemaré en el infierno. Y sí, no hay que tomarse las cosas tan en serio.

  1. Creó el infierno.
  2. Ok, te regalo casa (Edén), pero si te comes mi manzana te mandai a cambiar…
  3. Y cuando finalmente pasó lo de la manzana… el hijo a trabajar, la hija a ser nana.
  4. Cuando un cabro inteligente, cuestionó su autoridad, lo mandó a desaparecer, junto con sus partidarios.
  5. Si me das menos de lo que quiero, te destierro (Caín)
  6. Cuando se sublebaron los cabritos, soltó un diluvio y sólo salvó al con pituto.
  7. El incesto y las relaciones prematrimoniales, solo se justifican al interior de las buenas familias (Lot, Noé) y sin que nadie sepa.
  8. Cuando un grupo de obreros quiso convertirse en arquitectos, metió sapos en las obras, confundió a los trabajadores, desarmó los sindicatos, paró la construcción y no le pagó a nadie (Babel)
  9. Ok, soy tu amigo, así que dame a tu hijo único… no, era broma (Abraham)
  10. Ojo, el hijo de la nana debe expulsarse de la casa (Ismael y Agar)
  11. Partidario del libre mercado. Mal que mal todos los héroes del Antiguo Testamento tenían plata y buen apellido (Abraham, Jose, Moises, Josue, Samuel, Daniel, David, Salomón)
  12. Los gays deben morir (Sodoma y Gomorra)
  13. Los árabes deben morir (Jericó y todo lo descrito en Jueces)
  14. Mujer que se subleba, se convierte en estatua de sal, gloria a Dios por ello (mujer de Lot)
  15. No le gustan las fiestas del pueblo (El Becerro de Oro)
  16. No al adulterio del pobre. Si al adulterio del rico (Sanson, Josué, David, Salomón)
  17. Si la negra es rica, culeatela (Salomón y la Reina de Saba)
  18. O me obedeces o te quemo con el fuego de mi arca.
  19. O me obedeces o mato a tu hijo
  20. O me obedeces o te traga un pez.

Si alguien encuentra más, bienvenidas sean
Pronto, las razones por las cuales Jesús es de Izquierda.

Anuncios

960 CANCIONES PARA HACER LA VIDA UN POCO MEJOR

SIMPLE TWIST OF FAITH, de y por Bob Dylan

HAGASE UN FAVOR… TENGA MIEDO

Es probable que hoy (y durante todo el fin de semana largo), la mayoría corra al cine a ver Iron Man, el primer Blockbuster del año (que además viene con el trailer largo de Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal). Y ok, las aventuras del alter ego acorazado de Carlos Cardoen, perdón Tony Stark, están más que bien (sobre el promedio en el género), pero como lo más probable es que el filme esté más de dos meses en cartelera, hágale un favor al séptimo arte y regálele taquilla a una película más chica, pero que es lejos… pero lejos… el MEJOR ESTRENO, no sólo de la semana, sino de los últimos dos meses: El Orfanato. Una elegante pieza de horror nostálgico, hecha en España, que inquieta, asusta, pero sobre todo emociona. Algo no muy frecuente en el género. Y claro, viene con la bendición de un grande, Guillermo “Hobbit” Del Toro y vaya que se nota porque putah que está enferma de bien hecha. En serio, hágase un favor y tenga miedo. Para Iron Man va a tener tiempo se sobra.

Y ya saben lo que dicen:
Algunos fantasmas no sólo son sobrenaturales.

Y un consejo:
Siempre, pero siempre hay que creerle a los niños

El trailer, en you tube, para disparar escalofríos.

961 CANCIONES PARA HACER LA VIDA UN POCO MEJOR

LET´S MISBEHAVE, de Cole Poter, por Elvis Costello

25 RAZONES "GEEK" POR LAS CUALES IRON MAN LA LLEVA

Hace unas horas vi en función de prensa Iron Man. Si todo sale bien, mañana me la repito con gente normal, en una avant premiere masiva. Ok, las funciones de prensa tienen la ventaja de que uno ve las películas antes, pero la desventaja de que los colegas como que no disfrutan las cintas muy masivas, no vibran, no saltan, no se las toman a la ligera, les da vergunza tal vez, mostrar su lado más perno. Y seamos realistas, ir a ver Iron Man con ánimo de tomársela en serio es… no se, como buscar la relación entre el último disco de Don Omar y el Album Blanco de los Beatles. Iron Man funciona como evento, como película geek, como Mecánica Popular con efectos especiales. No voy a hacer una crítica aquí, ni a hablar de cine, sino simplemente a enlistar las 25 razones más geek, tekkie, nerd y ñoñas que puedan ocurrírseme de por qué la película del acorazado vengador dorado de Marvel la lleva.

  1. El trailer largo de Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal al inicio.
  2. Robert Downey ES TONY STARK.
  3. Jerico, la madre de todas las bombas guiadas por láser. O misiles. O lo que sea. Es como esos enjambres de misiles de Robotech pero a más pico-la-zorra-multiplicado-por-mil.
  4. Yo quiero el sistema operativo de Stark.
  5. El cameo de Jarvis, el mayordomo. O mejor dicho, la “versión” de Jarvis.
  6. Los autos de Tony Stark.
  7. La secuencia “biográfica” de Stark.
  8. El cameo doble de “Iron Man” de Black Sabbath.
  9. El trailer largo de Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal al inicio. Si, de nuevo, pero es que oír en pantalla grande la fanfarria de Williams es para mearse.
  10. El cameo de S.H.I.E.L.D.
  11. El “adelanto” de WAR Machine.
  12. El trailer largo de Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal al inicio. Si, vuelvo a recalcarlo.
  13. La sensación de que uno de verdad está viendo el universo Marvel, que de pronto van a aparecer el Capitán América, Los Vengadores, Hulk, que se yo. Todo es muy Marvel, más que cualquiera de las adaptaciones del tío Stan Lee que se hayan filmado.
  14. El “adelanto” -muy sutil- del Madarín.
  15. La casa de Tony Stark.
  16. Los autos de Tony Stark.
  17. El taller de Tony Stark
  18. La vida de Tony Stark.
  19. El avión privado de Tony Stark, un embutido tekkie entre Boeing 737 y Concorde.
  20. Las apariciones de MH-60 Pavehawk, Hummer III y el cada vez más groso Lockheed F-22 Raptor.
  21. El “particular” cameo de Stan Lee.
  22. La industria de Tony Stark, que en rigor es Lockheed Corporation. Estos huevones pagaron mucho para filmar en sus instalaciones.
  23. Y hay que recalcarlo, Robert Downey Jr. ES TONY STARK
  24. La relación entre Tony Stark y Pepper, muy Bond Moneypenny. De hecho hay un detalle derechamente Bond, pongan ojo.
  25. La última línea de diálogo de la película. Vale y mejora todo lo reguleque que es el cuarto final. De hecho, como que de un tiempo a esta parte, me sobran los supervillanos en las películas cómic, como que con las traumas del origen me basta y me sobra.

962 CANCIONES PARA HACER LA VIDA UN POCO MEJOR

KNIGHTS OF CYDONIA, de y por Muse

BONUS: ADELANTO

Aquí no hallarás gente corriente.
No después de anochecer, y no en estas calles…
Pero eso, claro está, ya lo sabes. De eso se trata
Don Delillo.

LIMA–EL CALLAO, PERÚ.
24 OCTUBRE 1842

1
“TOMA EL CUCHILLO y arráncale los ojos”, pronució la dama torciendo una alargada sonrisa. Casi sobrenatural, bajo el resplandor mortecino de las antorchas de la cripta. “No es difícil”, prosiguió, “el huacho está muerto y la daga bien afilada. Pero debes hacerlo antes de que lo entierren…”
El mozo miró la figura tallada en la empuñadura del puñal y respiró hondo para no revelar el temor que el lugar, la situación y su anfitriona le producían. El viejo le había enseñado varios trucos para espantar al miedo: mover los dedos de los pies, empuñar la mano izquierda, concentrarse en alguna parte del cuerpo lo más alejada posible de la cabeza, pero ahora ninguno de ellos funcionaba. “Pon los ojos de un cerdo en lugar de los suyos”, continuó la señora de mirada celeste, “ya ordené a la patrona que sacrificara uno de mis animales y te entregara sus ojos en una bolsa de cuero de vaca, así se conservan frescos”. Hizo un alto y volvió a sonreír: “y no me mires de esa manera, hermoso, recuerda que sólo estamos cumpliendo con la voluntad de tu señor. Ojo por ojo, los de un bastardo por los de un puerco”.
Magallanes continuó revisando los detalles artísticos del cuchillo y mientras las palabras de la señora se repetían en su cabeza, fue recordando cada uno de los eventos sucedidos a lo largo del día. Mismos que lo habían obligado a viajar de Lima al Callao, bajo una lluvia que se hizo torrencial, para cumplir con la última voluntad de un anciano pelirrojo que hacía rato ya estaba al otro lado del camino.

2
EL HUACHO murió a las doce con un minuto, la frase se escuchó durante toda la tarde a lo largo y ancho de los pasillos de la vieja casona limeña, rebotando en cada toque como si se tratara del sello final a una maldición que llevaba demasiado tiempo pendiente. El epílogo estaba cerrado y el despreciado señor había dejado de respirar exactamente a mitad del día. Por muy largas que parezcan, las agonías siempre terminan.
El mozo permaneció casi toda la tarde escondido en un rincón de la cocina, escuchando los comentarios y anotando en su memoria los que le parecían más despectivos. Los mismos negros que hasta la noche anterior se referían al viejo con el respetuoso apelativo de patrón, ahora no dudaban en rebajarlo el insultó que lo había acompañando desde su nacimiento. El señor le contó esas historias, de cómo sus iguales crecieron riéndose de él, burlándose a sus espaldas con aquellas dos sílabas: huacho. Hace tres noches le anunció que cuando muriera, hasta sus más cercanos lo iban a llamar así. “La palabra que marcó mi vida, vendrá como fantasma a despedirme”, fueron sus palabras. Tenía razón, el viejo siempre la tenía. Y fue en esa conversación donde aprovechó de encomendarle la misión. Consistía de dos partes. La primera la cumplió poco antes de que el señor muriera. Para la segunda debía esperar un poco más, que cayera la tarde y que un carruaje pasara a buscarlo para trasladarlo al Callao.
Iba a llover, una de las criadas de doña Rosa lo comentó mientras desplumaba una gallina gorda. El cielo estaba cubierto y las nubes bajas. No para desatar una tormenta, pero lo suficiente como para mojar un poco las almas. Al muchacho no le importaba, con los años había aprendido a apreciar la lluvia, incluso le gustaba. El viejo solía hablarle de la forma en que llovía allá en el sur, en ese país llamado Chile. El resto de los que respiraban en la casa evitaba hablar de esas tierras, decían que no era un buen lugar para vivir. Agregaban incluso que el mismo diablo habitaba en las montañas de allá abajo. Abajo, el patrón también usaba esa palabra para referirse a los valles infinitos que corrían al sur del Perú. Le dolía hablar de Chile, por eso le funcionaba tan bien aquello de abajo, además en los mapas, esas tierras siempre aparecían por allá, precisamente donde acababa el mundo.
“Te van a recoger en la la plaza del mercado”, el patrón le anunció además que debía esperar en la esquina sur y que la cita sería a la hora precisa en que bajaba el sol. Le hizo repetir hasta el cansancio lo que debía decir al cochero, “para que te entre en esa cabeza dura tuya”. Insistió en que llevara el paquete lo más visible que pudiera, “pero cuidate de los rateros”. La plaza estaba llena de bandidos, algunos de los cuales recién se empinaban sobre la niñez. Esos eran los peores, porque sus manos eran tan rápidas como sus piernas flacas de perro galgo. Según los verbos del amo, el carruaje que lo iba a recoger era una calesa negra, de un sólo eje, arrastrado por un caballo flaco de igual color. Le advirtió que el conductor hablaba en un acento extraño y que usaba el pelo, largo y cano, agarrado en una cola de pirata inglés. Aunque le pareciera intimidante, no debía asustarse.
Las instrucciones eran matemáticas, tan simples como sumar uno más uno.
Era pesado e incómodo, un paquete alargado, de casi dos metros de punta a punta, por una veintena de centímetros de ancho. Encima llevaba atado un mensaje sellado y marcado con el timbre de la casa, sobre el cual el señor había intentado dibujar una bandera chilena. La debilidad, producto del mal que lo aquejaba, determinó apenas un garabato de colores desordenados.
El mozo aguardó a que el sol comenzara a bajar, buscó una manta que ponerse sobre los hombros y le dijo a la patrona que tenía que salir. Que antes de morir, el huacho le había pedido que llevara un paquete a unos amigos del puerto, que lo íban a recoger cerca del mercado. La mitad de la historia era cierta, además la negra no hizo muchas preguntas. Jamás las hacía. A lo más movió su culo gigantesco, le pidió que le trajera harina de pescado y antes de despedirse le arrojó un un par de bendiciones. Con un muerto en la casa ya era suficiente, no era bueno tentar a la suerte. Decir la verdad era mejor que inventar una historia llena de puntos blancos. El viejo le había enseñado el arte de mentir, pero por más que se esforzó jamás consiguió pulirlo. El señor le decía que era demasiado inocente y demasiado niño para mentir. Él mozo no estaba muy de acuerdo con ello, de inocencia cada día le quedaba menos, de niño para que decir.

10 RAZONES "LIVE" POR LAS CUALES LAMENTAR EL RETIRO DE PHIL COLLINS

… porque estoy seguro que más de algun “opinólogo del lugar común” (lease redactores de Rockdeluxe) van a citar en algún lado las 10 razones por las cuales festejar el anunciado adiós a las canchas del ex de Genesis. Y se entiende, el tipo terminó más mamón que la mamoneria, su carrera como solista es de sensibilidad de ingeniero comercial (con perdón) y nos regaló algunos de los peores momentos de Genesis (“We can´t dance”, “Missundertanding”, “Invisible Touch”), pero hay que ser justos y detrás de las baquetas el tío era un grande, de los más grandes de la historia del rock. Y por eso, a un día de su anunciado retiro, acá 10 razones “en vivo” por las cuales lamentar el retiró de Phil Collins.
  1. “Supper´s Ready”, gira de 1976, a dúo en palos con Bill Bruford (el You Tube)
  2. “Stairway to Heaven”, con Led Zeppelin, reemplazando a John Bonham, en el Live Aid
  3. “Firth of Fifth”, gira de 1973
  4. “Second Home by the Sea”, en la gira del año pasado, a duo con Chester Thomson.
  5. “Dance on a Volcano/Los Endos”, a dúo con Chester Thompson, gira de 1978.
  6. “In The Cage/Cinema Show/Sliperman/Afteglow”, versión de Three Sides Live, también a dúo de baquetas con Thomson.
  7. “Duke´s Travels”, a dúo con Thompson, gira de 1980.
  8. “Dancing with the Moonlight Knight”, gira 1973
  9. “I Know What I Like (1)/Stagnation/Vision of Angels/I Know What i Like (2)”, gira del año pasado.
  10. “The Knife”, gira de 1973.