DEUDAS PENDIENTES DEL 2008

Use la columna Fuera de Foco del Wiken para hablar de algunas cosas a las que ya había hecho referencia en este blog. Esta es la versión completa, como siempre agradeceré comentarios en los blogs mercuriales.

LA RE-LISTA

Se acabó el 2008, comienza el 2009 y todo el mundo hizo listas. Desde el blog más anónimo hasta la más masiva de las revistas empeñados en decidir cual fue la mejor película, el mejor concierto, la mejor serie, la mejor lo que sea. Y aunque claro, es válido, entretenido y sobre todo subjetivo, los nombres que aparecen se repiten bastante. Pura aritmética, la semana pasada revisé (de puro ocioso) como 50 sitios de recuentos. Coldplay, Batman: El Caballero de la Noche, Madonna y REM son los nombres que más se repiten. Y claro, también Los 80, que tienen el nada despreciable record de haberle robado el primer puesto a la serie gringa de moda en cuanto ranking elaboraron los adictos al control remoto. Pero así como hay nombres que se reiteran de Top 10 en Top 10, también hay algunos que no aparecen ni en pintura y que merecen (con justicia) estar en lo más alto de la lista.
El mejor disco del año es Happiness is the road, el precioso, melancólico, triste y sencillamente complejo nuevo álbum doble de Marillíon, placa que sólo se consigue descargándolo desde el sitio oficial de la banda (www.marillion.com), donde también puede encargarse en formato material, en una lujosa caja con libro de fotos y todo eso que en la época del download ya nadie valora pero que a la larga es tan importante como la música. Marillion hizo del negocio online de su música lo mismo y antes que Radiohead, pero sin la buena prensa de la banda de Oxford, pero eso es sólo un dato y no voy a echar a pelear a dos de mis bandas favoritas. Me explico, el Marillion que me interesa no es el clón ochenteno de Genesis con el insufrible de Fish a la cabeza, sino la banda de art-pop que “renació” cuando Steve Hoggarth tomo la voz en 1987, iniciando una carrera irregular con puntos muy bajos y otros muy altos, como el disco doble del 2008, una colección de pianos tristes, guitarras etéreas y letras acerca de los fantasmas de la infancia que ya se lo quisiera Coldplay, Keane o Travis, bandas que deberían hacer lo correcto y reconocer a Marillion como una de sus influencias. “El verdadero secreto mejor guardado del pop inglés” decía un columnista de Q, revista británica que tradicionalmente ha ignorado a estos ex progresivos pero que con esta placa no pudo más que hacer lo obvio, reconocer con 5 de 5 estrellas una obra maestra. Con perdón, pero ya no más “Kayleigh” o “Lavender”, el mejor tema de estos veteranos es del 2008 y se llama “The man from planet Marzipan”, corte 2 del segundo volumen de Happiness, una pieza que responde a la pregunta de cómo hubiese sido un inusual dueto entre The Beatles y el Pink Floyd de Syd Barrett.
Es verdad, no se estrenó en cines, pero ahí está la carretera de la información y el bendito torrent como una perfecta democracia cinéfila. El mejor filme del 2008 (y lo subrayé en la columna anterior) es Let the right one in una sencilla película sueca, ambientada en un suburbio en medio de la nada, donde la eterna nieve congela los corazones de casi todos sus habitantes. Es un ambiente frío, evidentemente congelado, como las personas que viven allí. La historia es la de un muchacho de 12 años. loser, maltratado por sus compañeros, perdedor hasta lo imposible, que encuentra refugio en una niña, también de 12 años (aunque ella lo aclara, hace mucho tiempo que tiene 12 años), que acaba de mudarse al departamento continuo. Y surge entre ellos una relación perfecta, divertida, cómplice, como un Cuenta Conmigo helado y en formato niño-niña. Se entienden, hablan, inventan hasta un propio sistema de comunicación. Amor idealista, simple amistad, lo que sea. Pero no todo puede ser perfecto y la niñita tiene su pequeño secreto: duerme de día, juega con sangre y se la bebe. La mejor vuelta de tuerca al mito vampírico, hoy tan en boga.
Y aunque el espacio nos corta la inspiración, Let the right one in no sólo es la mejor película del 2008, también el mejor trailer, búsquenlo en You Tube, tras ese par de minutos querrán ver la película. Antes de cortar, dos datos más, serie del 2008: Damages, la dio AXN y la repite Mega a medianoche, 24 y Lost pero con abogados. Concierto del año, ¿Madonna? ¿REM? ¿NiN? Pasó, mi seleccionado tiene nombre propio: Muse. Los que no fueron, en cinco años se estarán lamentando, más que un show un encuentro cercano del quinto tipo.

Anuncios

About fortegaverso

Periodista, escritor, editor, guionista. Autor de un par de novelas, un par de guiones, varios cuentos y mucho magterial inédito. Blogger y twitter. Hace algún tiempo, no importa cuanto, decidí recorrer el mundo por los caminos del mar... pero me arrepentí, la web es más segura

2 responses to “DEUDAS PENDIENTES DEL 2008”

  1. Alejandro says :

    “…clón ochenteno de Genesis con el insufrible de Fish a la cabeza”. ·Eres un traidor de bajísima estofa, Ortega. Y “clon” no lleva acento.

  2. F. Ortega says :

    eso era Marillion con Fish, excepto Misplaced y Cutching. Pero de los primeros discos es puro Genesis. Con Hoggarth han dado hartos votes, pero son los padres del art-pop. El nuevo disco es uan puta maravilla, elegante, triste, sonico y unas letras que te caes de culo, para llorar. No al nivel de MARBLES, el gran disco del 2004, pero hay que ser justos, Marillion es una tremenda banda que no puede pasar invisible siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: