Archive | febrero 2009

821 CANCIONES PARA HACER LA VIDA UN POCO MEJOR

MADRIGAL, de y por Yes

Anuncios

SEMANA WATCHMEN: POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE ESTE ES COMIC


Pregunta contestada para el reportaje aparecido en Artes y Letras.

“En el universo de las artes narrativas y las artes en general hay pocos consensos. Cada lista que sale del mejor libro, la mejor película, el mejor libro, la mejor pintura varía año a año, mes a mes, semana a semana, lo canónico no existe, más allá de que se repitan nombres. Eso no ocurre en el cómic, desde su aparición WATCHMEN encabeza cuanta lista de mejor cómic, novela gráfica, miniserie, colección o lo que se quiera del noveno arte ha sido publicada. Y no sólo por medios especializados en cómic, sino por revistas literarias en general: su inclusión entre las 200 mejores novelas del siglo XX era algo que hace rato venían anunciando autores como William Gibson, Paul Auster y Haruki Murakami, reconocidos fanáticos de la obra de Moore (guion, relato) y Gibbons (dibujo). El consenso es absolutamente unánime y no solo en el género de superhéroes sino en la historieta en general, gringa, japonesa y europea; de terror, fantasía, realista, etc. Es un punto nodal, un antes y un después, tan importante como la aparición de Superman en 1938. Pero la importancia de W va incluso más allá. Fue la primera historieta en aparecer en medios como Newsweek, Rolling Stone, Esquire y los principales diarios del planeta, maduró la idea de que el cómic de autor, independiente y de temáticas adultas tenían cabida en el más comercial de los géneros (superhéroe) y la más masiva de las editoriales (DC Comics). Le dio sentido al concepto de novela gráfica acuñado a fines de los 70 por Will Eisner años antes: recordemos que W aparece originalmente como una miniserie de 12 números en formato comicbook, pero su descubrimiento masivo y “académico” le llega un año después cuando DC Comic la publica en tomo recopilatorio/novela gráfica. Exploró al máximo las posibilidades gráficas y conceptuales de una historieta, la mezcló con otras artes narrativas (novela, periodismo, cultura norteamericana), desordenó 50 años de conceptos preestablecidos, convirtió en mito a la figura del superhéroe y básicamente contó la historia de los EE UU en el siglo XX, consiguiendo en el cómic lo que los novelistas gringos han buscado desde Moby Dick, la llamada gran novela americana. Puede sonar exagerado, pero creo que la historia literaria va a darme la razón: WATCHMEN es la mejor novela norteamericana escrita en los 80 y 90, ninguna otra obra y ningún otro autor logró en la novelística armar una historia donde la mitología norteamericana (rock´n roll, novela negra, ciencia ficción, pulp, cultura basura, drama romántico) estuviera tan presente. Paul Auster ha tratado de hacerlo, pero W es superior a la obra completa del novelista de New Jersey, al lado de WATCHMEN, Leviatán es un muy buen ensayo de lo anterior. ¿Sueno loco? No creo. O sea, hace más de un siglo Moby Dick no era más que una novelita de aventuras”

822 CANCIONES PARA HACER LA VIDA UN POCO MEJOR

ORIENT EXPRESS, de y por Jean Michel Jarre

SEMANA WATCHMEN: CLONES ENMASCARADOS

Así como en la música todos alguna vez quisieron tener su propio Sargent pepper, Blonde on blonde, Dark side of the moon o London calling y en wl cine hubo una verdadera cruzada por conseguir al nuevo Padrino, la aparición de Watchmen el 85 ocasionó una oleada de imitadores, de los buenos y los descarados. Hasta entrados los 90, cada editorial quería su propio Watchmen y hubo un esfuerzo casi crónico por encontrar lecturas deconstructivas del mito superheroico, interpretando de un modo realista viñetas, exagerando los rasgos sicológicos de los personajes y abusando hasta lo insoportable del recurso “superhéroe con problemas y lecturas políticas”. El propio Alan Moore ironizó alguna vez al respecto. Declaró que mientras lo que el pretendía con Watchmen era terminar con los cómic de superhéroes, lo que gatilló fue casi un subgénero, lo más alejado de su propósito. Sin embargo, entre tanta paja es posible encontrar algunas gemas. Y estos son, a mi juicio, los 10 más interesantes “clones” de Watchmen.

  1. The Golden Age ( James Robinson y Paul Smith): Sin ser despectivo, el mejor clon de Watchmen. Una revisión realista, violenta y muy política de los superhéroes DC Comics de la llamada edad de oro (1938-1955). El paralelo entre vigilantes en desgracia después de la 2ª Guerra Mundial y las persecuciones políticas del senador McCarthy es maravilloso. En una norteamérica desencantada y al mismo tiempo victoriosa, un senador republicano y ex superhéroe decide regalarle a su país el más grande de los nuevos defensores de la justicia, claro hay un oscuro secreto detrás. En forma paralela el senado persigue por crímenes antiamericanos a los primeros Flash, Green Lantern y otros enmascarados de la vieja orden, mientras La Tarantula, otro encapotado, trata de filmar un documental acerca de sus días de gloria a la par que lleva su divorcio con Liberty Bell, un ex superheroína. En una palabra: brillante.
  2. Marvels (Kurt Busiek, Alex Ross): Los dibujos/pinturas de Ross son maravillosos, pero no gratuitos, sino en función de una gran historia. ¿Como sería el mundo si el universo Marvel hubiese sido real? Busiek se imaginó a Truman Capote haciendo el relato pero en Marvel le pidieron usar otro narrador. Finalmente respondió a la interrogante a través de las memorias de Phil Seldon, periodista y fotógrafo que estuvo ahí, en la aparición de la primera antorcha humana a fines de los 30 y se retira en los 70, cuando un molesto escalaparedes empieza a hacer de las suyas en Nueva York. Cómo afecta a los civiles, a la gente común y corriente, la existencia de estos campeones. Un trabajo hermoso. Trivia: aparecen Nite Owl y Silk Spectre II conduciendo un aerosubmarino de Namor, cuya proa es identica al Owl Ship.
  3. Astro City (Kurt Busiek, Alex Ross, Brent Anderson): Busiek y Ross convierten Marvels -con otro nombre y en otra editorial- en una serie regular construida en el relato de la vida en una gran ciudad norteamericana plagada de superhéroes. Y en cada arco argumental el punto de vista va cambiando. Un periodista que cuenta su primer trabajo, un padre que se muda con sus hijas a Astro City; un criminal de baja monta que sabe la identidad secreta de un héroe; un clon de Superman que sueña con volar, a pesar de que lo hace todos los días: una clon de la Mujer maravilla que sólo quiere una cita; un tipo que tiene sueños con una mujer que no existe, producto de la manipulación cósmica de la continuidad, etc.
  4. Rising Stars (J.Michael Straczynski): Cuando apareció se le definió de inmediato como el nuevo Watchmen. La trama es simple, hace treinta años un meteorito cae en los alrededores de una localidad del medioeste norteamericano. El resultado, todos los niños en gestación en ese instante nacen con superpoderes, es decir todos los héroes y villanos de este mundo provienen del mismo lugar, incluso fueron amigos de infancia, conocen sus identidades secretas, sus poderes y debilidades. Cuando crecen algunos trabajan para el gobierno, se convierten en símbolos e incluso inventan religiones, hasta que uno de ellos aparece misteriosamente asesinado.
  5. Powers (Brian Michael Bendis): En lenguaje y formato de novela negra, una pareja de oficiales de homicidios (hombre y mujer) se ven envueltos en un caso que involucra “powers”, es decir gente con superpoderes, vigilantes enmascarados que son la sensación del mundo, pero que no son vistos con buenos ojos por la policía. Claro, para complicar las cosas, el policía guarda un secreto, no es precisamente un tipo normal y hace un tiempo abandonó el trabajo superheroico por desavenencias con sus encapotados colegas, líos que podrían estar relacionados con el reciente asesinato.
  6. Supreme Power (J. Michael Straczynski, Gary Frank): Straczynski toma al Escuadron Supremo, la casi olvidada versión de la Justice League del universo Marvel y lo usa para crear una revisión política, violenta, realista e incluso sexual de los superhéroes. Y claro, responde a lo obvio, si en Norteamérica existieran seres extraordinarios estos estarían al servicio del gobierno, controlados por la CIA. Y las primeras viñetas lo dicen todo. Una nave espacial se estrella en Kansas con un bebé abordo, una pareja lo encuentra y decide adoptarlo, al día siguiente aparecen agentes dela CIA, matan a los campesinos y trasladan al bebé a una instalación secreta donde lo preparan para convertirlo en un arma estratégica: el proyecto Hyperion. O alguien en verdad se cree que de haber ocurrido lo de Superman, su llegada habría pasado desapercibida para el Pentágono.
  7. Kingdom Come (Mark Waid y Alex Ross): No es realista, sino mitológica, pero sus citas a Watchmen van desde un cameo de Rorschach a la exhibición del libro de Hollis Mason, “Under the hood”, en el escaparate de una librería. Ross y Waid básicamente recrean el mito bíblico de la segunda venida de Cristo con una futura segunda venida de Superman, quien abandona su retiro de 30 años para reformar a la Justice League cuando el mundo más lo necesita, que no es precisamente por una ataque extraterrestre o alzamiento de villanos, sino propiciado por una nueva generación de héroes que se ha desbandado, cometiendo excesos de todo tipo, hasta manchar la profesión de superhéroe. Un interesante revisión religiosa al mito de las capas y máscaras.
  8. New Statesmen (John Smith y Jim Baikie): En el año 2047 la manipulación genética ha producido superhéroes en masa. Y los más poderosos se han convertido en símbolos y defensores de los países más influyentes, mezcla entre estandartes vivientes, armas biológicas y personas de “destrucción masiva”. En EE UU este problema es aún mayor, ya que cada estado de la unión tiene a su super representante, lo que ha originado una crisis política que amenaza con desatar una guerra civil, misma que en Europa ven como detonante de una guerra mundial, desastre que estan dispuestos a evitar aunque tengan que barrer norteamérica con armas atómicas.
  9. The Psycho (James Hudnall y Dan Brereton): Una joyita escondida, verdadera maravilla a la que debería dársele más atención. Estamos en un mundo donde los superhéroes trabajan para agencias gubernamentales, como método de control a otros seres extraordinarios que ofician de villanos y mercenarios a pago por potencias extranjeras. Un grupo de superterroristas voladores, contratados por el fundamentalismo islámico, derriban el Air Force One, con el presidente abordo. Un investigador de la CIA busca al culpable y descubre que el atentado lo cometieron en realidad superhéroes del gobierno y que la propia CIA ha ocultado por años la inestabilidad mental de los dotados, detalle que más temprano que tarde los convertirá en una terrible amenaza. Ojo, la acción comienza con un incidente en el norte de Chile.

  10. Power & Glory (Howad Chaykin): Sátira absoluta a la “moda” del superhéroe realista, y también a la política de RR.PP. del gobierno gringo. Un apático agente de gobierno, que obtuvo poderes tras un accidente de manipulación genética, es asignado como ghost hero de un actor contratado para ser una especie de Capitán América. Este último pone el look, el disfraz de colores y la buena onda con el público, mientras el verdadero agente superpoderoso, quitado de bulla y mal parecido, es quien hace los trabajos: limpios y sucios.

823 CANCIONES PARA HACER LA VIDA UN POCO MEJOR

SECRET WORLD, de y por Peter Gabriel

SEMANA WATCHMEN: ¿ORTEGA, ES VERDAD QUE TE PAGARON POR ADAPTAR WATCHMEN?

Si, es verdad, alimento al ego y lo que quieran, pero con Nicolás López hicimos un tratamiento de guión para Warner y nos pagaron bastante bien, en US$, por hacerlo. Ya lo había contado, pero no es de más reiterarlo, ahora que se viene la película y hay algo así como una “watchmenmania” en el aire. Fue más o menos así. El 2005 López estaba en LA en reunión con Warner cuando le preguntaron en que historia de DC Comics (son dueños de DC) le gustaría trabajar. Nicolás dijo WATCHMEN y ellos le contaron que efectivamente estaban metidos en llevar W al cine, de hecho habían reactivado el proyecto, que por años estuvo en manos de Paramount y Fox. Como aún no tenían ni director ni presupuestos definitivos todo era muy secreto. Y le ofrecieron escribir un tratamiento para la historia, básicamente un resumen de cómo adaptaría él la novela a la pantalla, una propuesta de historia redactada como cuento o relato largo. Algo que le habían encargado como a 100 otros directores y guionistas, cuestión bastante habitual en la industria, algo así como “creativos no acreditados”. La libertad fue a medias: pidieron más acción para públicos masivos y que los hechos estuvieran ambientados en la actualidad, de preferencia girando alrededor de los eventos ocurridos el 11 de septiembre del 2001, con la caída de las torres gemelas. Es decir, nada de década de los 30, nada de Vietnam, nada de Richard Nixon, nada de 1985. Otra “sugerencia” fue evitar el uso excesivo de flashback (muy presentes en el libro) ya que el público “se confundía” (al parecer fue Lost quien educó en este punto y terminó “la confusión”). Ofrecieron una buena paga y listo. Nicolás volvió a Chile y me llamó para contarme y ofrecerme hacerlo a medias. Y después de un par de semanas de discusiones, donde lo más complejo fue como cresta llevar una historia tan 1985 al 2001. dimos con un boceto de plot de 30 páginas que básicamente adaptó, con hartas diferencias, la novela de Moore a lo que Warner quería. Los personajes que más variaron fueron Rorschach, que en nuestra lectura pasaba la mitad de la película encarcelado y Laurie, que siempre sabe que Edward Blake es su padre. Fue raro, entretenido, pagaron bien y casi un sueño. O sea ganar plata por “destruir” uno de tus libros favoritos, un gusto arrendarse así al sistema. Curiosamente, una de las sugerencias que pusimos, si aparece en la versión de Snyder, ni idea si lo copiaron, si lo leyeron o no sé, sincronías creativas tal vez. Quizás a alguien más de los 100 anónimos “ploteadores” se le ocurrió, vaya a saber uno: la idea de usar los créditos como un video de la historia alternativa de los EE UU de fondo, al ritmo de “Desolation Row” de Dylan. Snyder ocupó otra canción, pero la idea es casi la misma. En fin… por eso cuando leo posteos de fanáticos que reclaman porque Snyder cambio tal o cual cosa, sonrío para mi y pienso en que la cosa pudo ser peor. Hace poco encontramos con Lopez el plot y lo leímos, nada, extraño, confuso, pero con un par de buenas ideas. La secuencia del funeral de Blake, con flashbacks incorporados, y la creación de Dr. Manhattan, con una vuelta de tuerca en el propio personaje de Dr. Manhattan nos quedaron bien buenas.

TRATAMIENTO ARGUMENTAL

PRESENTACIÓN DE LOS CRÉDITOS DE LA COMPAÑÍA:
Warner Bros, DC Comics, etc

CORTE
SE IMPRIME:
NUEVA YORK. 11 DE SEPTIEMBRE DEL 2001

Amanece en la gran manzana. Hay actividad. Gente toma cafés en las esquinas. Es un día como cualquier otro. Entonces aparece un avión. La gente mira hacia el cielo. Es un Boeing 757 de AMERICAN AIRLINES y cruza volando a baja altura. La gente grita, la nave va directo hacia una de las torres gemelas. Subjetiva del avión a punto de estrellarse contra uno de los rascacielos, pero cuando está a punto de chocar es recogido por una MANO AZUL GIGANTESCA, que evita el impacto. Luego viene otro avión similar, pero de UNITED, y ocurre lo mismo. La cámara se abre y de pie junto a los rascacielos vemos a un gigantesco ser azul brillante, es el DR. MANHATTAN en la forma de UN COLOSO DE 500 METROS DE ALTO (debe verse más grande que las torres) que ha evitado una tragedia más grande que la vida. Tiene los dos Boeings en sus manos, como si fueran juguetes. Los levanta y los deja, cada uno sobre cada una de las torres.

Abajo la gente, la multitud, grita enfervorecida. Aplauden. Todo es felicidad y alegría, la ciudad puede seguir tranquila, tiene a alguien que la defienda.

CORTE
SECUENCIA DE CREDITOS

Sugerimos una continuidad gráfica (dibujada/viñeteada) tipo videoclip, usando la canción de Bob Dylan “Desolation Row” (igual que en el libro). Se intercalan imágenes rápidas de la historia paralela y ucrónica de un siglo XX donde los superhéroes fueron parte activa de la política y la sociedad. Vemos enmascarados en la década del 30, peleando en la 2ª Guerra Mundial, en portadas de revistas como Life y Playboy, presenciando el despegue de cohetes, protagonizando portadas de periódicos. Presenciamos el debut público del DR. MANHATTAN a fines de los 60. La pantalla se llena con un titular del Washington Post que dice: DIOS EXISTE Y ES NORTEAMERICANO. Más imágenes del recién mencionado junto a EL COMEDIANTE combatiendo en Afganistán o Irak. Vigilantes en las grandes ciudades, atrapando maleantes. Década de los 80, la nueva generación de héroes posa para Rolling Stone: Una casi quinceañera SILK SPECTRE sonríe junto a OZYMANDIAS, NITE OWL III y DR. MANHATTAN. Una portada de People, “paparazea” a SILK SPECTRE con el DR. MANHATTAN. “La Bella y la Bomba H” describe el titular. Despega el Challenger y antes de que estalle es rescatado en vuelo por el DR. MANHATTAN. Pasamos al 93, sale humo y fuego de los estacionamientos subterráneos de las torres gemelas. La gente protesta, un ejemplar del NY Post pregunta, “¿Dónde estaban los héroes?”. Más protestas callejeras, hay carteles que dicen WHO WATCHES THE WATCHMEN? Un juez martilla un tribunal. Viene hacia nosotros el acta Keene. Vemos a un superhéroe (DOLLAR BILL) colgar su capa y antifaz. Otro (CAPTAIN METROPOLIS) ahorcado -se suicidó- bajo el farol de un esquina. El mundo se pone un poco más normal. La canción termina. Cae la noche, volamos sobre Nueva York, fundido a…

CORTE

… Un dirigible policial patrulla Nueva York. La ciudad es tal cual la conocemos pero plagada de dirigibles en el cielo, los que iluminan terrazas y callejones con potentes faros. Es como si los helicópteros policiales hubiesen sido reemplazados por estas naves de aire caliente.

SE IMPRIME
12 DIAS ANTES DE 9/11

Vemos a un hombre viejo (EDWARD BLAKE/EL COMEDIANTE) recorrer su apartamento cerca de Park Avenue, el lugar es enorme y con grandes ventanales hacia el centro de la ciudad. Se ve preocupado. Entra al baño y se moja la cara. Tiene una enorme cicatriz que le desfigura el rostro, desde la comisura derecha de su labio por toda la mejilla derecha. Luego vuelve a la sala. Es un piso elevado. Lo observamos a través de los ventanales. Un reloj digital marca: 23:48. El hombre se sienta con un vaso de whisky. Lo llaman por teléfono. Contesta. Dice: “estaba esperando tu llamado” Y todo vuela en pedazos. La explosión ilumina la noche neoyorquina. Una chapita de “smile” vuela por los aires y cae a la calle, junto a los vidrios y restos del departamento. Nos quedamos con la chapita, tirada en la cuneta, una gota negra la va cubriendo, nunca queda claro si es sangre o aceite. Esta escena es muy lenta, casi en cámara lenta.

Esa misma noche, más tarde. Sirenas, bomberos y policías bajo el edificio. Dos detectives, STEVEN y FRANKIE de NYPD (New York Police Dept.) revisan lo que quedó del departamento. Y lo que quedó del cuerpo de la víctima. También hay más uniformados, recogiendo escombros. FRANKIE camina hasta el borde de la brecha que abrió la explosión y mira hacia la calle, es una caída grande. Su compañero desaparece al interior de un corredor y luego regresa con una foto enmarcada, le dice a FRANKIE que están ante algo grande, un pez gordo, el EDWARD BLAKE que reventó no es cualquier EDWARD BLAKE, sino: “El senador Blake”. “Y peor que eso”, agrega, “BLAKE era EL COMEDIANTE”. Le muestra la foto, donde BLAKE sale vestido de superhéroe junto a sus compañeros en la decada de los 60. Un acercamiento a la imagen nos revela que la chapita de “smile” era un detalle “decorativo” de su uniforme. “Blake traicionó a sus camaradas cuando apoyó el acta Keene en 1993, hay muchos que se la querían cobrar”.

Los policías salen del apartamento, llegan a la calle y caminan hacia la patrulla, pasan por donde cayeron restos del departamento. STEVEN ve un objeto en la cuneta, se agacha y lo recoge, es la chapita “smile” de BLAKE. Se lo muestra a su compañero, ambos miran hacia arriba, hacia el forado de la explosión. Los detectives deciden que lo mejor es comenzar por los sospechosos más obvios: “sus ex compañeros de correrías nocturnas”. STEVEN guarda la chapita y la lleva con él.

Un despertador marca las 06:55 y suena la alarma. DAN DREINBERG despierta, se sienta en la cama, se pone sus anteojos, toma el control remoto y enciende su televisor. Son noticias. Vemos en logo de VEIDT COM bajo la pantalla. Informan que anoche, alrededor de las doce, fue asesinado, en un posible atentado explosivo, el senador republicano EDWARD BLAKE, mismo que por años se desempeñó como superhéroe bajo el nombre de EL COMEDIANTE. Golpean a la puerta. DAN se levanta y baja a abrir. Son los detectives FRANKIE y STEVEN. Muestran sus placas y le dicen que necesita que los acompañe, que es por el asesinato de EDWARD BLAKE.

824 CANCIONES PARA HACER LA VIDA UN POCO MEJOR

RING THE BELLS, de y por James

MAIPO… O EL GRAN BLOCKBUSTER DE DESASTRE MADE IN CHILE

La historia es cierta. A pocos kilometros al este de Santiago, en la frontera exacta con Argentina, existe el Volcán Maipo, unico vestigio de un supervolcán que los geólogos llaman Caldera Diamante. Este cono volcánico tiene registrada una erupción, hace cerca de 100 mil años, que es una de las más potentes de la historia. Imaginen lo de Chaiten, multiplíquenlo por 1 millón y sitúenlo en Santiago. La lava y las bolas de fuego practicamente atravesaron Chile llegando hasta Valparaíso y aún hoy pueden encontrarse rastros de ceniza cerca de Pudahuel. Lo más freak es que el volcán no está extinto, sino dormido, igual a como estaba el Chaitén. Conocí esta historia en una vieja Revista del Domingo, que tituló: “Maipo: El supervolcán que puede destruir Santiago”, algo suficientemente llamativo para un cabro chico ratón de biblioteca. Tanto que decidí resucitar el tema en el número de julio del 2007 de la Muy Interesante, época de la administracion Ortega-Lecaros. Hicimos un reportaje portada a este asesino que duerme junto a todos los Santiaguinos, una fuerza de la naturaleza que deja al Chaitén (y con perdón de los Chaiteninos) como un juego de niños. Geólogos de la Universidad de Chile y gente de la Onemi nos dijeron, literalmente: “imaginen la bomba atómica de Hiroshima y multiplíquenla por 10 millones”. Y si no creen, hagan el ejercicio de Googlear “Volcán Maipo, Caldera de Diamante, Santiago” y encontrarán el mismo texto:

“De repetirse la erupción de Caldera de Diamante (Volcan Maipo) de hace 100.000 años toda la ciudad de Santiago de Chile quedaría destruida, y la nube de ceniza volcánica cubriría hasta el sur de Brasil. Claro que se trata de erupciones que ocurren cada varios cientos de miles de años, pero no se puede considerar que la Caldera Diamante encuentre inactiva. La gran erupción de la Caldera Diamante se encuentra entre los grandes eventos volcánicos conocidos por la ciencia. Se le califica con un 7 en la escala del 1 al 8 deel IEV: Índice de Explosividad Volcánica, esto quiere decir que trata de una erupción “super-colosal”, o ultra-plineana. También se califica con un 7 al mayor evento del actual milenio, el ocurrido en el volcán Tambora, Indonesia, en 1815 . El Tambora, arrojando menos material piroclástico que el Maipo, unos 160 de km, alteró ostensiblemente el clima global, ocasionando el llamado año sin verano de 1816″

Es terrible, la cagada, pero friamente, no me digan que no es un gran tema para una película de desastres made in Chile. O sea, este es un país volcánico, sísmico, estamos marcados por estos eventos, interesan a la gente, absolutamente a la gran mayoría. Cómo es que a nadie se le ha ocurrido tomar el asunto y convertirlo en EL GRAN Y DEFINITIVO filme blockbuster de este país. Los FX ya no son problema. Desastres naturales, ahí está la clave, que terror, romance o ciencia ficción. Este es en verdad el gran tema nacional, sólo revisemos nuestra historia, convivimos con más de 5 mil volcanes activos entre Arica y Punt Arenas. O aún más simple, miren la ilustración que acompañan el post, no digan que los deja indiferentes. Ahora a buscar inversionistas.

La ilustración es del gran Marcelo Perez Delannays y fue la portada para la edición Julio, 2007 de MUY INTERESANTE.

ESTRENO: WRONG, NUEVO SINGLE DE DEPECHE MODE

WRONG!… WRONG!… Una masa, estos padres no envejecen y cada vez rockean con más fuerza, porque esto es puro rock. Y esa es la diferencia de DM con sus contemporaneos, lo que ellos hacen, han hecho, nunca fue synth pop, sino synth rock. Así los definió Tom Araya y el que sabe, sabe.