Archive | noviembre 2008

RECUERDOS DEL FUTURO (3)

YGRIEGA LLEGÓ a las ocho con siete minutos. Llevaba el vestido azul metálico que compramos en Saks para su cumpleaños pasado y el cabello rubio le caía con elegancia sobre los hombros. Se veía tan o más bella que cualquier muchacha neoyorquina de treinta años, fuera esta real o artificial. Detalle que ya ni siquiera era anecdótico. Saludó al maitre y esperó a que este le indicara donde yo estaba. Me fije que varios hombres la siguieron con la mirada. Me gusta que se vea y se sienta hermosa, me produce algo extraño, algo que sólo puedo definir como orgullo de padre. O de hermano mayor. O de algún raro tipo de pareja, ¿por qué no? Y es que hemos pasado tantos años juntos que lo anterior no tiene nada de anormal, sino del más puro y honesto de los cariños. Yo le salvé la vida, ella salvó la mía, nuestra unión es el mejor de los tratos.
–Disculpa, pero me fue imposible llegar antes –me dijo junto a la más perfecta de sus sonrisas. De no ser por el azul, casi transparente, de sus ojos sería una perfecta humana.
–Lo sé, no te excuses, son cosas que pasan en esta ciudad.
Más que humana, eso es ella.
–¿Viste quien está detrás de tuyo? –cambió repentinamente de tema, mientras tomaba su lugar.
–Alguna famosa
–No, uno de tus héroes.
–¿Puedo voltear?
–Cuando yo te diga
Esperamos un rato, mirándonos a los ojos, entonces ella me hizo el gesto. Fingiendo que algo se me había caído, miré más allá del respaldo de mi silla. En la mesa del fondo reconocí a Abner Ravenwood, el arqueólogo, efectivamente uno de mis héroes. Igriega me conocía mejor que nadie.
–Pensé que no estaba en el país, lo último que supe de él es que se había perdido en algún lugar de Egipto buscando el Arca de la Alianza.
–Quizás ya la encontró –Igriega continuaba siendo tan racional como cuando la conocí y su piel era brillante como plata recién pulida.
–Es cierto, quizás ya la encontró –repetí–. El tipo rubio y alto que está a la izquierda de Ravenwood, estoy seguro que lo he visto en alguna parte.
-Tu y la mitad de Manhattan en cualquier revista deportiva. Es Gordon, el atleta olímpico de Yale, el orgullo de la nueva raza americana como lo llama el Post.
Sonreí, ella continuó mirando a Ravenwood y a Gordon. En verdad este era un mundo maravilloso.
Vinieron a atendernos. Pedí un filete con ensaladas verdes y una copa de vino tinto chileno, además de un vaso de agua. Igriega sólo pidió lo último, le dijo al mozo que no se sentía bien. Da lo mismo si le creyó o no, desde que los números se convirtieron en réplicas, el mundo entero se ha acostumbrado a excusas baratas de hombres y mujeres más apuestos que el común de los humanos y que sólo beben agua pura, aún cuando acudan al más costoso de los restaurantes. Además hoy era mi noche, yo debía de comer bien.
Igriega siguió mirando a las celebridades. Cuando le pregunté el motivo de su fijación me respondió en voz baja que había escuchado el rumor de que Gordon era en realidad una réplica, pero que desde su lugar le era imposible ver el color de sus ojos. Después volteó hacia mi lado y me contó como había estado su día, luego me preguntó si había escrito. “Durante toda la mañana”, le conté, era cierto.
Trajeron el pedido. Yo levanté mi copa de vino, ella la suya con agua.
–Feliz cumpleaños, inspector –brindó ella, con la misma solemnidad con la cual se ha dirigido a mi desde el día en que nos conocimos, en la estación terminal de aerocarriles de Concepción. Claro, por supuesto, ¿qué sucedió desde entonces? Lo que tenía que pasar, me aproveché de la edad y la locura de Prat para disparar contra el brazo artificial de Grau. En cosa de segundos el salón de oficiales del Huascar se copó del más tóxico de los vapores metahullanos. La prótesis del peruano era vieja y por lo mismo, gracias al óxido del tiempo, más venenosa que lo que se desprendía del herido corazón de Igriega. Condell, Prat y el manco eran ancianos, se desesperaron y yo aproveché la confusión para agarrar el maltrecho cuerpo de mi compañera y salir de allí. Antes de hacerlo, cerré la puerta por fuera para que la ponzoña verde acabara su tarea. Luego me dirigí a cubierta, recosté a Igriega junto a los cañones y le ordené que sucediera lo que sucediera se limitara a dar fe a mis palabras. Que lo que yo dijera debía de ser tomado por cierto. Entonces agarré el revólver y me disparé en el hombro, sabía que tenía un poco de tiempo antes de desfallecer y lo aproveché para disparar un par de bengalas. Recuperé la conciencia dos días después en un hospital de Iquique. Tras ese lapso, Igriega había sido reparada y aunque le hicieron preguntas, en esos años la declaración de un organismo artificial no era tomada como aceptable. La trajeron, con un brazo de repuesto dorado y una cubierta del mismo color sobre el pecho izquierdo, hasta mi habitación, en el sanatorio, y nos hicieron declarar. Buena chica, confirmó cada una de mis palabras. Tal como pensé había sido una buena idea culpar a disidentes peruanos del asesinato, más aún meter a Grau como cerebro del entuerto. El sujeto era un rechazado tanto en su país como en el nuestro, era plausible que quisiera una revancha, cobrarse por años de humillaciones. Y así fue como el ex capitán del Huascar acabó liderando una inexistente célula terrorista peruana boliviana, responsable de las muertes de dos héroes como Prat y Condell y de una serie de actos violentistas contra el progreso chileno. Mi metálica compañera y yo nos convertimos en héroes de la prensa y sensaciones momentáneas para los programas de teleradio. Incluso Balmaceda nos dio un par de medallas, más la tranquilidad de cambiar la calle por un escritorio. Resultó mejor de lo que yo mismo imaginé durante la milésima de segundo en que tomé la decisión de contra quien disparar. Casi lo hice contra Prat, pero eso me hubiera obligado a asesinar del mismo modo a sus compañeros, lo que habría despertado sospechas demasiado evidentes. Lo del envenenamiento con metahulla dejaba tantas interrogantes como cabos sueltos, pero era mas convenientes para todos los intereses. Los de quienes pagaban mi sueldo y los míos. Con el fin de Prat acabaron también las explosiones de metahulla y el mundo tampoco se acabó, todo lo contrario, continuó avanzando, esta vez hacia las estrellas. De hecho, creo que lo único que no finalizó fueron mis sueños, aunque ahora, gracias a Igriega, vivo de ellos. Sucedió casi al llegar el nuevo siglo. Ya había dejado el servicio activo, estaba cada vez más sólo y un día me reencontré con Igriega a la salida del despacho de Rebolledo, entonces concejal por Concepción. Había pasado una temporada en Alemania donde un tal Hans Zarkov le habían dado una cubierta de piel artificial y activado su evolución de número a réplica. Luego de una larga conversación me sugirió que escribiera mis sueños, que les diera forma de novelas o relatos. Que me desahogara de ellos a través de la imaginación escrita. En 1901 publiqué 1879, una ucronía de los hechos ocurridos ese año tal cual los había soñado, sin metahulla y con el sacrificio de Arturo Prat y la tripulación de la Esmeralda. La crítica me destrozó pero las ventas estuvieron de mi lado. Y de ahí las traducciones y la invitación a mudarme a Nueva York como escritor residente de la Gotham University….

853 CANCIONES PARA HACER LA VIDA UN POCO MEJOR

BERLIN, de Lou Reed, por Lou Reed y John Cale

TOP 10 MEJORES "COMIC BOOK MOVIES" SEGUN NEWSARAMA

EnlaceCopy paste de Newsarama.

10. A History of Violence (2005): Studio: New Line. Director: David Cronenberg. Stars: Viggo Mortensen, Maria Bello, Ed Harris.
What Makes It Great: “History” gets the slight nod over a couple of other films in their own little comic book movie sub-genre – the comic book movies very few people know are comic book movies, which includes “Road to Perdition” and “Ghost World”. More loosely based on the 1997 graphic novel from DC’s defunct Paradox Press imprint than adapted from it, “History” is that – one man’s history of violence refusing to let him go, no matter what he does to push it away or hide from it. Mortensen offers up an amazing performance as a man trying to keep a monster inside him, but in a much more realistic manner than any Hulk story ever did. This overlooked gem that forged the bond between Mortensen and Cronenberg (see “Eastern Promises”) is worth seeking out if not for its graphic novel roots, then for the fact that it’s a damn fine film.
Stand-Out Scene: The final fight at William Hurt’s house is classic, not only in that Mortensten finally surrenders to himself, but also due to the fact that Hurt’s expression of incredulity makes the violence around him a little easier to take. And of course, the ending will have you screaming for more. With most viewers, we mean that literally.

9. Batman (1989) Studio: Warner Bros. Director: Tim Burton. Stars: Michael Keaton, Jack Nicholson, Kim Basinger.
What Makes It Great:Almost lost in the wash between the triumph of Christopher Nolan’s latest two Batman epics (more on those later) and the stink of the two near franchise-killing Joel Schumacher entries is the fact that Tim Burton’s first effort in ’89 is a darn good movie and was the box office phenomena of its time. Though now dated slightly by the back-lot exterior sets, the by-now way too familiar Danny Elfman score, and the heavy-handed inclusion of Prince songs (what the hell was that about?), Michael Keaton’s Batman was a surprising but highly credible one, and Jack Nicholson’s the Joker was a sensation. And the film had a high bar to clear in its day. True-blue comic book fans were still newly basking in the glow of the original publication of perhaps the two definitive contemporary Batman stories, Frank Miller’s “The Dark Knight Returns” (1986) and Alan Moore’s “The Killing Joke” (1988).
Stand-Out Scene: Nicholson’s presumably improvisational moment of making peculiar random noises to no one in particular before cracking up in the character’s famous maniacal cackle.

8. Men in Black (1997) Studio: Columbia. Director: Barry Sonnenfeld. Stars: Will Smith, Tommy Lee Jones.
What Makes It Great: With all due respect to the original “Teenage Mutant Ninja Turtles”, here is the film that announced not only to audiences, but to Hollywood itself that comic books were fertile creative ground that had much more to offer than just iconic Marvel and DC superheroes. Loosely adapted from a relatively obscure comic book, “Men in Black” delivered a killer summer movie high concept (is it time to revive the franchise?), along with Will Smith’s follow-up to the 1996 ensemble blockbuster “Independence Day”, establishing him as a bankable (and soon-to-be the bankable) headline superstar.
Stand-Out Scene: Though formulaic, the recruitment scene where Smith’s New York street cop outsmarts and outshines decorated military men was the perfect showcase for Smith’s breakout screen charisma.

7. X2: X-Men United (2003) Twentieth Century-Fox. Director: Bryan Singer. Stars: Hugh Jackman, Patrick Stewart, Ian McKellen, Halle Berry.
What Makes It Great: If there is a rule that sequels of films adapted from other media play better than the original, “X2” may be the movie that defines the rule. With all the origin stories, introductions of beloved characters, and establishment of the “mutant” premise out of the way, the film hit the ground running from its very first reel, relying on great moments from the comic books for inspiration, but without paying obvious, heavy-handed homage to them.
Stand-Out Scene: Wolverine popping his claws and cutting loose on Stryker’s solders during their attack on the Xavier Institute. On top of a rousing, well-choreographed action scene, it was the big screen moment hardcore X-Men fans waited decades to see.
Honorable mention goes to Magneto’s inventive escape from his plastic prison cell, as well as the opening sequence involving Nightcrawler infiltrating the White House.

6.) 300 (2006) Studio: Warner Bros. Director: Zack Snyder. Stars: Gerard Butler, Lena Headey.
What Makes It Great: “300” makes the list mainly in observance of the “groundbreaking” rule. Aside from a solid script based on a terrific graphic novel by Frank Miller, a star-making performance by Gerard Butler, “300” will be remembered for its innovative use of green screen technology to a create an arrestingly new wholly virtual landscape that will likely prove highly influential in the genre over the next several years. Sure, you might argue that the 2005 green screen panel-for-panel recreation of that other Frank Miller graphic novel “Sin City” came before “300”, as did films like 2004’s “Sky Captain and the World of Tomorrow”, but the Zack Snyder-directed epic was the first nearly all-CGI box office hit, scoring over $450 million at theaters worldwide.
Stand-Out Scene: What, you were expecting us to say anything other than the defeat of the 300? Even though you know how the battle will end, the spectacle and the emotion of Leonidas’ final assault hits deeply on a visceral level, making it a satisfying conclusion to the story, as well as an amazing four minutes of film. It also sets up a very satisfying epilogue, and hopefully, the seeds for the sequel.

5.) Superman: The Movie (1978) Studio: Warner Bros. Director: Richard Donner. Stars: Christopher Reeve, Margot Kidder, Gene Hackman.
What Makes It Great: The “groundbreaking” rule applies here again. “Superman” was arguably the first true modern comic book movie adaptation, and holds a special place in the hearts of an entire generation of moviegoers, not to mention the writers, artists, directors, and executives shaping Superman’s adventures in various media today. While the special effects are of course now clunky by contemporary standards, the John Williams score remains an all-time classic, and the story and performances are solid and endearing.
Stand-Out Scene: The helicopter rescue of Lois Lane atop the Daily Planet building. In a rare moment of movie harmony, the Metropolis bystanders’ reaction to seeing Superman in action for the first time matched perfectly with the response from modern moviegoers – pure awe and joy.

4.) Spider-Man 2 (2004) Studio: Sony. Director: Sam Raimi. Stars: Tobey Maguire, Kirsten Dunst, Alfred Molina.
What Makes It Great: Like its Marvel Comics cousin, “X2”, the first “Spider-Man” sequel is just that much more satisfying than the very good original, and for largely the same reasons. Free of all the necessary exposition of the “origin story”, “Spider-Man 2” just focused on telling a rousing action-adventure story. And Alfred Molina as Doctor Octopus made a surprising, and much more effective screen villain than the original’s Willem Dafoe as the Green Goblin, whose impact was impaired by being behind an expression-static metal mask during his confrontations with Spidey. Doc Ock had a more empathetic human quality, often the secret ingredient behind top-notch screen villains, and in turn the secret ingredient for great action films. It also helped that the not-so-good Doctor didn’t have to share screen time with one or two other villains, which seems to often be the case in superhero sequels.
Stand-Out Scene: Forgiving the fact there aren’t really any elevated subway trains in the middle of Manhattan, the CGI-driven chase/action sequence on Manhattan’s elevated subway trains in one of the genre’s most crafty and kinetic.

3.) The Dark Knight (2008) Studio: Warner Bros. Director: Christopher Nolan. Stars: Christian Bale, Heath Ledger, Aaron Eckhart.
What Makes It Great: Perhaps one of the best reviewed comic book movies of all time, and certainly the most financially successful, a strong argument could be made to place “Dark Knight” in the top spot. But the reasons for its third place standing have more to do with the strengths of the Top 2 entries than any weakness on its own part. It goes almost without saying Heath Ledger’s final, transformative performance as the Joker is “The Dark Knight’s” calling card. Nicholson’s Joker was still very much Nicholson. Ledger disappeared into the role and completely made the 70 year-old character entirely his own. The super-solid story, direction, and performances of the original mostly simply carry over here, although special mention also goes to Gary Oldman as Jim Gordon. While a small handful of actors in Nolan’s two efforts received higher billing than the veteran character actor, he’s the glue that holds them together.
Stand-Out Scene: With all due respect to Bale, Cain, Eckhart, et al, pretty much any scene Ledger is in, including the inventive bank robbery opening sequence.

2.) Iron Man (2008) Marvel/Paramount. Director Jon Favreau. Stars: Robert Downey Jr., Jeff Bridges, Gwyneth Paltrow.
What Makes It Great: It would be easy to just say “Robert Downey Jr.” and leave it at that. But that wouldn’t be fair to the film’s secret weapon, director Jon Favreau. Having already demonstrated considerable box office savvy with the holiday hit “Elf”, which appealed to adults and children equally, here Favreau takes at best a B-list comic book character and crafts a story and characters with mass appeal. “Iron Man” plays equally well to the hardcore male comic book reader, as it does with woman, kids, and just about anyone that might not have ever read a comic book before. And he did it all the while staying very faithful to the comic books. Favreau didn’t rethink the core concept in order for it to make more “sense” to non-comics fans. He knew audiences would buy into the fantastical conceit of the armor and sci-fi elements so long as its human counterpart made them want to suspend their disbelief, and in that respect Favreau came up aces with Downey Jr., which was at first an unexpected and somewhat risky choice.
Stand-Out Scene: Its very first. Downey Jr.’s hyper-witted riffing with the army soldiers in the armored jeep right before it’s attacked not only set the entire movie’s pitch-perfect tone, but immediately placed the audience in the palm of its star, where he held them steady through the closing credits.

1.) Batman Begins (2005) Studio: Warner Bros. Director: Christopher Nolan. Stars: Christian Bale, Liam Neeson, Katie Holmes.
What Makes It the Best Comic Book Based Movie of All Time: Okay, so why “Batman Begins” over “The Dark Knight”, when the latter has all the Academy buzz and box office clout? By re-invoking the “groundbreaking” rule one last time (a decision we can maybe revisit if “Dark Knight” takes home some of those Oscars). And what ground did “Batman Begins” break? It was the first comic book superhero movie that didn’t play like a comic book superhero movie. Executed almost entirely without even a trace of camp, “Begins” runs over an hour before a costumed Batman makes a first appearance, yet even the most hardcore comic book fan couldn’t complain. Almost more “Bourne” than Batman, “Begins” opened the comic book-superhero genre to not necessarily a bigger audience, but definitely a broader one.
Need proof? Consider “Batman Begins” made $205 million in its theatrical life, compared with “Dark Knight’s” $530 million. While some of the sequel’s strikingly superior box office performance can be attributed to the aforementioned Ledger-factor, much of the credit should also go to the then Bat-weary audience “Begins” actually drew to the franchise over the three years in-between on DVD, Pay-Per-View, and cable – a home video audience so enthralled they were motivated to go see the sequel at the theater. Ledger or not, “The Dark Knight” was always poised to be a monster hit because of “Batman Begins” post-box office trailblazing.
Stand-Out Scene: Christian Bale claiming the Batman role as wholly his own with his growling, high-wire interrogation of Flass, or the artfully directed Batmobile car chase, one of best put on film since the car chase heyday of the 70’s. So that’s our list. No doubt some of you disagree with our rankings or thought we missed the boat on some films entirely. As always, feel free to let us know and share your own lists with your fellow fans…

¿LA MUERTE DE BATMAN?


BATMAN Nº 681 y concluye la saga BATMAN RIP…

  • Bruce Wayne despega en un helicóptero, se despide de sus seres queridos, su vida ha estado devastada en el último año. La nave vuela sobre el río de Gotham y explota. No queda nada, salvo la capa y la capucha de Batman que es recogida en la costa por Dick Grayson/Nightwing… Batman, como lo conocemos ha muerto y ahora…

    -¿Dick asumirá como el nuevo Batman?
    -¿Tim Drake aceptará ser el Robin del primer Robin?
    -¿Que rol juega ahora el resucitado Jason Todd como Red Robin?
    -¿Es cierto que DC ha pensado darle el manto del murciélago a Selina Kyle en lugar de Dick?
    -Ok, Bruce murió, pero no hat cadáver y la reglaa número 1 del cómic es SIN CADAVER NO HAY MUERTO.
    -¿Para que cresta contar de nuevo “Knightfall/Knifghtend”, una de las peores sagas en la historia de Batman? No me jodan.
    -¿Morrison con el síndrome de Miller, jodiendo lo que toca? Es increible que sea la misma persona que hace dos años tocó el olimpo con All Star Superman.
    -Como sea, si quieren salir de dudas y leer la saga completa RIP (y en español) hagan clíc aquí. Y a la cresta con Grant Morrison

NOSTALGIA ROCKERA

Versión completa -extendida- de la columna publicada hoy en El Wiken, como siempre se agradecen los comentarios en los blogs mercuriales.

LA ULTIMA OPORTUNIDAD

No quería ir a Queen. May y Taylor estaban bien, pero Paul Rodgers nunca me convenció en el rol de Mercury. Además no estaba John Deacon, el gran reactor secreto de “la reina”. En verdad iba a pasar de largo, cuando leí una entrevista a Peter Gabriel en Billboard.com donde el músico manifestaba sus intensiones de reunirse con Genesis en una especie de tour de despedida. Y aunque en otras ocasiones había lanzado el rumor, ahora parecía ser cierto. “Estamos viejos”, decía el cantante de Solisbury Hill, y su compañero en teclados, Tony Banks agregaba: “hay que hacerlo antes que uno de nosotros se muera. La idea es que no nos pasé lo que a Roger (Waters) y David (Gilmour)”, aludiendo a la muerte de Rick Wright, que rompió cualquier idea de juntar a sus colegas de Pink Floyd. Y ahí me cayó la teja. Más allá del gusto o no gusto por Queen, la gran razón para ir al show es porque es probable de que sea la última oportunidad, no de verlos vivos (no hay que ser tan dramáticos) pero si activos arriba de un escenario.
La gente se hace vieja, los ídolos se marchitan, Paul McCartney anunció su tour mundial de despedida para el 2010, somos tal vez los últimos privilegiados con posibilidades de verlo bajo reflectores. Un amigo me decía que la muerte de Rick Wright había sepultado los sueños de tres generaciones junto a un gran mito pop nacional, eso del concierto de Pink Floyd en el Valle de la Luna. Es verdad, aunque los que inventaron el rumor jamás se preguntaron dónde, una de las bandas más eléctricas de la historia, iban a enchufar los equipos en medio del desierto. Pero claro, eso no era lo importante, sino la sensación de que un grupo que nos ha acompañado toda la vida ya no iba a volver a tocar.
Y no es ser alarmistas, todo lo contrario, es pura lógica. Los grandes mitos del rock tiene ya más de 65 años, han bajado las revoluciones de su música para poder interpretarlas. Bowie ha dicho que está pensando en vivir calmado sus próximos años, Dylan no quiere regresar a la carretera, los Stones se han guardado callados (y cansados) sin hacer declaraciones. De The Who sólo quedan dos y uno está completamente sordo, Ozzy y Black Sabbath son casi una anécdota (muy buena anécdota) de geriátrico con cuero y pañales y así la lista es eterna… El próximo año, por pura matemática, debieran morir unas cuantas leyendas de la música popular. Hasta Iron Maiden ha justificado su obsesión con las giras –en marzo vienen de nuevo- en el hecho de que pronto ya no van a poder seguir dándole a la flaca de seis cuerdas. Cualquier oportunidad de verlos en directo ya no es cuestión de fanatismo, sino de respeto. Y eso fue Queen, no un gran concierto como insisten sus incondicionales, sino una misa de cultura pop, una especie de documental en vivo y en directo al legado musical de cuatro sujetos a la humanidad, porque no hay nada nuevo en sostener que el rock es la nueva música docta, la diferencia es que ahora el apelativo de clásicos es más fuerte que nunca. “The show must go on”, cantó el momento más emotivo de la noche, cuatro minutos y medio donde ante mis ojos pasó buena parte de la historia del siglo veinte.
En este escenario el rol que va a cambiar radicalmente es el de las bandas tributo. Estos grupos de fanáticos, por fanáticos y para fanáticos van a transformarse en el equivalente musical a un remake. O en códigos de música docta en quienes interpretarán a los grandes muertos del rock. De aquí al 2020, nuestros hijos van a escuchar a Sex Pistols, Joy Division, Led Zeppelin y pongan el nombre que quieran a través de conjuntos que hoy son amateur pero que pronto serán tan profesionales como una orquesta de cámara. Y que terminarán cobrando tanto o más que a sus inspiradores. Quien sabe, tal vez en un par de décadas quienes llenen el Nacional sean Lemon (U2) y H-Sur (Rush), el futuro en la cultura pop tiene en verdad más vueltas que una oreja.

LA VERDADERA TIERRA MEDIA DE TOLKIEN


… habla harto de la ideología y los miedos del viejo J.R.R.

853 CANCIONES PARA HACER LA VIDA UN POCO MEJOR

HEROES, de David Bowie por The Magnetic Fields

EL GUION DE WATCHMEN EN PDF… Y EN ESPAÑOL

Y el poster coreano de la película más esperada del 2009 para este blogger.

En fin, la gente de PeliculaWatchmen han colgado el PDF con la traducción del tratamiento narrativo del guión de la película de Zack Snyder, la cual pueden descargar a través de este enlace. Aseguran que la fuente original es en un 99% confiable. Y como bien advierten, NO CONTIENE SPOILERS PORQUE EL ARCHIVO ES UN SPOILER ENTERO. Y si me preguntan, tras leerlo, se comprueban mis peores temores sobre la película. El final es HORROROSO.

ADVERTENCIA: Los que no quieran saber nada de la película hasta su estreno, NO HACER CLIC AQUI.

10 ESCENAS PARA APRETAR LA GUATA

No todas son películas que están entre mis 10 favoritas, algunas (con el tiempo) han dejado de gustarme tanto, pero si es cierto eso que decía Billy Wilder, de que las grandes cintas están hechas de sumas de buenos momentos, aquí disparo 10 momentos fímicos que aún me estrujan por dentro. Y si la emoción sigue intacta, son grandes películas, da lo mismo la opinión de críticos, academias y lo que sea. A propósito obvié el nombre de las películas, por lo demás son bastante evidentes.

  1. Se encienden las antorchas de Gondor, todo bajo la música de Howard Shore, el mundo se va a la cresta, que huevada más épica. No se necesitan palabras ni efectos especiales, solo música y sentido de espectáculo. En este par de minutos hay más carne que en todo el resto de la trilogía de Jackson/Tolkien. Que en todo Star Wars. Que todo, todo… Si me preguntan es la escena más sobrecogedoramente grandiosa en la historia del cine moderno. El TOP 1 DE SECUENCIAS PICO LA ZORRA. Peter Jackson debería jubilarse tras realizarla. La reviso en YouTube y se me hace un nudo en el estómago, puta la huevada GRANDE, INMENSA.
  2. E.T se va y Elliott queda desolado. La aventura de su vida, la pérdida de la inocencia, el OVNI despega y sabemos que no va a regresar. Había que volver a casa, buscar la bicicleta y correr hasta el atardecer.
  3. Marty, una joven Natalie Portman, le dice a Willy que ella puede esperarlo. El se ríe y se va con su prometida, mientras por dentro piensa, que chucha hacer cuando se tienen 35 y al fin se encuentra a la mujer de la vida, pero ella tiene 13. Y nombre de hombre.
  4. Aragorn le dice a Frodo y compañía que ellos no van a arrodillarse ante nadie. Y todos se inclinan ante los Hobbits. A quien no se le arrugo el corazón con esa escena es porque no es persona.
  5. El gran robot sube al cielo con la bomba y dice “Superman”. Después todo se acaba. ¿O no?
  6. Un adolescente Jake Gyllenhall le dedica su hazaña cohetera a su padre, un duro Chris Cooper. Muchas diferencias entre ellos, pero era el papá al fin y al cabo.. Y eso para un hombre, es lo más importante del mundo.
  7. Ernest Borgnine, un carnicero del Bronx, mira a sus amigos y defiende a su chica, a la que todos encuentran fea. “Mírenme, soy un gordo horríble, mírense ustedes y busquen a alguien que los quiera”. Después anuda su muy corta corbatita.
  8. Jessica Lange se mete en la tina con Albert Finney y le dice que esta mojado, como un gran pez, que eso es lo mágico de él, que siempre está húmedo.. Y ahí se quedan… Y ahí lloran… Y ahí esperan.
  9. Gordie adulto recuerda qué fue de sus mejores amigos y saca las cuentas de lo que fue el gran verano de su vida. Ahora tiene familia, es exitoso, pero todos sabemos que dejaría todo por recuperar esos días felices.
  10. Large, Mark y otra vez Natalie Portman gritan hacia el abismo negro, mientras llueve sobre Jersey y suena Simon & Garfunkel. Da lo mismo la película, lo que importa es estar con la persona correcta al lado.