Archivo | Cine RSS for this section

ES EL CINE DE SUPERHEROES EL NUEVO WESTERN

Columna publicada originalmente en Septiembre del 2008 en la secccion Fuera de Foco de Wiken de El Mercurio y que hoy, con el estreno de Avengers se vuelve muy actual.

EL NUEVO WESTERN

El estreno de Hellboy 2: El ejército dorado, además de cerrar la temporada de blockbusters, consolida el año en que las películas basadas en cómics dejaron de ser el hermano freak del cine fantástico para convertirse en un género con sustantivo propio.

El “cine cómic” es básicamente el nuevo western y así debe ser visto y analizado: culturalmente norteamericano, pegado con un simplista ideal de justicia, de moral fascista, extremadamente macho y catalizador del lado más infantil del hombre adulto. Y tal como sucedió cuando el western se independizó del cine de aventuras, de la mano de autores como John Ford, es probable que directores como Zack Snyder o el multifacético Frank Miller sean estudiados a futuro como las cabezas pensantes del género, los Howard Hawks de las capas y antifaces. Y que piezas como Batman: El Caballero de la noche (por mucho que algunos se horroricen) sean equivalentes a El Tesoro de la sierra madre o a Río bravo.

No nos miremos la suerte entre gitanos (o pisemos la capa entre superhéroes), en la época de oro del far west estos filmes también eran vistos por el sector más duro de la crítica como escapismo barato y desechable. Después de todo, así como hoy la taquilla se dicta adaptando un formato tan desechable como una historieta, en los 40 y 50, los vaqueros eran tomados del pulp, en esos tiempos lo más rasca de la “literatura barata y popular”, en una escala aún más baja que las historietas.

Ahora si el cómic es el nuevo western y el western tuvo una carrera más bien corta en la cresta de la taquilla, ¿cuanta vida le quedan a las versiones filmicas de Batman y Superman? En 1985 la dupla formada por el escritor Alan Moore y el dibujante Dave Gibbons publicaron a traves de DC Comics la piedra angular del género narrativo de los superhéroes, Watchmen, miniserie luego editada como novela gráfica, considerada por unanimidad como el mejor cómic de la historia e incluida en el canon de las 100 mejores obras literarias del siglo XX. Pero Watchmen no naci,ó como algunos creen, como una forma de llevar a los superhéroes a una categoría más alta, sino para matarlos. La idea de Alan Moore era darle la estocada final a esta mitología pop, algo tan rotundo que fuera inimaginable seguir haciendo historias de este tipo tras el número 12 de la colección. Pasó todo lo contrario, tras este relato las historietas se poblaron de vigilantes con taras psicológicas, ultraviolentos, con más dilemas existenciales que superpoderes.

En lugar de matar a los superhéroes, Moore los relanzó, catapultando de rebote, a partir de Batman de Tim Burton en 1989 (los filmes previos de Superman fueron una excepción) el saltó definitivo de estos personajes al cine, iniciando una espiral en ascenso cuyo último eslabón es precisamente Watchmen, la adaptación a la pantalla grande anunciada para el 2009 y cuyo trailer colapsó Internet hace un par de semanas, llevando a la novela gráfica al número 2 de los libros más vendidos de Amazon y causando que una librería especializada de Santiago (Shazam Comics) tuviera que  encargar a España, 50 copias de la carísima edición de lujo de la obra de Moore y Gibbons. De pronto, todo el mundo quería leer Watchmen. Lo que desde una mirada cultural es equivalente a que de un momento a otro, sugiera un inusitado interés por conseguir (y comprar) Ulises, Moby Dick o El Quijote de la Mancha…

Anuncios

“HERMANOS SEPARADOS” EN VARIETY

 

Hendler attached to Mardones’ ‘Brethren’

Parox preps ‘Gen Mishima’ movie spin-off

GUADALAJARA, Mexico — Uruguayan thesp Daniel Hendler, who won a Berlin Silver Bear for “Lost Embrace,” is attached to star in Chilean drama “Separated Brethren.””Brethren,” which is the directorial debut of producer-turned-helmer Andres Mardones (“El Baile de la Victoria,” “Rabia”), is one of four movies now set up at Sergio Gandara’s Parox, a top Chilean TV production house.

Hendler plays Daniel, a 33-year-old pastor dispatched to an evangelical church in Chile, which he attended as a child. His attempts at modernization, passion for the woman he always loved and consuming guilt all contribute to the impending tragedy.

Penned by Francisco Ortega (“Se arrienda”), “Brethren” is skedded to roll winter 2013.

Aiming to produce 36 hours of fiction this year — mostly TV series like “El Reemplazante” — Gandara is exploiting Chile’s growing film-TV synergies.

Gandara and former Endeavor agent-turned-producer Sergio Aguero are developing an English-language remake of the Parox-produced cult TV series “Gen Mishima” with vet showrunner Ken Sanzel (“Numbers,” “The 2-2”), Gandara said at Mexico’s Guadalajara festival.

Gandara is also working on a movie spin-off of the dystopian thriller “Gen Maoa,” written by “Mishima” scribe Enrique Videla.

Gandara said, “Just making films in Chile is highly complex. TV production is larger scale and its budgets practically guaranteed, allowing companies to tackle film projects on a more industrial level.”

Parox is also putting up equity and services on Spaniard Isabel Aiguavives’ “El Arbol magnetico,” co-produced by Spain’s Dos Treinta y Cinco, and on Italian Vincenzo Marra’s fourth fiction feature “La Prima Luce.”

Contact the Variety newsroom at news@variety.com

NERDGASMO

Publicado en El Dinamo, el 23 de diciembre del 2011

El tráiler de “Batman: The Dark Knight Rises” el lunes, el de “El Hobbit” el martes, el de “Prometheus” el jueves, la edición local de “Locke&Key” hace un par de semanas, vaya que es una buena época para no tener vida.

−¡Es que la cagó, se acabó el mundo, nada superará esto…!
−Impresionante, estoy para dentro, ¡lo he visto como veinte veces en una hora!
−Bane…
−When Gotham is ashes, you have my Permission to die…
−Selina Kyle, hueón, que rica es Anne Hathaway…
−¿Y Marion Cotillard? Estoy seguro que ella es, en secreto,  Talia Al Ghul, la hija de Ras Al Ghul. Acá se cierra el arco iniciado en Batman Begins…
−Eso dijo Nolan… Nolan hazme un hijo o toma mi esposa.
−No tienes esposa…
−Da lo mismo, ¡Nolan es Dios!
−Es más que Dios.
−Si es la trilogía Dark Knight, Nolan debiera cambiarle el título a la primera película y ponerle The Dark Knight Begins.
−Te apuesto un palo verde a que eso va a pasar cuando salga la edición BluRay de la trilogía pico-la-zorra…
−Cachaste los guiños al cómic en el estadio. La “R” escrita como la “R” de Robin…
−Y ojo, el jugador de fútbol es de apellido Ward, como Burt Ward, el Robin de la serie de Batman de los 60.
−¡Nolan es Dios!
−¿Te fijaste en el número de la camiseta del futbolista?
−No.
−Hueon es 86… 86, al año del Dark Knight Return y de Year One, ¡Miller es Dios!
−Ya no, es un facho de la mierda, el Dios es Nolan…
−Me tinca que la elipsis de ocho años de la que habló Nolan va a ser en mitad de la película. Onda Bane le rompe la espalda a Batman, igual que en los cómic, de ahí pasan ocho  años de rehabilitación, ¡ojo con las escenas de Bruce Wayne con bastón!, y regresa por venganza… “Rises”, como el título en inglés, “el caballero oscuro se levanta, renace”, captas. Eso explica la tecnología avanzada que se ve, esa especie de arma láser y la nave…
−La nave es un hovercóptero, o sea un helicóptero con rotor carenado, interno, dentro del fuselaje, la zorra.
−Se va a acabar el mundo.
−¡Nolan es Dios!
−No puedo creerlo, es como volver a un lugar donde siempre estuvimos…
−¡Jackson es Dios!
−Escuché los acordes de The Shire de Howard Shore y cagué. Los Hobbits, Bilbo Baggins, Gandalf, los enanos.
−¡El canto de los enanos! Puta la huevada bonita.
−¡Jackson es Dios!
−¡Viva Tolkien!
−¡Jackson es Dios!
−Gandalf peleando con su báculo, la espada “Sting”, las Montañas Nubladas, Rivendell… Galadriel…
−Galadriel como que tiene onda con Gandalf en el trailer…
−¿Cómo va a tener onda con Gandalf?  Gandalf es como Jesús, asexuado, no entiendes nada. ¡No leíste los libros!  Y Galadriel es como la Virgen María.
−Me gusta esta Virgen María.
−¡Hueón, con Tolkien no se juega!
−¿Quería ver al dragón Smaug?
−No es necesario, Jackson es un genio, no necesitó a Smaug para dejarnos pegados.
−¡Jackson es Dios…!
−Bilbo es el de Sherlock, el que hace del Dr. Watson…
−Si, Martin Freeman, el de La Guía del Autopista Galáctico.
−Gran película.
−Rara, pero grande.
−Quiero que sea diciembre
−Es diciembre.
−Del 2012…
−¡Jackson es Dios!
−La cagoooooo… IM… PRE… SIO…NAN…TE…
−¡Scott es Dios!
−Ridley quiero ser tu hijo, si fuera mujer te pediría que me embarazaras…
−Chao Batman, chao Hobbit, la película definitiva del 2012 va a ser Prometheus.
−Flipé con el tráiler…
−¡Scott es Dios!
−¿Por qué la Fox insiste tanto en que no es precuela de Alien, si es puro Alien?
−Es que no lo es, sucede en el mismo universo que es parecido, pero va más atrás, apunta a la tercera raza extraterrestre de la serie, los gigantes esos…
−Space Jockeys
−Esos mismos. Yo creo que Scott está básicamente tomando propiedad de su legado. Alien es de él, no de James Cameron como creen todos…
−¡Scott es Dios!
−Y apuesto a que la película tendrá una sorpresa, que me atrevo a adelantar será el vínculo que unirá Alien con Blade Runner, a través del personaje del androide, interpretado por Michael Fassbender…
−¡Quiero ser Michael Fassbender!
−¡Fassbender es Magneto… o sea es Dios!
−Fassbender es un replicante avanzado, un Nexus 10, te apuesto.
−Si es así, me saco el sombrero por el viejo Ridley.
−¡Scott es Dios!
−Hueón está muy buena la edición, mejor que la gringa o la española.
−Mil patadas a los gringos y españoles, esta es la versión definitiva de Locke&Key y por lejos la gran “novela gráfica del año”. Chao Mortis, 1899 y PDK, esto es lo que vale, el mundo real.
−¡Gabriel Rodríguez es Dios!

NOTA: Esta columna está basada en hechos reales.

LONGUEIRA ES NED STARK, UNA TONTA HISTORIA IMAGINARIA

−Entonces, ¿cómo es el juego?

−Adivina la historia. Súper simple. Yo te cuento algo desde una mirada superficial de los hechos, casi un bosquejo, dando pistas veladas y tu adivinas.

−¿Cualquier tipo de historia?

−Cualquier tipo de historia.

−¿Ficción o real?

−Ficción o real.

−Ok, dale, pero te advierto, soy bueno en este tipo de juegos.

−Yo también.

−Espera, es que quiero aclarar lo del tipo de historias. Caben películas, libros, cuentos, vida real, canciones…

−Y leyendas populares, chistes buenos e historias de Condorito. ¿Puedo empezar?

−Dale.

−Imagina una civilización que tras años de guerras y disputas internas logra una estabilidad social y política casi perfecta, se habla de ella como un ejemplo e incluso sus propios gobernantes se refieren a sí mismos como gestores de una edad de oro…

−Ya…

−Pasan los años, cambian los gobiernos, la democracia es mantenida por una correcta interacción entre Diputados y Senadores. Claro, hay crisis internas, detenidos políticos e incluso violaciones a derechos humanos, sobre todo a minorías…

−¿Qué clase de minorías?

−Toda clase, no puedo dar datos más concretos, son las reglas. ¿Puedo continuar?

−Continúa.

−Entonces este gobierno, tras una última y reñida elección tiene como nuevo dirigente al líder de una coalición de pensamiento extremo, da lo mismo si es de derecha o izquierda, que implanta una revolución en el sistema político. Revolución que gusta a muchos, pero desagrada a otros. Tras una serie de incidentes que involucran paros comerciales y enfrentamientos con armas, una facción conservadora y que tiene al ejército de su lado se levanta y derroca el régimen anterior instaurando un nuevo orden donde la milicia es parte fundamental del cuento… Se restringen libertades civiles y hay un exterminio programado de opositores y partidarios del gobierno anterior…

−Ya sé, obvio…

−Aun no termino.

−Sigue.

−Bueno, este nuevo orden dura casi veinte años. Hay represión, armas por todas partes y se instaura un modelo económico matemático y despiadado que separa drásticamente la brecha entre ricos y pobres pero que es ideal para administrar los distintos mundos que conforman el gobierno.

−¿Mundos?  (continua…)

Lee la columna completa en El Dinamo

ENCICLOPEDISTA POP: FUERON SUPERHÉROES UN DIA

El gran Rodrigo de la Paz (@RodridoDLP), compañero en Mr. trivia y voz de grandes personajes, como el transformers Prowl en la versión latina de Transformers. Animated se dio la paja inutil necesaria de enlistar a los actores que más veces han encarnado personajes de comics.  Pero OJO, personajes que aparecen en los COMICS, no que fueron inventados para las películas, como el caso de Earl (Rutger Hauer) de Batman Inicia o el de Ben Foster en 30 Días de Noche.

Cuatro:

  • Chris Evans: Johnny Storm (Los 4 Fantásticos), Steve Rogers (Capitán América), Lucas Lee (Scott Pilgrim) y Jensen (The Losers).

Tres:

  • Tommy Lee Jones: Harvey Dent (Batman Forever), agente K (Hombres de Negro) y el coronel Phillips (Capitán América).
  • Brandon Routh: Superman (Superman Regresa), Dylan Dog (Dylan Dog: Dead of Night) y Todd Ingram (Scott Pilgrim).
  • Bruce Willis: Hartigan (Sin City), Frank Moses (RED) y Tom Greer (Identidad Sustituta).
  • Scarlett Johansson: Silken Floss (The Spirit), Natasha Romanoff (Iron Man 2) y Rebecca (Ghost World).
  • Ryan Reynolds: Hannibal King (Blade: Trinity), Wade Wilson (X-Men Orígenes: Wolverine) y Hal Jordan (Linterna Verde). Puntos extra por ser el único que ha interpretado personajes de Marvel y DC.

Dos:

  • Morgan Freeman: Lucius Fox (Batman Inicia) y Joe Matheson (RED).
  • Jessica Alba: Susan Storm (Los 4 Fantásticos) y Nancy Callahan (Sin City).
  • Michael Clarke Duncan: Manute (Sin City) y Kingpin (Daredevil).
  • Rosario Dawson: Valerie (Josie & The Pussycats) y Gail (Sin City).
  • James McAvoy: Wesley Gibson (Se Busca) y Charles Xavier (X-Men: Primera Generación).
  • Rutger Hauer: el Cardenal Roark (Sin City) y Morgan Edge (Smallville)
  • Carla Gugino: Lucille (Sin City) y Silk Spectre I (Watchmen)
  • Annette O’Toole: Lana Lang (Superman III) y Martha Kent (Smallville)
  • Helen Slater: Supergirl (Supergirl) y Lara (Smallville).
  • Mickey Rourke: Ivan Vanko (Iron Man 2) y Marv (Sin City).
  • Eva Mendes: Roxanne Simpson (Ghost Rider) y Sand Saref (The Spirit).
  • Jaime King: Goldie y Wendy (Sin City) y Lorelei (The Spirit).
  • Samuel L. Jackson: Nick Fury (Iron Man) y El Pulpo (The Spirit).
  • Natalie Portman: Evey (V de Vendetta) y Jane Foster (Thor).
  • Hugo Weaving: V (V de Vendetta) y Cráneo Rojo (Capitán América).
  • Sam Jones: Flash Gordon (Flash Gordon) y Spirit (The Spirit, telefilme).
  • Rebecca Romijn: Mystique (X-Men) y Joan (El Castigador 2004).
  • Ben Foster: Spacker Dave (El Castigador 2004) y Warren Worthington III (X-Men: La Batalla Final).
  • Josh Hartnett: Un asesino (Sin City) y Eben Oleson (30 Días de Noche).
  • Jennifer Connelly: Betty Ross (Hulk de Ang Lee) y Jenny (Rocketeer).
  • William Hurt: Richie Cusack (Una Historia Violenta) y el general Ross (Hulk de Louis Leterrier).

NOTA: Todas las menciones a RED son debatibles, pues no sé hasta qué punto la película es fiel al cómic.

EL GUION DE X-MEN QUE ESCRIBIO MICHAEL CHABON EN 1997

Michael Chabon (El Sindicato del Policia Yiddish, Wonder Boys,  Las Aventuras de Kavalier y Clay) es hoy un respetado novelista, de los mejores de su generación. Ha ganado todos los premios que se dan en EE UU a escritores, incluidos el PEN Faulkner y el Pulitzer. Lo han llamado el nuevo Mark Twain y el nuevo (ponga acá el nombre que se les ocurra). Y el tipo realmente es bueno. Lo curioso es que Chabon es un intelectual freak, ama los cómic de superhéroes y la literatura de género. De hecho, su libro más famoso, Las aventuras de Kavalier y Clay es una gran crónica de la edad de oro de los comics, con el surgimiento de Superman y otros encapotados en 1938. Hoy Chabon está metido en desarrollar para HBO, junto a Darren Aranofsky (El Cisne Negro), la serie Hobgoblin , basada precisamente en un relato incluido dentro de Kavalier y Clay. Un titán que demuestra que leer tantos monos de colores es un acto cultural y de absoluto respeto académico. La cosa es que en 1997, Chabon era sólo un buen escritor joven, al cual había que ponerle ojo porque prometía. Entonces se enteró de que la Fox estaba produciendo una película de los X-Men (sus héroes favoritos) y como fan escribio un tratamiento/guión que envió al estudio. Y no pasó nada.  Pero la frustración no duró mucho, pocos años después Chabon escribiría la historia original y el primer tratamiento de guión para  Spider-Man 2, una de las mejores historias de superhéroes llevadas a la pantalla. Ídolo, YO QUIERO SER MICHAEL CHABON…  Y a continuación lo que prometemos en el título, el guión de Chabon para X-Men 1. Haz clic en lo que sigue y lee o descarga (está en PDF y en inglés)

EL GUION “SECRETO” DE MICHAEL CHABON PARA X-MEN 1

LO BUENO, LO BONITO, LO FEO Y LO MALO DE LA COMICCON DE SANTIAGO

Publicado y escrito originalmente para Paniko.

  1. Mal, la cantidad de eventos prometidos y que se bajaron a última hora. Desde el avant premiere de X-Men: Primera Clase hasta los 8 minutos de Green Lantern que no llegaron el día prometido y tuvieron en vilo tanto a la organización como a los fanáticos.
  2. Mal, enredos de horarios y organización que obligó a suspender charlas, como la de Gabriel Rodríguez, un bacán que debió haber sido tratado con más respeto, mal que mal es el único de nuestros embajadores comiqueros que sabe realmente como funciona la maquinaria detrás de una ComicCon y de la industria del cómic gringo.
  3. Mal, para qué estirar tanto el chicle con la supuesta presencia de un Leonard Nimoy o un Stan Lee o incluso un  Mark Hammil; que venían, que no venían, que si, que no. Mejor decir desde un principio, quisimos traerlos, pero hubo problemas de agenda y listo.
  4. Mal, que no hubiese cajero automático y sólo la tienda oficial tuviera RedCompra, lo que jugó en contra especialmente al cómic nacional, gente que se entusiasmaba, quería comprar pero andaba sin efectivo. Pésimo, hay que ponerle ojo a esto, mal que mal es un evento donde el consumo es clave.
  5. Feo. ¿Que onda los stand de Warner (Green Lantern) y Fox (X-Men: Primera Clase)? Cero contenido,  cero diseño, ¿costaba tanto tener un par de huevones disfrazados, unas minas ricas, juguetes y merchandising? Se cayeron pesado.
  6. Feo, muy feo. El trolleo excesivo de los inconformes de siempre. Hubo puntos negros, si hartos, pero menos de los esperados. La cosa mejoró mucho el sábado y el domingo. ¿Qué querían, la ComicCon de San Diego? Una cosa es ser troll y  otra muy distinta hueón. Patada en la raja a todos los trolles que con cueva han ido a la Crazy All Comics y se creen dueños de la verdad.
  7. Bueno. A pesar de los 4 primeros puntos, la ComicCon cumplió muchas de sus promesas, lo que no es poco tomando en cuenta la tradición nefasta de las expo de fanáticos en esta parte del planeta. La gente estaba contenta, los fans sobre todo, se le dio dignidad al mundo freak (algo difícil, pero se logro) y lo más importante se demostró que hay público y que esto fue solo un vuelo de pruebas. Es probable que de aquí a 3 años, tengamos una ComicCon funcionando a full en Chile… Interés hay, mercado también, es tendencia.
  8. Muy bueno. Los trolls son por lo general freak sin vida que reclaman por todo, ese público no cuenta, además van a ir igual aunque pelen por debajo. Lo interesante es que la gente ajena al circuito salió sorprendida. No se veía amateur (aunque a ratos lo era), fue un evento interesante y como más de un amigo periodista me dijo, “esto es mucho mejor de lo que esperaba”. Y esa fue la tónica. Insisto, esto fue un vuelo de pruebas, con tiempo y ganas aquí hay una joya que puede brillar mucho.
  9. Muy bueno. El rol de la NGI, la asociación que agrupa a los narradores gráficos de Chile. Se pasaron. Entre tanto stand de productoras y distribuidoras de cine, el cómic local aparecía como el hermano menor del evento, finalmente fue el GRAN PROTAGONISTA.
  10. Muy bueno, pero muy bueno. Chile. Harto se habló de que la ComicCon era un evento extranjerizante, que era pura cultura pop gringa y japonesa, pero lo cierto es que eso fue el puro disfraz, lo chileno terminó siendo el gran protagonista: cómic, cine, literatura y TV hecha en estos lados se ganaron aplausos del respetable. De muestra: la charla de Mortis estuvo más llena que la premiere de 8 minutos de Green Lantern. Los tomos recopilatorios de Zombies en la Moneda se vendieron más que Batman o Superman.
  11. Bueno: Ñoñismo justo y necesari. Vale, había cabros disfrazados, Mujeres Maravillas con sobrepeso, X-Men con barriga y Batman que llegaron en Metro, pero eso hay en todas las ComicCon y eventos relacionados con lo fantástico. Hasta en la entrega del Hugo y el British Fantasy llegan nerd con cosplay, no salgan ahora los defensores de la dignidad ñoña. Y vale, da vergüenza ajena, pero no más que los poetas de vanguardia gritones de las Ferias del Libro o los que hacen air-teclado en los recitales de proa rock. Hubo de eso, arto, pero también profesionales que se están sacando la cresta por crear productos de género hechos en Chile y esta parte seria de la ñoñeria supo ganar su espacio y destacar incluso más que el añadido colorinche.
  12. Muy bueno. Premiar a Alvaro Arce, un titán, un chileno de exportación que hizo carrera fuera de nuestro país. Trabajó con Disney, Hannah Barbera, Filmation e incluso la productora de dibujos animados de Stan Lee. De Arce hacen exposiciones en Hollywood, acá la Municipalidad de las Condes lo tramitó tanto para que mostrara su trabajo en su Corporación Cultural que él prefirió irse a vivir fuera de Santiago. Arce es un mito vivo, alguien que había que destacar y así se hizo. Y el viejo lloró y de agradecimiento regaló un saludo de su amigo Stan Lee a los presente. Con lo de Arce, sólo con eso, la ComicCon borró de una lo malo y el trolleo.
  13. Muy bueno, pero muy bueno. La calidad de ciertas señoritas disfrazadas. Modelos contratadas como al que se paseaba de PowerGirl/Robin e incluso fanáticas, como la que subió al escenario vestida de protagonista de Twilight…una literal MIJITA RICA.
  14. Feo… que no haya fanáticos de James Bond en Chile, la única franquicia con real onda y distinción del cine. Para la próxima me pongo yo con el stand.

THE MAN OF TOMORROW: UNA IDEA PARA SALVAR A SUPERMAN

Una volada de ¡50 paginas! con el plot de la película perfecta del Hombre de Acero. No es por tirarme flores, pero apuesto que esta propuesta es mejor que lo que va a filmar Zack Snyder. Si estuviera en USA sería millonario… y no es chiste, bueno si lo es, pero necesitaba decirlo.

El link para el PDF de Supermán aquí abajo.

Descarga THE MAN OF TOMORROW

A PROPÓSITO DE LA MUERTE DE DINO DELAURENTIIS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los viernes eran días de cine en Victoria. Costaba $100 pesos la entrada y a veces la señora de la boletería nos hacía pasar porque conocía a la mamá de mi amigo Juan Roberto Palma (que será de él, lo último que supe es que era carabinero), que era la bibliotecaria del pueblo. El cine estaba en una esquina de la plaza y había que sentarse atrás, porque al frente te tiraban escupos y otras cosas desde la platea alta, que era más barata y donde iban los patos malos, al menos eso nos decían. A veces uno iba solo, otros acompañado de amigos. Algunos que se perdieron en el tiempo, otros que aun siguen, como el Pollo Carvacho, el Manolo Contreras o Alejandro Inostroza, también estaba Jaime Hinostroza, así con H, que tenía familia en Brasil y eran hijo de los dueños de una hostería que se llamaba El Pino, lo que sería un dato gratuito salvo que en ese local probé por primera vez un barros luco, comenzando el pavimento de lo que a futuro sería el fin de mi flacura adolescente. Y estaba el Tuiki y los cabros de la población Quilapán, donde aún viven mis papás, en la intersección de Mariluán con Quilapán.

En el cine teníamos las películas, el frío y los ratones, porque en la sala había ratones, de los chicos y los grandes, pocas veces los veíamos pero siempre los sentíamos. El cine era blanco y grande, estaba frente a la municipalidad y siempre daba programas dobles. Creo que lo primero que vi fue Viaje a las Estrellas, la uno, y lo último Dick Tracy. De este epílogo me acuerdo porque aquel domingo el cine cerró para siempre, se convirtió en bodega primero, en templo evangélico después y en bodega otra vez. Y pasaron Tiburón 2, la italiana El Ultimo Tiburón, Águilas de Acero, Lucha de Titanes, Firefox y Relámpago Azul. También Camas Calientes, Las Vírgenes Guerreras y Variaciones del Amor.

En esos años yo era evangélico practicante, iba a la escuela dominical y participaba en obras de teatro y coros donde cantábamos del fin del mundo y que la sangre de Cristo tenía poder para liberar. Y creía en el arrebatamiento de los justos y que si uno no se “convertía” (como un Transformers religioso) estaba condenado al lago de fuego, también que el único pecado sin perdón era blasfemar contra el Espíritu Santo, detalle del que todavía me cuido, por eso lo escribí con mayúsculas. Era chico, todavía estaba en la escuela E 209, a un par de años de subir en el estatus social victoriense y pasar al Santa Cruz que tampoco era gran cosa, salvo que la camisa cambiaba del celeste al blanco, había grupo scout, tenían himno propio, monjas y curas y uno usaba un escudo religioso en la chaqueta, peluda y fea, que a mi me compraban grande para que durara, “crecedorcita” le decía mi madre (algo humillante a los 14 años).  Era raro ser católico de lunes a viernes y canuto los sábados y domingo, la melcocha en la cabeza era un charquicán bíblico, eso me daba una ventaja en el colegio: sabía más que las monjas de lo escrito en el “buen libro”. Como a los 13 corté con Dios y todo fue más simple. Un día fui a la escuela dominical con el álbum de El regreso del Jedi (¿o el de Mask?) y me retaron, también llamaron a mi mamá para aconsejarle que no me dejara ir más al cine, porque no era un lugar para un niño cristiano. Bien tarde, hacia rato que me perdía los viernes ante la pantalla grande y había visto, entre marcianos y guerreros bárbaros, tetas, potos y sexo simulado made in Italia, por supuesto nunca dije nada; no había para qué. Dejé de ir a la iglesia y aprendí a dormir los domingos hasta tarde.

En los raros años 80, Victoria era un buen lugar para crecer, creo que por eso me gusta tanto Stephen King, mi pueblo tenía algo de esos pueblos de mierda de Maine donde todos se conocen y donde si llegara un vampiro, como Barlow, dejaría la crema. Además había harta chica guapa a la que morder, la mayoría con sangre italiana, alemana o suiza en sus venas. Y claro, pasaban cosas raras, como que nos formaran alrededor de la plaza un día de invierno para ver “la mano de Pinochet”, ese día en que un paco de mierda le pegó un lumaso en el pecho a mi amigo Manuel por adelantarse un paso…  Rico tu paco, pegándole a un niño de 13, nuestros valientes soldados, en fin. En esa época teníamos un solo canal de televisión (el 7, que para nosotros era el 3) , así que para conocer el resto del mundo nos la arreglábamos con revistas viejas y cine malo. Vimos porquerías, obras maestras (sin saberlo) y perdimos la virginidad con las primeras tetas en pantalla grande. Las mías fueron las de Ursula Andress en La montaña del Dios de los caníbales, una buena/mala película italiana que dieron en programa doble con Desparecido en Acción, esa de Chuck Norris, esa de Vietnam, esa que era como Rambo pero con menos presupuesto. Y claro, eran los años de DeLaurentiis, por eso me puse a escribir esta tontera. DEG era un logo que se nos aparecía con frecuencia en ese telón, casi como símbolo de una calidad que no era tanto. Y allí estaba. En Flash Gordon, en Conan, en Dunas (por que así se llamaba, no Dune como todos hoy decimos) en King Kong (que vi en un programa doble con El Imperio Contraataca) y King Kong 2 (que vi con Drácula de John Badham, esa con Frank Langella, donde el vampiro no daba miedo, pero las vampiresas si), en Cazador de Hombres, o Manhunter, que vi con The Running Man (¿O fue con Rambo III?). En Ocho días de terror, como se tituló en Chile Maximun Overdrive, el funesto debut de Stephen King en  la dirección, que vi a familia plena junto a De vuelta al Colegio. Era un lindo lugar para vivir y crecer. Hoy yo no sería nada sin esa educación sentimental, de serie B, de porquerías encantadoras, de mentiras a medias y mitos de infancia que finalmente da lo mismo si son ciertos o falsos. La historia, el cuento de la vida es lo que queda, el relato oral, la memoria personal que finalmente es colectiva y donde DeLaurentiis fue uno de esos grandes secundarios, esos que armaron un marco de referencia y nos hicieron hombres. En otras partes uno crecía a combos, allá en el sur viendo tetas y pésimas películas en un cine feo pero lleno de historias eternas… como esa vez en que a todo lo ancho del vestíbulo un cartel de tela nos preguntaban: “¿podrá el Concorde sobrevivir a los misiles teledirigidos?”. Uno quizás olvide el primer beso, pero esa frase, o el primer James Bond (en mi caso La espía que me amo) nunca. Yo al menos no.

10 NOTAS HIPERVENTILADAS SOBRE INCEPTION


NOTA: Contiene spoilers, si no ha visto la película no siga leyendo.


1. Cada noche Mike soñaba con Miranda. Una mujer que jamás había visto pero que era perfecta para él, con la que se complementaba, se amaba y tenía una vida entera construida: familia, casa, muebles, libros, alfombras, perros, gatos, jardín, flores, minivan, cercos blancos, etc. Mike estaba enamorado de Miranda hasta las patas, aunque Miranda no existía y por más que la había buscado (por semanas, meses y años) no parecía ser real, sino tan sólo una proyección de su subconsciente, una imagen de sus deseos e ideales, como le decía su terapeuta y le reprochaban sus amigos. “Despierta, sé realista”, le insistían. Pero Mike sabía que Miranda era real, por lo mismo no podía armarse, no conseguía interesarse en otras chicas ni tener una vida social activa, lo único que quería era dormir y soñar, para en el ensueño encontrarse con Miranda y a su lado disfrutar del encanto de esos que llaman (por cursi que suene) pequeñas cosas. Claro, el mundo dónde habitaba Miranda tenía sutiles diferencias con el real, pero de eso él no se daba cuenta, tampoco le importaba. Años tras años, sueños tras sueños, la tortura se hacía insostenible, sabía Mike que de no encontrar a Miranda acabaría volviéndose loco o algo peor… Desesperado hizo un llamado a las alturas para saber que cresta pasaba, quién era esa mujer de la cual no podía despegarse. Y las alturas le respondieron, cómo sólo sucede en la ficción. El Ahorcado, una entidad supernatural encargada de administrar el balance entre el caos y el orden se materializó en su habitación y le explico lo que sucedía. No eran sueños, sino ventanas, restos de una realidad que ya no existía. De cuando en vez el universo necesitaba reacomodarse para ordenar su continuidad y claro, en ese movimiento, no faltan quienes quedan con recuerdos de lo previo, en este caso una línea temporal donde Mike estaba casado con Miranda y era feliz con ella. No eran sueños, sino recuerdos de un pasado/presente que ya no era, que de hecho, a partir de ahora, nunca lo había sido. El Ahorcado visitaba a quienes quedaban con esas ventanas y les ofrecía borrar los recuerdos para que así, finalmente pudieran continuar con sus vidas. A eso vino, de alguna forma a salvarlo. Mike lo miró y respondió negativamente a su oferta; a pesar de todo no quería que le borraran su vida con Miranda. El Ahorcado se quedó en silencio y luego, antes de desaparecer, le confesó: “es curioso como se mueven ustedes, los humanos, ninguno de quienes quedan con ventanas, aceptan que estas sean borradas, a pesar de que con ello jamás serán felices”. Mike lo miró y le contestó que para eso tenía sus sueños, luego se quedó solo y lloró, pero lloró de felicidad, por primera vez en mucho tiempo. A pesar de la horrible verdad, finalmente sabía dónde estaba Miranda y lo más importante quién era ella. Ya no había más vuelta atrás, sólo buscar la manera más fácil y rápida de quedarse dormido. La historia se llama “The Nearness of You” y es parte de la premiada serie de cómics de superhéroes sin superhéroes, “Astro City”, una pequeño cuento escrito por Kurt Busiek, ganador de un Eisner a mejor relato corto y en cierto sentido una buena precuela para aproximarse a INCEPTION.

2. INCEPTION trata de muchas cosas, pero por encima de todo es una historia masculina, con toda la virilidad e inmadurez que ello acarrea. Una vez escribí, a propósito de “Capitán de Mar y Guerra”, que las películas tenían sexo: las había macho y hembra. Y en este ritmo INCEPTION es un hombre, lo anterior (por supuesto) no significa que ellas no puedan sintonizar con el relato de Nolan, sin embargo el vínculo emocional resulta muy distinto. Para nosotros es casi un espejo, para ellas un chico lindo, complejo y bien vestido. En INCEPTION hay muchas fichas, pero dos saben destacar: un esposo (Cobb) y su mujer (Mel). Es curioso como la película habla indirectamente de una de las formas más particulares de la vida en pareja, la obsesión del macho por proveer. Cobb no sólo quiere pagar las cuentas, quiere que a Mel no le falte nada y su fijación llega a tan nivel que termina armándole un mundo ideal, perfecto, para que no sufra ante las ventiscas de lo real. Vamos a envejecer juntos, le promete y con tal de cumplir hace literalmente lo que humanamente es imposible, juega a ser un pequeño Dios privado, olvidando que cuando uno construye mundos sin ser Dios este mundo crece condenado a derrumbarse, la imagen de los acantilados de departamentos es simplemente hermosa. En esta melodía conozco demasiadas parejas que se han desmoronado por la ciego remolino machista de querer entregar grandes cosas olvidando que lo importante está en lo chico, en lo real, en lo que se puede tocar que es muy distinto a la sustancia y emoción de que están hechos los sueños. Los sueños son para soñarse, para ser vividos. El destino que elige Mel va más allá de quitarse la vida, es simplemente quebrar, abandonar a Cobb, culpándolo por su inmadura tozudez de querer hacer bien las cosas, una tontera, un síndrome de superman que hemos heredado desde que salíamos a cazar osos cavernarios hace 10 mil años. ¿Cuál es la idea de traer carne de oso cuando ella se conforma con una ensalada?, me decía mi sicólogo. Y claro, esta la culpa tras el quiebre: el que Mel termine transformada en el fantasma que le impide a su marido hacer bien su pega (¿y no es la pega acaso el gran separador/amante de las parejas hoy en día?) dice mucho de la involución que afecta al personaje de DiCaprio (“antes podía hacerlo todo solo”, dice Micheel Caine) , algo que cualquier terapeuta puede revelar en una primera sesión, mientras no se exorcise el sentido de culpa, el fin que uno busca siempre se va a arrancar de las manos, Cobb no ve el rostro de sus hijos, porque en ellos está el de Mel encarnando sus deudas consigo mismo.

3. INCEPTION es inmadura, claro que lo es, porque su partícula es la mente masculina, una que es capaz de tomar un mundial de fútbol como el hecho más trascendente del mundo, desvivirse por encontrar una figura de acción o ver pornografía escondido de la esposa y los hijos. Más cerca aún, escribir cuatro planas de una película de ciencia ficción intentando encontrar lecturas que el director nunca quiso poner. Claro que es inmadura, una pequeña joya en un mundo que se ha acostumbrado a jugar, donde las palabras Wii y XBox dejó de ser un sueño infantil y se transformó en objeto presente en las listas de novios de Falabella.

4. INCEPTION es sobre salvar a tu mina (o a tu pareja si se prefiere), Cobb no busca su redención, sino la del fantasma de Mel. Que ella descanse en paz, que se convierta en un buen recuerdo, el mejor de todos, que finalmente sea feliz. Cobb es un hombre frío, distante, desapegado pero finalmente enamorado, como Deckard de Rachel o Juan Salvo de sus perdidas Elena y Martita, porque aunque parezca gratuito, la película de Nolan comparte muchas ideas con la obra maestra de Oesterheld. Sueños e injertos de ensueños son finalmente el mismo estado de una improbable invasión extraterrestre en el Buenos Aires de los años 50; lo que en ambos casos importa, no son los marcianos ni las ciudades que se doblan sobre si mismas, sino encontrar lo que se perdió, insisto exorcizar el fantasma (en el caso de INCEPTION) y evitar que se convierta en uno (en el de El Eternauta). ¿Es macho INCEPTION? Absolutamente, todo finalmente gira en torno, para y por una mujer.

5. INCEPTION es una especie de sueño húmedo interrumpido, entendiendo que los sueños húmedos no son sólo eróticos. La película está llena de fantasías-masculinas reprimidas, desde el equipo de colegas absolutamente fríos e insoportablemente profesionales (comos cowboys de matiné) hasta los autos caros y un vuelo en primera clase a bordo de un 747, tal vez el avión más fetiche del cine misógino de los 70. ¿Más? Interesante son los rostros que Mel toma en los sueños de Cobb, encarnación del propio ideal de belleza femenina que el héroe tiene, de hecho es probable que la Mel real ni siquiera se parezca a Marion Cotillard, no sé si me doy a entender, pero es muy fácil darle a un amor perdido el rostro de una bella actriz francesa, yo lo haría. La esposa muerta, la esposa fantasma, es tan preciosa, tan perfecta, que solo huele a sueño dentro de sueño. Y claro, interrumpida es también la relación de maestro con la alumna joven y bonita. Ariadne se siente atraída por el profe, quiere entrar en su subconsciente, acaso salvarlo como tan bien (en la ficción al menos) saben hacerlo las chicas jóvenes, después de todo, todos (valga la redundancia) tenemos derecho a una Lolita. La idea del coito cerebral e interrumpido entre Ariadne y Cobb, cuando ella se inserta sin permiso en su cabeza, es más que gráfica, aunque en las restas –y con perdón- a Cobb no se le pare el pico. “Déjame rescatarte, tienes derecho a reiniciarte”, parece decir el personaje de Ellen Page, quien de hecho está presente en la escena climática de la película, porque tiene que ir, porque finalmente –como ella misma lo dice- es la única que sabe el secreto del héroe, su debilidad y su fortaleza.

6. OO7/INCEPTION. El modelo Bond ha funcionado tan bien porque todos los hombres deseamos parte del mundo del agente creado por Ian Fleming. Escenarios exóticos, balaceras gratuitas, mundo de buenos y malos, existir sin términos medios, ni ambigüedades morales, revolcarnos en una playa con todas las Ursulas Andress posibles. Y claro, ya se ha dicho bastante, INCEPTION puede leerse como una versión ci-fi/onírica de las ideas y formas del mundo de Bond. ¿Quién saca el arma más grande, los trajes mas caros, los chistes más malos, la billetera de 500 dólares?, si en la película la frontera entre el sueño y lo real nunca es del todo lúcida es porque para que todo funcione se necesita un mundo hecho en idea y semejanza de sus propios sueños, el sueño de Bond. Incluso Ariadne, la única viajera es casi un chico, su belleza es asexuada, su aspecto masculino, su inteligencia adolescente: el beso que se da con Arthur es tan frío como ambiguo (recordar como va vestida, un pequeño caballerito). Male, por su lado, es una chica Bond, femme fatal, viste y se mueve como una: letal y atractiva. Cobb y sus hombres (sus privados Doce al patíbulo, sus Siete Samurai, sus Ocean 11, sus Jedis, su Liga de la Justicia, sus –complete el team a elección-) se mueven en un mundo cool, globalizado, costoso, son colegas de Bond en una lectura onírica y cyberpunk, básicamente cumplen el suelo que todos alguna vez hemos tenido, ser los mejores agentes secretos del mundo, armarnos un mundo a nuestra imagen y semejanza. Jugar el mejor videojuego del planeta, de hecho inventarlo. “Sueña en grande”, dice Eames cuando muestra su “pene lanzacohetes”, ¿a quien no le gustaría tenerlo más grande?

7. Es compleja INCEPTION. Para nada, tampoco es tramposa, ni tiene juegos rebuscados de guión. Si, es escapista, porque bueno, eso quiere ser, es su propósito, es cine de entretención, masivo. No creo que sea superior que Dark Knight, la hasta ahora mejor película del británico, pero si es una cebolla con hartas capas, algunas ingenuas y tontas, pero bueno, el mundo es ingenuo y tonto, esa es su gracia. INCEPTION es sobre salvar al mundo y hacer lo correcto, es sobre rescatar a la chica, asaltar el banco y quedarse con el dinero, sus protagonistas no son más que pillos bien vestidos con discursos pretenciosos, pero de eso acaso no esta armado el 100% de la ficción de este mundo desde que un viejo velludo le inventó a sus nietos, también velludos, que los relámpagos eran bostezos de los dioses. O desde que Mampato le enseñó a hablar a Ogú y de ahí se desenrolló la gran madeja. INCEPTION es un tipo bien vestido, un viaje a la mente de un personaje de Mad Men, de un ideal de masculinidad tan inmadura como épica, tan de 007 como de futbolista del Arsenal


8. ¿INCEPTION nos mete el dedo en la boca? Absolutamente, se la ha metido a todo el mundo, de otra manera no se explica como cresta una película que deja a la mitad de sus espectadores con un juego de “¿¿¿????” en la retina se ha transformado en el gran éxito de taquilla del 2010. Por DiCaprio, por Nolan, me inclino por este último, también por el hecho de que con sus fallas y virtudes, INCEPTION es una película que hay que ver, discutir, pensar, repetirse y pajearse. Y claro, es un Blockbuster, un filme con sabor a cabritas y gaseosa, y la raja que juegue en esa cancha. Inverosimil, obvio, hay cabos sueltos, ideas no resueltas (en todo caso, ninguna tan “ilógica” como el plan del Guasón en TDK, “¿entonces si se dejó capturar sabía que Gordon estaba vivo, entonces… entonces era Dios, omnipresente” ) pero esa es también una virtud de la buena ficción, crear una mundo con reglas propias donde lo verosímil juegue en la geometría y geografía de lo que el autor propone y contagie al espectador/lector con esa verdad. ¿Qué es lo verosímil y “lógico” en INCEPTION? Fácil, el mundo que Cobb creo para Mel y que ahora usará en su plan y ante esa verdad valen todas las incongruencias e incluso los baches de guión, son precisamente, parte del guión.

9. Es pajeo todo lo que he escrito en los puntos anteriores. Si, pero no tanto como insistir en la comparación de INCEPTION con David Lynch y Matrix. Y verla como una mala copia del primero o una versión sofisticada y madura de la segunda. La materia onírica de Lynch es lo pesadillesco, acá es lo lúdico, lo masculino, lo fetichista, el amor y la vida en pareja desde lo inmaduro, la necesidad de ser James Bond, aunque sea en un sueño.

10. Y claro, me gustó INCEPTION, me gustó mucho, me gatilló un montón de lecturas, la mayoría gratuitas y bastante personales, pero así es el cine y la narrativa en general, si no te sacude (emocional o intelectualmente) no vale, que se vaya al carajo.

P.D. Si le gustó este texto, es libre de difundirlo, copypastearlo en sus blogs, donde finalmente se le ocurra, sólo sea honesto e indique la autoría o redireccione hasta este humilde blogspot.