Adios Manuel Bauer

Gracias a todos los que de una u otra forma estuvieron en estos 6 años.
GRACIAS TOTALES

Todo viaje tiene un final. Jack descubrió cual era su misión en la isla y que jamás iba a salir de esta, mi tocayo que jamás iba a poder dejar los fantasmas de la CTU, Jerry y los suyos que tanto bullying debía pagarse, Rachel que Ross iba a estar esperándola, Luke que tenía razón al pensar que algo bueno había en Vader, Frodo que con destruir el anillo no terminaba su misión, la lista es larga, tanto como uno quiera, si existe el Génesis hay un Apocalipsis, si hay una largada también una meta. Todo lo que sube debe de bajar dijo alguna vez Newton y lo comprobó cuando una manzana casi le rompe la cabeza.

Manuel Bauer nació hace cinco años y por una casualidad de esas que suceden contadas veces. La biografía del personaje dice que es un arquitecto, colaborador de VIVE!, miembro del comité editorial de la revista, fanático de la serie, separado con un hijo y con muchos problemas con las mujeres. Cuando nos propuso la columna la idea era que escribiera de tele, trivia de series, datos sabrosos, mucho material para los serie adictos. No funcionó mucho… de hecho llegaban hartas cartas en su contra, hasta que de la nada la columna se convirtió, como en Seinfeld, en algo sobre nada. Es decir el cable pasó a un segundo plano y Manuel Bauer comenzó a hablar de su vida, la vecina sexy, la ex esposa, amigos que se comportaban como Homero Simpson, un papá que estaba loco como Red Bauer, historias con alumnas en práctica, si hasta tira cómica tuvo… Digo tuve, como esto despidiéndome y pronto a confesar la verdad del cuento, tiendo a hablar en tercera persona, como futbolista. No más, lo prometo.

Han sido cinco años, primero sólo en la revista, luego cinco veces al mal, continuando mis aventuras en el blog, que dio origen a lo que hoy todos conocemos como SomosBlogs. Hicimos locuras, como inscribirnos en Facebook y lograr má de 1500 amigos para un tipo, que en verdad no existe. O bueno si, pero no como todos creen. Manuel Bauer fue un experimento, pero sobre todo ganas de contar una historia. Claro, la idea no es nueva, no inventamos la rueda. Durante cinco años el escritor Breat Easton Ellis le hizo creer a los lectores del New York Post que era una mujer a través de una columna mensual, en Chile tenemos el caso de Consuelo Aldunate de revista Ya y Alberto Fuguet como Enrique Alekán en Wiken. No se trata de mentir o de engañar a los lectores,  sino de hacerlos cómplices de una locura común. Muchos lectores que averiguaron mi verdadera identidad me han atajado en la calle para decirme que el secreto está a salvo. ¿Cree un monstruo? No, simplemente Manuel Bauer es de todos…

Manuel Bauer es de todos. No es un personaje de VIVE, ni de VTR ni siquiera de quien está detrás de la firma. Pero llego la hora no de despedirlo sino de reinventarlo, puede que cambie el nombre, pero las historias van a seguir, son parte de todos nosotros. El hijo, la ex, las ex, la profesión, la vida alrededor de un control remoto; con sutiles diferencias pero se ajustaba bastante a la realidad. De hecho el nombre de Manuel Bauer surgió de mi fanatismo por Jack Bauer y por el segundo nombre de mi abuelo. Los secundarios tenían algo de mis cercanos, las chicas tenían un poco de mis propias novias y esposa, el amigo parecido a Homero Simpson es real y trabaja en El Mercurio, el síndrome House me pasó con un practicante de la revista VIVE! y así un largo etcétera.

Escribir a Bauer fue inventar un universo, meterse en la cabeza de un hombre diez años mayor, tratar de descubrir e inferir como pensaba, no sé si lo logre, pero al parecer anduve bastante cerca, la respuesta fue positiva de parte de ustedes, eternos lectores. Pero lo confieso, era complicado, hay mucha distancia y mundo entre los 46 de Manuel y mis 36, también entre arquitectura y mi verdadera profesión: periodista. Claro, eso se arregla conversando con amigos arquitectos, leyendo libros de arquitectura e inventando ideas extrañas como un imposible curso de la arquitectura en el cine, ¿lo recuerdan? ¿Sabían que me llegaron mails preguntando si podían ir como oyentes? ¿Sabían que me invitaron a salir cuatro veces y tres me declararon su amor por mail? ¿Qué fui invitado a cumpleaños y fiestas?  A ratos me sentí como si hubiera creado un monstruo, más de alguna vez me pararon en la calle para preguntarme si yo era Bauer (el dibujo y yo nos parecemos), finalmente asumí que más que una columna lo hecho estos cinco años es una gran novela por entregas (no sería mala idea recopilar las columnas como libro, aunque la mitad se perdió en un computador hoy muerto), un libro interactivo, un e-book antes de que se popularizara el tema, casi una serie de TV pero por escrito, finalmente un trabajo divertido que alguien tenía que hacer. Yo la pasé bien haciéndolo, espero que ustedes también leyendo.

Y llegó el momento, me siento como Clark Kent sacándose los lentes frente a Lois o a Batman quitándose la capucha antes (ponga la novia que quiera de la larga lista del encapotado, mi favorita es la que se viste de gato) y como dice Robert Downey Jr. al final de Iron Man… “Mi nombre es Francisco Ortega, desde hace casi 10 años trabajo para VIVE y VTR, pueden seguirme en twitter como @efeortega y sí… yo soy Manuel Bauer, lo he sido desde febrero del 2005, aunque muchos ya lo sabían. Gracias por estar”.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About fortegaverso

Periodista, escritor, editor, guionista. Autor de un par de novelas, un par de guiones, varios cuentos y mucho magterial inédito. Blogger y twitter. Hace algún tiempo, no importa cuanto, decidí recorrer el mundo por los caminos del mar... pero me arrepentí, la web es más segura

3 responses to “Adios Manuel Bauer”

  1. Carlos Nicolini says :

    Recuerdo haber leído hace años un texto de Manuel Bauer en la revista de VTR. Quizás leí más de uno, pero si así fue, fueron pocos. No sabía que la columna todavía existía. Cuando la leí no le hallé nada del otro mundo, me pareció simplemente otra columna de televidente nerd más, como tantas que aparecían por aquella época. No tenía idea de que había una especie de “fenómeno” alrededor del personaje.

  2. Juan Fco. says :

    A poco andar de Bauer me dí cuenta que eras tu, pero me deje llevar, la historia era mágica, toda una serie hecha en papel, entre eso me fui de vtr y volví extrañaba mucho a Manuel Bauer.
    Un Abrazo Ortega,que grande eres gracias por estas historias.

  3. young_supersonic says :

    Leía a Bauer desde un comienzo, pero me negaba a pensar que fueran la misma persona. Pero sin querer, fui descubriendo que ambos tenían gustos similares en el mundo pop. Finalmente, cuando caí, fue cuando relataste el viaje acá, a mi región, cuando Manuel conoció la torre ‘Bauer’ en Vicuña. Y como una vez me contaste que tu Sra. es de Coquimbo…
    Fueron buenas historias, grandes momentos, buena trivia, instantes de mucha identificación con la vida real.
    Te vi en Lollapalloza colega. Iba junto a mi novia y pensé acercarme y saludarte. Pero el temor al ridículo me la ganó. No me sentía seguro de si me recordarías.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: