El Enigma Sierra: Versión Uncut

Versión publicada en La Tercera, aquí

Versión completa, con lo de  Milenio 3, sigue leyendo.

Llega  “El Ángel Perdido”, su última novela:
El Enigma Sierra

Investigador de lo desconocido, figura clave del programa radial de culto Milenio 3, director de revistas como “Mas Allá” y novelista. Javier Sierra no sólo es hoy el escritor español más exitoso, también quien logró lo imposible: entrar al top 10 de la lista de best seller del New York Times.

Si uno hace el ejercicio de escribir el nombre de Javier Sierra en Google da como resultado alrededor de un millón y medio de enlaces relacionados con su identidad, el doble que los autores españoles que lo siguen (Carlos Ruiz Zafón y  Arturo Perez-Reverte) e incluso un poco más que Ken Follet. Si eso no dice mucho, tal vez lo haga los datos de ser el autor de la novela hispana más traducida de la década (42 idiomas), del mayor lanzamiento en inglés para alguien de nuestra lengua (400 mil ejemplares de una primera edición) y de haber logrado escalar hasta el número 6 del ranking de más vendidos del New York Times, el olimpo de la literatura comercial, todo con un solo libro, “La Cena Secreta”, lo más parecido a un best seller global que se ha publicado en el idioma de Cervantes.

Javier Sierra compite en la arena de los que venden, de los que conquistan lectores en supermercados y aeropuertos, lo suyo son las masas y en esa cancha, sus goles han sido hasta ahora todos certeros. Periodista de profesión, autor de varios libros de investigación de esos temas llamados “desconocidos” (Ovnis, misterios históricos, civilizaciones perdidas), editor de la emblemática revista “Mas Allá” y participante estrella del programa radial más exitoso de España, Milenio 3 (y por añadidura de su versión televisiva Cuarto Milenio) pasa hoy por su mejor  momento. Tras el éxito de “La Cena Secreta” acaba de presentar en España, “El Angel Perdido”, thriller histórico con elementos sobrenaturales que en mes y medio ha sumado cuatro ediciones, permanecido implacable en el top 1 de ventas y está listo para ser presentado en Estados Unidos durante el segundo semestre. Y además ha sido bien recibido por la crítica, que siempre se mantuvo alejada del escritor por su estatus de superventas.

“Una división muy provinciana”, responde Sierra a través del mail, haciéndose un espacio en la saturada agenda que lo tiene realizando el mayor tourbook que un escritor español ha realizado en su país, técnica de marketing literario típica en el mercado anglosajón y que en España están “piloteando” con él. “Lo que importa es que sean libros buenos, no si son comerciales o artísticos. En su tiempo El Quijote fue un best seller, pero hoy es un clásico. Y lo mismo sucedió con Shakespeare o El nombre de la rosa de Eco, por citar un texto contemporáneo. Ahora, no es algo que me preocupe. En los tiempos que corren ser hoy un best seller es el mejor paso para que la academia te reconozca dentro de cien años”.

Pero no puedes negar que cumpliste el sueño de cualquier autor, vivir de tu obra y eventualmente hacerte rico…
“Pero ese nunca fue mi sueño. En serio. Siempre me bastó con aprender y poder contar lo que aprendía. No obstante, es maravilloso saber que con mi trabajo hay muchas personas que se ganan la vida, desde el fabricante de papel, al impresor, pasando por los transportistas o los libreros. Que una idea mueva al mundo es un privilegio del que no demasiados podemos sentirnos orgullosos, eso es una fortuna”.

¿Qué te pasa cuando te llaman el Dan Brown español?
“Pienso que tal vez a Dan Brown lo llaman el Javier Sierra norteamericano…”

La comparación saltó a raíz de “La Cena Secreta”, donde la figura protagónica de Leonardo DaVinci hizo que muchos hicieran el vínculo con “El Código DaVinci”…
“Y que no se preocuparan de averiguar que mi novela era anterior a la de Brown y por lo mismo tampoco la leyeran. “El Código da Vinci”  no puede  compararse a “La Cena Secreta” de ninguna manera, de partida se trata de un thriller con un ritmo muy distinto a mi libro. También su “corpus” teórico es muy diferente. El suyo, es la conspiración “grialica”, la idea de la descendencia de Cristo, el mío se basa en observaciones sobre el “arte de la memoria” que estudiaban los artistas del tiempo de Leonardo antes de ejecutar sus pinturas. Lo curioso vino que después, cuando “La Cena” se publicó en inglés y se convirtió en éxito en las listas del New York Times, muchos volvieron a mi texto y “concluyeron” que estaba mejor resuelto, y escrito incluso, que el de Brown”.

En busca del arca perdida

Julia Álvarez es una atractiva historiadora de arte especializada en reconstrucción de obras medievales. Como tal se encuentra trabajando en el portal de la Catedral de Santiago de Compostela cuando un extraño enmascarado ingresa y trata de comunicarse con ella. Antes de que el desconocido diga o haga algo aparece un oficial del servicio secreto norteamericano que a punta de tiros frustra el contacto. Tras el incidente, el estadounidense se identifica, le dice a la historiadora que acaba de salvar su vida y luego le comunica que su esposo, un climatólogo y agente encubierto de Estados Unidos (algo que ella ignoraba) ha desaparecido en Armenia, cerca del monte Ararat donde se supone está el Arca de Noé. Se desenreda así una trama que mezcla espionaje, misterios históricos, sucesos paranormales, alta tecnología y una misteriosa técnica ancestral para traer a la Tierra entidades superiores, esas que la Biblia llama ángeles.

En “El Angel Perdido” se siente mucha investigación en terreno, hay datos prácticamente en cada párrafo, ¿jugaste al Indiana Jones antes de escribirlo?
“Bastante. Los viajes de investigación se iniciaron en 2006 en Inglaterra, buscando las huellas dejadas por el astrólogo John Dee en la corte de la reina Isabel. La ruta  me condujo incluso a escenarios que después descarté, como los obeliscos egipcios de Roma, importados en la época de los césares y por supuesto al Ararat donde jugué a buscar el Arca de Noé, sin éxito, claro… Me gusta eso de jugar al Indiana Jones y al escritor, tengo la impresión de que el uno sin el otro no podrían vivir. Necesito del estudio y del trabajo de ratón de biblioteca para singularizar los elementos que después incorporaré en mis escritoss, y de la investigación “de campo” para forjarme una idea precisa de los asuntos que abordo”.

“La escritura es siempre el último paso que doy. Hasta que no estoy seguro del terreno que piso no me atrevo a comenzar a trabajar sobre el esquema de la novela y, después, sobre su redacción.  En el caso puntual de “El Ángel Perdido”, lo más laborioso fue el proceso de reescritura. Envié partes de la trama a geólogos e historiadores amigos, y hasta busqué nativos de Armenia que me pudiesen echar una mano con las frases en su idioma natal”.

¿En “El Ángel Perdido” usas la técnica del capítulo corto terminado en cliffhanger, una técnica narrativa tradicional del thriller “norteamericano”?
“Esa decisión obedece a una larga reflexión por mi parte, que ya se inició cuando escribí “La Cena Secreta”. En esa novela ya anticipaba mi intención de terminar cada capítulo “en alto”, con la tensión que invitara al lector a continuar. Regresé a ella en la profunda revisión que en 2008 hice a mi primera novela, “La Dama Azul”, aunque es cierto que en “El Ángel Perdido” esa técnica se aprecia más que nunca. La culpa la tiene el mundo audiovisual en el que vivimos, que influye en el modo que tenemos los escritores de contar nuestras historias. Queremos ser más visuales, más directos, e impedir que quien nos lea haga “zapping” a otras obras”.

¿Por qué una protagonista femenina y en primera persona?
“Mi  novela bebe de la antiquísima tradición de textos que reconstruyen el llamado “viaje del héroe” enunciado por Joseph Campbell. Libros como “La Odisea” o la Epopeya de Gilgamesh que narran el itinerario que recorren sus protagonistas por hacerse con una enseñanza u objeto vital que les salve la vida. Cuando me planteé “El Ángel Perdido” fui muy consciente de que había llegado el momento de modificar ese modelo y empezar a construir un “viaje de la heroína”. Y estoy muy satisfecho: una mujer permite transitar a la vez por dos mundos muy ricos, el exterior y el interior, y reflejar con más intensidad las contradicciones de nuestra existencia”.

Aunque en Chile tiene fieles lectores, el nombre de Javier Sierra es más conocido por su participación en Milenio 3, programa radial español que en nuestro país tiene estatus de culto gracias a las descargas de internet. Creado hace diez años por el periodista Iker Jiménez, es hoy el show radial más exitoso de la madre patria, tiene su versión televisiva (Cuarto Milenio) y ha iniciado franquicias en México y próximamente en Argentina. La formula es simple: cada medianoche de sábado y por dos horas, Jiménez, Sierra y sus invitados asustan a los radioescuchas con cuentos de Ovnis, maldiciones, misterios históricos, grabaciones de fantasmas y conspiraciones. El show ha inspirado dos libros, tres colecciones de fascículos, un par de discos y una serie en DVD, teniendo especial acogida entre el público joven. Se ha dicho que en España, nadie sale el sábado hasta que terminan los “milenaristas”.

“Las nuevas generaciones siempre son rebeldes con lo establecido, con la ortodoxia, así que comprendo y comparto su fascinación por los temas que aborda Milenio 3. La emoción por lo misterioso, por lo oculto, es propia de mentes ansiosas por descubrir. Y a los críticos que dicen que esto es superchería, pues me temo que aún queda mucho por hacer al respecto, es cosa de revisar la programación de Discovery Channel. Te diré algo: estas “pseudociencias” serán el motor de muchos descubrimientos científicos en el futuro. Con su lenguaje críptico los viejos alquimistas teorizaban con conceptos que ahora parecen actuales para la física de partículas”.

¿Es verdad que te gustaría escribir una libro a medias con Iker Jiménez?
“Iker y yo nos conocemos desde hace muchos años y compartimos una filosofía de trabajo común. Hacer algo a cuatro manos es difícil, y más si es novela, pero si a futuro halláramos un proyecto que nos divirtiera no lo descartaría en absoluto. Y él tampoco”.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About fortegaverso

Periodista, escritor, editor, guionista. Autor de un par de novelas, un par de guiones, varios cuentos y mucho magterial inédito. Blogger y twitter. Hace algún tiempo, no importa cuanto, decidí recorrer el mundo por los caminos del mar... pero me arrepentí, la web es más segura

One response to “El Enigma Sierra: Versión Uncut”

  1. Emiliano Navarrete says :

    Ni idea que era el culpable de Milenio IV, uno de mis shows televisivos foráneos favoritos.

    Gran entrevista, se agradece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: