KARMA BARADIT (VERSION COMPLETA)

Version uncut del artículo publicado hoy en La Tercera, con él título original


El universo según el creador de «Synco»
KARMA BARADIT

La primera novela gráfica del escritor de «Ygdrasil» funciona, como toda la «obra baraditiana», en diversos niveles al mismo tiempo. Desde el último eslabón de uno de los universos más atractivos que  ha parido la literatura chilena, hasta un reflejo hipertrofiado de lo que pasa hoy en las calles de Santiago.

 

La Inmaculada Concepción es quién vigila el valle de Santiago, todos podemos verla, cada día, cada noche; una estatua de catorce metros de alto, sobre un pedestal de ocho que con sus brazos abiertos domina la capital de Chile. La Inmaculada Concepción es la virgen patrona de esta metrópolis, una imagen reconocible, familiar, como lo eran las Torres Gemelas para Nueva York o el Big Ben para Londres; pero sobre todo la Inmaculada Concepción es una mujer. Y en ella (y con ella) comienza «Policía del Karma» o «PDK» (Ediciones B, 2011), la cuarta novela de Jorge Baradit (1969), que también es su primera en el estadio de lo gráfico (con arte de Martín Cáceres), del cómic o la historieta, calificación que tras hojear el volumen de más de doscientas páginas es discutible, incómoda incluso, porque lo cierto es que «PDK» es otra cosa, un leviatán ambicioso, un puntapié de estímulos directo a la entrepierna, «ni yo soy capaz de definirla, sé que no es un cómic y tampoco una novela convencional, se parece un poco a ambas pero también a un libro objeto, al trabajo de arte de una película que no existe, etcétera. Tal vez no sea necesaria una definición formal, salvo… Salvo un lujo que me dejó dar Ediciones B, y que dudo que otra editorial me hubiera permitido. Es un riesgo por donde se le mire».

Y allí está, en la primera página, la Inmaculada Concepción, llorando sangre mientras observa (y adivina) el infierno que desordena las calles que se extienden a sus pies. Una virgen, una mujer que sufre. La imagen no es ajena al «universo baraditiano», ha aparecido en sus otros libros, viva, coleando. Ella, la mujer símbolo y también la mujer objeto, «tiene que ver con una fascinación hacia lo poderoso de lo femenino. La mujer es un ser completo y complejo, por eso en todas mis novelas el héroe es una heroína, pienso en la Pachamama en «Kalfukura» (Ediciones B, 2009) o Martina en «Synco» (Ediciones B, 2008),  lo que se repite acá, en “PDK”. Las mujeres son recipientes y dadoras de vida, nosotros con suerte testículos con piernas. Y claro, también está el factor fetichismo, la mujer es mi gran fetiche, lo he repetido en varias entrevistas, hay algo en eso de someter a una mujer, algo que mezcla fuerza, violencia y también cuidado, la naturaleza misma…».

 La luz al final del túnel

Aclaración necesaria, no hay nada más complicado que entrevistar a un amigo y quien escribe esta nota es muy amigo de Baradit. Hemos compartido antologías, un programa de radio virtual e incluso entrevistas colectivas. Hay pudor, sobre todo porque he estado encima de «PDK» desde que se gestó el proyecto: observando, espiando, aconsejando, animando, envidiando. La forma de la mafia, también del ser colega y él, más que nadie, lo tiene claro. «La historia partió como idea para un cuento y ese cuento, a su vez, de una conversación a raíz de una recopilación de historias cortas llamada “MP3” (Andres Bello, 2000) donde cada autor convocado escribía un relato a partir de una canción. No me gustó ningún cuento, básicamente por que las canciones eran solo una anécdota usada y no un concepto para construir la narración. Y en esa conversación sonaba de fondo “Karma Police” de Radiohead. Escuché la canción y empecé a tirar líneas, las que crecieron, se convirtieron en un cuento, también en un proyecto de serie para TV que quedó en stand by, hasta convertirse en el libro que hoy estamos firmamos con Martín (Cáceres)». El cuento original viene incluido en la novela gráfica, como un extra con ilustraciones a color de artistas como Félix Vega, Christiano y Ángela González entre otros, el cosmos PDK.

«Armamos un universo alrededor de “PDK” y que es lo que se está desarrollando en los documentales, cortometrajes, relatos e incluso el soundtrack que estamos subiendo a internet. No es una campaña viral, como muchos han apuntado, sino partes de  una misma obra. El relato está vivo, crece, se alimenta y en ese sentido “PDK” es una obra dispersa en multiplicidad de plataformas. La novela no es un Sol en torno al que giran virales vacuos, sino un componente-nodo de una molécula que levanta la estructura PDK. Hay gente que ha dicho que me preocupo más de lo que rodea a la novela que de la novela en sí, lo que es una tontera. El libro no existe solo, nunca lo ha hecho. Y esta fijación narrativa y conceptual no es particular a “PDK” sino también en como “PDK” convive con mi obra previa y lo que esté por venir, distintas capas de un universo que coexisten simultáneamente. Hace poco leí en un sitio web a alguien que me acusaba de estar contando siempre la misma historia y si, efectivamente eso estoy haciendo, porque no me interesa y nunca me ha interesado lo novedoso. Me acomoda la idea de lo original desde lo que esta palabra significa que es origen, un núcleo básico que explota como una bomba de racimo, pero que siempre tiende a volver a contraerse en esa bola inicial. Un uno con múltiples cabezas».

«PDK» es una obra violenta, dura, sin concesiones. La prosa de Baradit en el trazo de Cáceres no es simple, a ratos incluso desagradable, por lo detallista, lo milimétrico, lo exacto, «acá no hay futurismo, es un retrato contemporáneo, un reflejo del Santiago de Chile que no estamos viendo. La Policía del Karma es por fuera una institución que te apresa por crímenes cometidos en otra vida, pero bajo esa capa se trata de una policía secreta que ha manipulado nuestra historia desde las sombras  por más de un siglo, nada muy distinto a lo que hizo la CNI, la DINA o incluso fuerzas de orden y seguridad en los gobiernos de Alessandri o Ibáñez del Campo, piensa en Santa María de Iquique en la matanza del seguro obrero. La represión es parte de nuestro folklore, y en ese sentido lo que aparece en “PDK” no es muy distinto de lo que ha estado pasando todo este año en las calles de Santiago».

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

About fortegaverso

Periodista, escritor, editor, guionista. Autor de un par de novelas, un par de guiones, varios cuentos y mucho magterial inédito. Blogger y twitter. Hace algún tiempo, no importa cuanto, decidí recorrer el mundo por los caminos del mar... pero me arrepentí, la web es más segura

One response to “KARMA BARADIT (VERSION COMPLETA)”

  1. Gonzalo Iván (@TUE_TUE) says :

    _Me gusto bastante esta versión completa, por qué la habrán cortado? En fin loque importa es manda el mensaje o no ? xD en fin, es genial como este “monstruo” va creciendo y monstradose de apoco a las personas, pero lo mejor de todo es que todo los que tienen la voluntad de hacer algo, contribuimos a crear a esta criatura para desarrollar su leyenda o mito a niveles incorruptible (ya parece que me salí del tema xD)… Bueno a esperar el manuscrito saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: