SUPERMAN: Y QUE SUCEDERA CON EL HOMBRE DEL MAÑANA… (4ª PARTE)


IR A LA 3ª PARTE
IR A LA 2ª PARTE
IR A LA 1ª PARTE

THE MAN OF TOMORROW
(Una propuesta filmica para Superman)
IV Parte

Y sale del apartamento

Corte. Día siguiente. Redacción de El Planeta. Se abre la puerta del editor y Perry furioso llama a Olsen.

-PERRY: ¡¡¡Olsen!!!

Olsen se levanta y va donde el jefe. En la oficina, Perry esta con un tipo que es el JEFE DE NOCHE.

-PERRY: Que mierda es esto. “Un ángel en Metropolis”. Y este dibujo. Mierda, Olsen, somos el periódico más serio de la unión, nuestra reputación es más intachable que la del Post de Washington y el Times de Nueva York. Tenemos más historia que la Gazeta de Gotham. Y todo lo construido en años al tacho de la basura con esta nota de portada.
-JEFE DE NOCHE: Olsen me dijo que lo habías autorizado.
-PERRY: ¿Olsen?

Perry White despide a Olsen, quien baja su cabeza, recoge sus cosas, las mete en una mochila y desaparece en el ascensor. En los estacionamiento toma su moto y se prepara a salir, pero un Lamborghini Reventon se interpone en su camino. Es Lex. Baja la ventana del conductor.

-LEX: ¿Jimmy Olsen, supongo?
-JIMMY: Lex Luthor, estoy seguro.
-LEX: Tengo una oferta que hacerte
-JIMMY: Y por qué debería interesarme.
-LEX: Porque tiene que ver con tus “milagros” y con tu reputación. Lois me ha hablado muy bien de ti y créeme, después de esto, Perry White en persona te llamará de regreso.
-JIMMY: Lo dice porque es dueño de todo esto.
-LEX: No, lo digo porque yo también creo en milagros. Mira, si te interesa, sígueme. Sino la ciudad es grande.

Lex sube la ventana de su auto y sale del estacionamiento. Jimmy espera un rato, baja la visera de su casco y acelera. Tras Luthor. Cuando salen del edificio, Lois que va entrando, reconoce el auto de Luthor y tras, la moto de Olsen, se queda mirando. A pesar de todo, aun tiene su instinto de reportera tan o más agudo que en su “edad de oro”.
Corte. Lois está en la oficina del editor y discute con Perry sobre su decisión de despedir a Olsen.

-PERRY: Viste lo que publicó en primera página sin mi autorización.

Le arroja el diario a la reportera, ella lo lee, levanta las cejas.

-LOIS: La culpa no es de Olsen, sino del editor en turno nocturno, el debió llamarte, no tomar esta decisión. Además si me preguntas, la nota no es tan terrible. Lo complejo es la mala pluma de Olsen, es mejor fotógrafo que redactor. Pero de que hay noticia la hay, será rara pero es un golpe.
-PERRY: Somos el hazmerreír.
-LOIS: No estaría tan segura. Que tal si Olsen está en lo correcto y en verdad algo extraño está pasando en Metropolis. Tal vez El Planeta se está preocupando demasiado de lo grande y olvidando que las noticias están en los detalles.
-PERRY: No me ilusiones, de pronto se me apareció la Lois pre Luthor.
-LOIS: Nunca se ha ido, Perry. Creeme de un momento a otro tuve un presentimiento.
-PERRY: ¿Por Olsen?
-LOIS: Tal vez.
-PERRY: No voy a arrepentirme de mi decisión.
-LOIS: Perry, te conozco. En nuestra larga relación me has despedido tres, no, cinco veces, las dos últimas incluso me pagaste el finiquito. Eres un gran tipo y los grandes tipos se arrepienten cuando se equivocan.

Lois sale del despacho y va hasta su escritorio, se queda quieta, mirando hacia la gran sala. Entonces se enfoca en un escritorio vacío. Se levanta y va. El escritorio dice James Olsen. Ella se sienta y comienza a revisar los papeles, encuentra algunas notas, un archivo. Prende el computador, le piden una clave. Prueba varias, de pronto tiene un presentimiento y escribe su nombre: “lois lane”. Sonríe, piensa que a veces es muy conveniente que estén enamorada de una. Se pone unos anteojos y comienza a revisar los archivos e investigaciones del muchacho.
Corte. El auto de Lex se estaciona junto a unos hangares privado en un helipuerto en la costanera de Metropolis. Hay varios helicópteros. Jimmy detiene su moto al lado del Lamborghini y sigue al millonario. Caminan hacia el hangar más grande, donde puede verse el logo de la doble L.

-LEX: Lo que voy a mostrarte tiene que permanecer en absoluto secreto, al menos durante un tiempo.
-JIMMY: Es el trato.

Lex abre la puerta del hangar. Dentro hay un lujoso helicóptero privado, tal vez un modelo sofisticado, como el BELL/AGUSTA TILT ROTOR, que es el más caro y avanzado de la actualidad. La nave tiene sus rotores absolutamente destruidos.

-JIMMY: Qué pasó.
-LEX: Hace una semana tuve que hacer un vuelo nocturno a unas instalaciones militares cercanas. Había tormenta esa noche. Mi piloto me dejó con los militares y yo le ordené que regresara a Metropolis. Era una prueba de armas así que yo debía estar con el ejercito toda la noche, en secreto, entiendes.
-JIMMY: Claro.
-LEX: la cosa es que de regreso a la ciudad, un rayo impactó en los rotores de la nave y los voló en pedazos. Los helicópteros no son como los aviones, no pueden planear.
-JIMMY: Y como llegó acá.
-LEX: Algo o alguien lo recogió en vuelo y lo depositó en esta pista, junto al resto de los helicópteros.
-JIMMY: Qué clase de alguien.
-LEX: Es lo que estoy tratando de averiguar, pero al parecer eres el único aparte de mi que cree que hay algo muy raro sucediendo en la ciudad.

Jimmy se queda petrificado. Lex le dice que quiere presentarle a alguien y hace pasar a su piloto, JOHN CORBEN (en la mitología de Superman, el futuro METALLO). Corben le cuenta su versión de los hechos.

-CORBEN: La nave se estaba desplomando, directo sobre las torres del Puente Waid Memorial cuando de pronto me vi envuelto por una especie de torbellino, un vórtice o un tornado rojo y azul. Algo que tomó la nave, la hizo remontar y luego la sujetó por la panza.
-JIMMY: ¿Viste que era?
-CORBEN: En un principio no, sólo esa especie de ventarrón multicolor. Luego cuando esa cosa me levantó era imposible mirar, estaba por debajo del helicóptero, además era medianoche, estaba oscuro. Finalmente me depositó en el helipuerto. Me bajé lo más rápido que pude de la nave, pero ya era demasiado tarde, lo que haya ido había desaparecido. Sin embargo, algo pude ver…
-JIMMY: ¿Cuándo?
-CORBEN: Antes de aterrizar. Bajamos a través de la 1ª, deslizándonos a través del desfiladero de edificios del centro New Troy. Es puro vidrio y el vidrio refleja y deforma. En un momento mire hacia el lado y ví a mi helicóptero y bajo la nave a una figura vestida de azul con algo rojo a sus espaldas.
-JIMMY: Que clase de figura.
-CORBEN: En un principio no me atreví a decir nada, pero tras ver el dibujo que apareció en El Planeta esta mañana estoy seguro que se trataba de un hombre. O de algo similar a un hombre.
-LEX: Un hombre volador capaz de levantar a un helicóptero y al parecer también a un buque. Para mi eso sólo tiene un nombre…
-JIMMY: ¿Un ángel?
-LEX: Olsen, tengo contactos, no creo en milagros, mi empresa prácticamente mantiene a las fuerzas armadas de los Estados Unidos, por lo mismo he tenido acceso a secretos bastante “especiales”.
-JIMMY: ¿Un superhombre?
-LEX: Yo me atrevería a mirar más alto.
-JIMMY: A ver, espere si entiendo, Lex Luthor, el propio Lex Luthor me está diciendo que tal vez haya un extraterrestre súper poderoso suelto en Metropolis.
-LEX: Yo no he dicho nada, lo dijiste tu. Pero míralo de este modo, vivimos en un mundo extraordinario, cada vez más extraño. Gotham tiene a un murciélago gigante suelto en sus calles, Metropolis no puede ser menor.
-JIMMY: ¿Y que quiere que haga?
-LEX: James Olsen, pongo a tu disposición la tecnología y los medios de LexCorp que necesites para averiguar que demonios está pasando en mi ciudad.
-JIMMY: ¿Su ciudad?
-LEX: Es un modo de decir. ¿qué dices?

Jimmy se aleja, toma su casco y sale del hangar. Antes de abandonarlo le dice:

-JIMMY: Estaremos en contacto.
-LEX: No esperaba menos de un amigo de Lois.

Lex y Corben se quedan solos, mirando hacia donde se marchó Olsen.

-CORBEN: Crees que se lo creyó.
-LEX: Eres un actor excelente John. Ahora lo importante es que Olsen haga el trabajo del tonto, que nos sirva de escudo.
-CORBEN: En verdad te interesa descubrir lo que está ocurriendo.
-LEX: John, llevas años conmigo, cuento con tu lealtad tanto como tu cuentas con la mía. LexCorp está lejos de ser una casa rosada, si hemos llegado donde estamos es porque hemos hecho ciertos tratos. Velo de esta forma, nuestro socio mayoritario sabe que lo que está ocurriendo en Metropolis tarde o temprano nos destruirá. A menos que nosotros no lo detengamos antes.
-CORBEN: Detener que…
-LEX: Y lo escuchaste, hay un extraño en Metropolis.
-CORBEN: Por donde empezamos.
-LEX: El extraño ha manifestado una debilidad por solucionar problemas, tal vez debamos darle uno. Si no puedes ir a la montaña, haz que la montaña venga a ti.
-CORBEN: De qué hablas
-LEX: John, cuanto nos costaría volar uno de los puentes de Gotham a la hora de mas tráfico.
-CORBEN: Hablas en serio.
-LEX: Hemos hecho cosas peores.
-CORBEN: No lo sé…
-LEX: Piénsalo, pero antes necesito otro favor de tu departamento. Aprovecha tus contactos con la Fuerza Aérea y enlístame todos los meteoritos que hayan caído en el medioeste de la unión en los últimos 35 años.
-CORBEN: ¿Quieres que hable con NICMA?
-LEX: Sólo si es necesario.
-CORBEN: Weller te va a molestar.
-LEX: Ella es problema mío.

Anuncios

About fortegaverso

Periodista, escritor, editor, guionista. Autor de un par de novelas, un par de guiones, varios cuentos y mucho magterial inédito. Blogger y twitter. Hace algún tiempo, no importa cuanto, decidí recorrer el mundo por los caminos del mar... pero me arrepentí, la web es más segura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: