Archivo | Comics RSS for this section

1959: PRIMERAS PAGINAS DE GUION

Imagen

1959
ORTEGA/DANIEL

PAG 1
Yo levanté la cabeza. El mar estaba cubierto por una densa faja de nubes negras, y la tranquila corriente que llevaba a los últimos confines de la tierra fluía sobria bajo el cielo cubierto… Parecía conducir directamente al corazón de las inmensa tinieblas
Joseph Conrad

 Estás peleando por la nada más grande de la Historia.
Apocalypse Now

PAG 3-4-5
VIÑETA 1 (APAISADA)
Fondo gris, líneas “cinéticas” de velocidad, una pelota de béisbol en primer plano. Vuela a toda velocidad contra el punto de vista del lector.

CARTUCHO
GOLPEA ESTA BOLA, ARGENTINO (*)

CARTUCHO 2
(*) TRADUCIDO DEL INGLÉS
VIÑETA
Partido de BEISBOL. ERNESTO “CHE” GUEVARA (13), esta listo para golpear la pelota con el bate. Es flaco, delgado, viste camiseta con tirantes, pantalones cortos y usa su típica boina. La va a usar toda la vida. Es su marca, su firma visual. Hay más niños, pero sólo lo vemos a él. El bate parece un arma, la idea es que es un guerrero y este implemento deportivo es su primera espada, la que llevaba en mano el día que cambió su vida. Hoy.

VIÑETA CHICA
Primer plano del rostro del rostro del CHE. Mira al cielo, está asustado. Ha visto algo inesperado. Algo que NO ES DE ESTE mundo.

VIÑETA CHICA
La pelota pasa de largo… El bate sigue en la mano del CHE, como congelado.CARTUCHO

ARGENTINO ARROGANTE, SABÍA QUE NO PODRÍAS CON ESA BOLA

VIÑETA
Cenital. CHE GUEVARA al centro de la cancha de béisbol. Alrededor observamos más niños. Todos miran al cielo. Están asustados. Una sombra extraña los cubre. Es como una círculo pero con tentáculos. La sombra de algo que NO ES DE ESTE mundo. Los niños miran, no hay esperanza en el cielo. CHE tiene el bate en su mano, caído, colgando.

NIÑO
¿QUÉ ES ESO, ARGENTINO…?

CHE GUEVARA
NO TENGO IDEA QUE PUEDA SER ESO… Y NO ME LLAMES ARGENTINO…


PAGS 6-7
VIÑETA APAISADA
Vista panorámica de una base aeronaval. Todo retrofuturista. Edificios en forma de Domo. En el agua naves que simulan peces, sin mástiles ni formas reconocibles. Anclados en el cielo naves voladoras en forma de triángulo. Todo muy simple y aerodinámico, líneas limpias, muy distintas de lo barroco de 1899. Hay vehículos que parecen cohetes de Flash Gordon. Esas naves de los años 30 llamadas ROCKETSHIP, como los cruceros de la reina Amidala en las precuelas de Star Wars. Esa estética se replica a lo terrestres, acuático y aéreo. El triángulo y el cono es la forma maquinal que más se observa. Es un futuro que no fue

CARTUCHO
7 DE DICIEMBRE DE 1941. 07:45 AM

CARTUCHO 2
BASE AERONAVAL DEL COMANDO CONJUNTO DEL PACIFICO. PEARL HARBOR, HAWAII

VIÑETA
Un edifico muy moderno. Un domo con una entrada/vestíbulo barroca. Columnas tipo partenón grecoromano. Sobre el arco de entrada la escultura de una mujer alada elevándose al a cielo, con una espada flamígera en su mano derecha. Sobre los pechos de la escultura, un símbolo masónico. Escrito con grandes letras grabadas en la piedra, sobre las columnas, se lee A.M.E.N. Del edificio surgen dos globos de texto.

CARTUCHO
Laboratorio de investigaciones del proyecto AMEN (ACCION METAHULLANA ENCUBIERTA)

GLOBO I (DR. GUEVARA FUERA DE CUADRO)
AUMENTE LA DOSIS EN 15 %, DOCTOR ALLENDE…  Y NO DEMORE, LLEVAMOS TODA LA NOCHE EN ESTO.

GLOBO 2 (ALLENDE FUERA DE CUADRO)
ES PELIGROSO IR MÁS RÁPIDO, SEÑOR.

VIÑETA
Laboratorio de investigaciones. Muy mundo del “Capitán Sky”. Torres con rayos, proyectores de energía de Tesla (busca referencias en Google por TESLA TOWER) pero en formato mini. Exoesqueletos de androides y amarrado a una camilla un muchacho joven, musculoso, como en el Capitán America. Alrededor de él. Dos hombres. El DOCTOR ERNESTO GUEVARA (40 AÑOS), muy parecido a la imagen que tenemos del CHE GUEVARA pero sin la boina y el DR. SALVADOR ALLENDE (33), que debe ser idéntico, pero en joven a la versión que todos tenemos en la cabeza de ALLENDE. ALLENDE inyecta una solución en el brazo del soldado, mientras GUEVARA revisa un monitor redondo.

CARTUCHO
MI NOMBRE ES SALVADOR ALLENDE, MÉDICO DE PROFESIÓN, CREADOR DE SUPERHUMANOS DE ACTIVIDAD.

CARTUCHO 2
O AL MENOS ESO INTENTÁBAMOS EN “A.M.E.N.”, EL PROYECTO SUPERSECRETO AL CUAL FUI RECLUTADO EN 1938 POR EL DR. GUEVARA, MI MENTOR.

Anuncios

ES EL CINE DE SUPERHEROES EL NUEVO WESTERN

Columna publicada originalmente en Septiembre del 2008 en la secccion Fuera de Foco de Wiken de El Mercurio y que hoy, con el estreno de Avengers se vuelve muy actual.

EL NUEVO WESTERN

El estreno de Hellboy 2: El ejército dorado, además de cerrar la temporada de blockbusters, consolida el año en que las películas basadas en cómics dejaron de ser el hermano freak del cine fantástico para convertirse en un género con sustantivo propio.

El “cine cómic” es básicamente el nuevo western y así debe ser visto y analizado: culturalmente norteamericano, pegado con un simplista ideal de justicia, de moral fascista, extremadamente macho y catalizador del lado más infantil del hombre adulto. Y tal como sucedió cuando el western se independizó del cine de aventuras, de la mano de autores como John Ford, es probable que directores como Zack Snyder o el multifacético Frank Miller sean estudiados a futuro como las cabezas pensantes del género, los Howard Hawks de las capas y antifaces. Y que piezas como Batman: El Caballero de la noche (por mucho que algunos se horroricen) sean equivalentes a El Tesoro de la sierra madre o a Río bravo.

No nos miremos la suerte entre gitanos (o pisemos la capa entre superhéroes), en la época de oro del far west estos filmes también eran vistos por el sector más duro de la crítica como escapismo barato y desechable. Después de todo, así como hoy la taquilla se dicta adaptando un formato tan desechable como una historieta, en los 40 y 50, los vaqueros eran tomados del pulp, en esos tiempos lo más rasca de la “literatura barata y popular”, en una escala aún más baja que las historietas.

Ahora si el cómic es el nuevo western y el western tuvo una carrera más bien corta en la cresta de la taquilla, ¿cuanta vida le quedan a las versiones filmicas de Batman y Superman? En 1985 la dupla formada por el escritor Alan Moore y el dibujante Dave Gibbons publicaron a traves de DC Comics la piedra angular del género narrativo de los superhéroes, Watchmen, miniserie luego editada como novela gráfica, considerada por unanimidad como el mejor cómic de la historia e incluida en el canon de las 100 mejores obras literarias del siglo XX. Pero Watchmen no naci,ó como algunos creen, como una forma de llevar a los superhéroes a una categoría más alta, sino para matarlos. La idea de Alan Moore era darle la estocada final a esta mitología pop, algo tan rotundo que fuera inimaginable seguir haciendo historias de este tipo tras el número 12 de la colección. Pasó todo lo contrario, tras este relato las historietas se poblaron de vigilantes con taras psicológicas, ultraviolentos, con más dilemas existenciales que superpoderes.

En lugar de matar a los superhéroes, Moore los relanzó, catapultando de rebote, a partir de Batman de Tim Burton en 1989 (los filmes previos de Superman fueron una excepción) el saltó definitivo de estos personajes al cine, iniciando una espiral en ascenso cuyo último eslabón es precisamente Watchmen, la adaptación a la pantalla grande anunciada para el 2009 y cuyo trailer colapsó Internet hace un par de semanas, llevando a la novela gráfica al número 2 de los libros más vendidos de Amazon y causando que una librería especializada de Santiago (Shazam Comics) tuviera que  encargar a España, 50 copias de la carísima edición de lujo de la obra de Moore y Gibbons. De pronto, todo el mundo quería leer Watchmen. Lo que desde una mirada cultural es equivalente a que de un momento a otro, sugiera un inusitado interés por conseguir (y comprar) Ulises, Moby Dick o El Quijote de la Mancha…

LA EDAD SUPERHEROICA CHILENA (PRONTO NOVEDADES)

Solo anoten esta fecha. noviembre 2012. Y no es un cómic:
Por mientras, un adelanto.

ANTES DE LA EDAD DE ORO

  1. Manco Galvarino
  2. Mestizo Alejo
  3. Hermandad Femenina Lisperguer.
  4. Jesuitas Meteóricos
  5. Húsares de la Muerte
  6. Liga Lautaro
  7. Club Portales
  8. 7º de Línea.

EDAD DE ORO (1941-1950)

  1. El Sereno  y Lucero
  2. Alsino
  3. El Llorón
  4. Patas de Perro
  5. La Viuda
  6. Caupolicán
  7. Ordenipatria I

EDAD DE PLATA (1962-1970)

  1. Ordenipatria II
  2. Selección Tricolor/Los Mundialistas
    -Capitán Tricolor
    -Portero Tricolor
    -Defensor Tricolor
    -Juez Tricolor
    -Señorita Tricolor
  3. Red Juniors
  4. Ídolo
  5. Romántico Viajero y Buho Azul
  6. Cacique Blanco
  7. Familia Cruzada
  8. Astro Chileno

EDAD DIFUSA (1970-1973)

  1. El Manque
  2. Roto Chileno
  3. Ordenipatria III
  4. Canto Nuevo
    -Zampoña
    -Guitarra
  5. Frente Universitario/Frente
    -Medicina
    -Ingeniería
    -Leyes
    -Pedagogía
  6. Palomita Blanca
  7. Capitán UP/Poeta
  8. Equipo Synco
  9. Hermanos Originarios
    – Trauco
    -Cacique
    -Inca
    -Rapa Nui
    -Princesa Ona
  10. GAE 13

ULTIMA EDAD (1975-1991)

  1. JLJ: Junta Libertad y Justicia
    -Ordenipatria IV
    -General  Patria
    -Capitán Océano
    -Fuerza Aérea
    -Miss Chile
  2. LJ: Libertad Juvenil
    -Cadete Patria
    -Patrullero Juvenil
    -Pequeño Halcón
    -Grumete Maravilla
  3. Máximo Metrópolis
  4. Cometa Halley
  5. AMEN

NERDGASMO

Publicado en El Dinamo, el 23 de diciembre del 2011

El tráiler de “Batman: The Dark Knight Rises” el lunes, el de “El Hobbit” el martes, el de “Prometheus” el jueves, la edición local de “Locke&Key” hace un par de semanas, vaya que es una buena época para no tener vida.

−¡Es que la cagó, se acabó el mundo, nada superará esto…!
−Impresionante, estoy para dentro, ¡lo he visto como veinte veces en una hora!
−Bane…
−When Gotham is ashes, you have my Permission to die…
−Selina Kyle, hueón, que rica es Anne Hathaway…
−¿Y Marion Cotillard? Estoy seguro que ella es, en secreto,  Talia Al Ghul, la hija de Ras Al Ghul. Acá se cierra el arco iniciado en Batman Begins…
−Eso dijo Nolan… Nolan hazme un hijo o toma mi esposa.
−No tienes esposa…
−Da lo mismo, ¡Nolan es Dios!
−Es más que Dios.
−Si es la trilogía Dark Knight, Nolan debiera cambiarle el título a la primera película y ponerle The Dark Knight Begins.
−Te apuesto un palo verde a que eso va a pasar cuando salga la edición BluRay de la trilogía pico-la-zorra…
−Cachaste los guiños al cómic en el estadio. La “R” escrita como la “R” de Robin…
−Y ojo, el jugador de fútbol es de apellido Ward, como Burt Ward, el Robin de la serie de Batman de los 60.
−¡Nolan es Dios!
−¿Te fijaste en el número de la camiseta del futbolista?
−No.
−Hueon es 86… 86, al año del Dark Knight Return y de Year One, ¡Miller es Dios!
−Ya no, es un facho de la mierda, el Dios es Nolan…
−Me tinca que la elipsis de ocho años de la que habló Nolan va a ser en mitad de la película. Onda Bane le rompe la espalda a Batman, igual que en los cómic, de ahí pasan ocho  años de rehabilitación, ¡ojo con las escenas de Bruce Wayne con bastón!, y regresa por venganza… “Rises”, como el título en inglés, “el caballero oscuro se levanta, renace”, captas. Eso explica la tecnología avanzada que se ve, esa especie de arma láser y la nave…
−La nave es un hovercóptero, o sea un helicóptero con rotor carenado, interno, dentro del fuselaje, la zorra.
−Se va a acabar el mundo.
−¡Nolan es Dios!
−No puedo creerlo, es como volver a un lugar donde siempre estuvimos…
−¡Jackson es Dios!
−Escuché los acordes de The Shire de Howard Shore y cagué. Los Hobbits, Bilbo Baggins, Gandalf, los enanos.
−¡El canto de los enanos! Puta la huevada bonita.
−¡Jackson es Dios!
−¡Viva Tolkien!
−¡Jackson es Dios!
−Gandalf peleando con su báculo, la espada “Sting”, las Montañas Nubladas, Rivendell… Galadriel…
−Galadriel como que tiene onda con Gandalf en el trailer…
−¿Cómo va a tener onda con Gandalf?  Gandalf es como Jesús, asexuado, no entiendes nada. ¡No leíste los libros!  Y Galadriel es como la Virgen María.
−Me gusta esta Virgen María.
−¡Hueón, con Tolkien no se juega!
−¿Quería ver al dragón Smaug?
−No es necesario, Jackson es un genio, no necesitó a Smaug para dejarnos pegados.
−¡Jackson es Dios…!
−Bilbo es el de Sherlock, el que hace del Dr. Watson…
−Si, Martin Freeman, el de La Guía del Autopista Galáctico.
−Gran película.
−Rara, pero grande.
−Quiero que sea diciembre
−Es diciembre.
−Del 2012…
−¡Jackson es Dios!
−La cagoooooo… IM… PRE… SIO…NAN…TE…
−¡Scott es Dios!
−Ridley quiero ser tu hijo, si fuera mujer te pediría que me embarazaras…
−Chao Batman, chao Hobbit, la película definitiva del 2012 va a ser Prometheus.
−Flipé con el tráiler…
−¡Scott es Dios!
−¿Por qué la Fox insiste tanto en que no es precuela de Alien, si es puro Alien?
−Es que no lo es, sucede en el mismo universo que es parecido, pero va más atrás, apunta a la tercera raza extraterrestre de la serie, los gigantes esos…
−Space Jockeys
−Esos mismos. Yo creo que Scott está básicamente tomando propiedad de su legado. Alien es de él, no de James Cameron como creen todos…
−¡Scott es Dios!
−Y apuesto a que la película tendrá una sorpresa, que me atrevo a adelantar será el vínculo que unirá Alien con Blade Runner, a través del personaje del androide, interpretado por Michael Fassbender…
−¡Quiero ser Michael Fassbender!
−¡Fassbender es Magneto… o sea es Dios!
−Fassbender es un replicante avanzado, un Nexus 10, te apuesto.
−Si es así, me saco el sombrero por el viejo Ridley.
−¡Scott es Dios!
−Hueón está muy buena la edición, mejor que la gringa o la española.
−Mil patadas a los gringos y españoles, esta es la versión definitiva de Locke&Key y por lejos la gran “novela gráfica del año”. Chao Mortis, 1899 y PDK, esto es lo que vale, el mundo real.
−¡Gabriel Rodríguez es Dios!

NOTA: Esta columna está basada en hechos reales.

EL CREPUSCULO DE LOS SUPERHEROES (VERSION COMPLETA)

Versión completa de la columna publicada el viernes pasado en revista Que Pasa

EL CREPÚSCULO DE LOS SUPERHÉROES

 Primavera de 1987 y un todavía joven Alan Moore se acerca animoso (suponemos) a las oficinas de DC Comics. Un año antes tocó el cielo con Watchmen y desde entonces es «el guionista de oro» de la industria. Trae una propuesta: papeles y apuntes de una saga que terminará en la muerte de los superhéroes de la editorial. Alan es un buen inglés; criado con té, galletas, desempleos e historias de «reyes arturos y arqueros de Sherwood», y como tal sostiene que lo que convierte un relato en una leyenda es que las leyendas terminan, los héroes mueren y con eso se hacen mitos; que esa era la razón por la cual los superhéroes no lograban ser «algo más». La idea del británico se llamaba Twilight of the Superheroes («crepúsculo de los idem») y presentaba un mundo futuro donde la Tierra era gobernada por una dictadura feudal encabezada por un anciano Superman y su Liga de la Justicia. Decadentes y absorbidos por sus ideales deformados, los encapotados de ayer se enfrentaban entre si hasta exterminarse los unos a los otros, en una clara analogía con el crepúsculo de los dioses de la mitología nórdica. Finalmente la  idea de Moore no llegó a puerto, el inglés se peleó a muerte con sus jefes, renunció a sus derechos de autor y los «superamigos» siguieron viviendo en historietas, películas y series animadas hasta… Hasta el 1 de septiembre del 2011.

Hace dos meses Superman, Batman, la Mujer Maravilla, Flash y todo el resto de personajes de DC Comics fueron asesinados y no precisamente en un artístico «crepúsculo». Hace dos meses, el llamado «universo DC» se acabó para siempre; al menos como lo conocíamos, entendíamos y amábamos los viejos fanáticos ¿Dónde quedaron mis personajes, que cresta hicieron con la mayor mitología popular del siglo veinte? ¿Cómo se mandan a guardar 80 años de historia, dónde está el respeto por el lector?  La respuesta es dura: los comics no venden, son un mal negocio y las nuevas generaciones no están interesadas en personajes con casi un siglo de vida; para cambiar el panorama había que arrebatar los paladines a sus viejos lectores y relanzarlos en formato PG13, Batman en moral Glee. Nuevos Nº 1, nuevas versiones de los campeones de siempre, nueva continuidad. A partir de ahora Superman ya no parte en el Nº 1 de Action Comics de junio de 1938,  sino de un Nº 1 de la misma revista, fechado en septiembre del 2011, todo lo previo ya no vale, nunca fue; un gran borrón y cuenta nueva. No era otra típica «crisis de continuidad», como la del 85 y que todos los fanáticos conocemos y reconocemos, sino un restart definitivo.

Hay que entenderlo, DC Comics es un negocio, forma parte de Warner, uno de los dos conglomerados más grandes del «entertainment», y a Warner no le interesan los cómic y las novelas gráficas, menos la calidad de los guionistas y los artistas; lo suyo son las franquicias, lo que da las lucas; las poleras, los juguetes, las licencias; el resto es solo lujo colateral. Y desde esta mirada el «relaunch de DC» fue una bomba atómica. Lanzar todos los títulos desde el Nº 1, en consecutivo con edición electrónica (descargable a menos de un US$2) resultó en la más simple de las aritméticas: «5 millones de ejemplares vendidos, en seis semanas», record muy difícil de igualar por la competencia (Marvel/Disney).

DC/Warner hizo lo correcto, la jugada fue maestra, y aunque hoy la red está plagada de viudos reclamando, somos minoría ante los millones de adolescentes que celebran que ahora «Superman es cool». Lo confieso, hice la tarea, descargué algunos de los «nuevos títulos» y no entendí nada. ¿Cómo que Robin ahora es hijo de Batman? ¿Por qué Superman usa una armadura? ¿De dónde salió ese otro Superman que usa sudadera y jeans?…

80 años al tarro de la basura, 80 años de fanatismo generacional valen bastante menos que 5 millones de comics vendidos en un mes. El «crepúsculo de los superhéroes» finalmente no vino de la mano de Alan Moore sino de una tropa de gerentes con buen ojo para los negocios. «Estos personajes son patrimonio de todos», decía Diane Nelson, la presidenta de DC con el nuevo Nº 1 de Justice League of America en sus manos, con perdón mi dama pero míos ya no son, que los nuevos lectores los hagan propios, a mi ya no me interesan. Tal vez era necesario, un buen golpe de la mano del libre mercado para decirnos, «oye, jetón, tienes casi 40 años, no puedes seguir gastando plata en superhéroes. Son y siempre han sido personajes infantiles, asúmelo». Y aunque duele, hay que hacerlo, así que si a alguien le interesa.

 

EL EPISODIO PROHIBIDO DE LA HISTORIA DE CHILE EN COMIC: LA LOGIA LAUTARO


Cuando se presentó el proyecto de La Historia de Chile en Comics a los asesores del instituto de Historia de la PUC, ellos tuvieron claro que íbamos a contar lo de la Logia Lautarina durante el ciclo de la Independencia. Además, como se trataba de un cómic, lo íbamos a hacer en términos de thriller, colgándonos de relatos como El Código da Vinci que entonces estaban de moda. La PUC nos envió el material de referencia para realizar el guión, el cual fue enviado para su aprobación. Salvo cambios menores le dieron el visto bueno. Se realizó el cómic y se terminó, y cuando estaba ok, se remitió para la aprobación final y ahí saltaron… Que no quedó como pensaban, que se nombraba demasiado a la masonería y se vinculaba la historia de Chile con sociedades secretas, además de confundir a los niños con el hecho de que si O´Higgins era o no era católico.  Lo divertido de todo era que cuando les preguntábamos si había errores históricos en el capítulo decían que no, pero que era confuso para la versión oficial. La Logia existió, O´Higgins fue parte de grupo pre-masónicos, pero era mejor no decirlo. Para rematarla, el asesor histórico de LUN; que era de la Chile encontró que el capítulo estaba bueno y lo aprobó. Fue todo muy freak, onda en verdad de novela Dan Brown. PUC mandó una carta donde apuntaba que si ese capítulo era publicado no iban a permitir el uso del logo de la universidad en el fascículo e iba a estudiar si seguía con nosotros hasta el final de la publicación. Fueron un par de días bien tensos, hasta que LUN y PLC optaron por no perder el apoyo y la asesoría de la Católica y pidieron rehacer completamente el capítulo, que fue cambiado por las hazañas de Francisco de Miranda.

DESCARGA EPISODIO PROHIBIDO: LOGIA LAUTARINA

ENCICLOPEDISTA POP: FUERON SUPERHÉROES UN DIA

El gran Rodrigo de la Paz (@RodridoDLP), compañero en Mr. trivia y voz de grandes personajes, como el transformers Prowl en la versión latina de Transformers. Animated se dio la paja inutil necesaria de enlistar a los actores que más veces han encarnado personajes de comics.  Pero OJO, personajes que aparecen en los COMICS, no que fueron inventados para las películas, como el caso de Earl (Rutger Hauer) de Batman Inicia o el de Ben Foster en 30 Días de Noche.

Cuatro:

  • Chris Evans: Johnny Storm (Los 4 Fantásticos), Steve Rogers (Capitán América), Lucas Lee (Scott Pilgrim) y Jensen (The Losers).

Tres:

  • Tommy Lee Jones: Harvey Dent (Batman Forever), agente K (Hombres de Negro) y el coronel Phillips (Capitán América).
  • Brandon Routh: Superman (Superman Regresa), Dylan Dog (Dylan Dog: Dead of Night) y Todd Ingram (Scott Pilgrim).
  • Bruce Willis: Hartigan (Sin City), Frank Moses (RED) y Tom Greer (Identidad Sustituta).
  • Scarlett Johansson: Silken Floss (The Spirit), Natasha Romanoff (Iron Man 2) y Rebecca (Ghost World).
  • Ryan Reynolds: Hannibal King (Blade: Trinity), Wade Wilson (X-Men Orígenes: Wolverine) y Hal Jordan (Linterna Verde). Puntos extra por ser el único que ha interpretado personajes de Marvel y DC.

Dos:

  • Morgan Freeman: Lucius Fox (Batman Inicia) y Joe Matheson (RED).
  • Jessica Alba: Susan Storm (Los 4 Fantásticos) y Nancy Callahan (Sin City).
  • Michael Clarke Duncan: Manute (Sin City) y Kingpin (Daredevil).
  • Rosario Dawson: Valerie (Josie & The Pussycats) y Gail (Sin City).
  • James McAvoy: Wesley Gibson (Se Busca) y Charles Xavier (X-Men: Primera Generación).
  • Rutger Hauer: el Cardenal Roark (Sin City) y Morgan Edge (Smallville)
  • Carla Gugino: Lucille (Sin City) y Silk Spectre I (Watchmen)
  • Annette O’Toole: Lana Lang (Superman III) y Martha Kent (Smallville)
  • Helen Slater: Supergirl (Supergirl) y Lara (Smallville).
  • Mickey Rourke: Ivan Vanko (Iron Man 2) y Marv (Sin City).
  • Eva Mendes: Roxanne Simpson (Ghost Rider) y Sand Saref (The Spirit).
  • Jaime King: Goldie y Wendy (Sin City) y Lorelei (The Spirit).
  • Samuel L. Jackson: Nick Fury (Iron Man) y El Pulpo (The Spirit).
  • Natalie Portman: Evey (V de Vendetta) y Jane Foster (Thor).
  • Hugo Weaving: V (V de Vendetta) y Cráneo Rojo (Capitán América).
  • Sam Jones: Flash Gordon (Flash Gordon) y Spirit (The Spirit, telefilme).
  • Rebecca Romijn: Mystique (X-Men) y Joan (El Castigador 2004).
  • Ben Foster: Spacker Dave (El Castigador 2004) y Warren Worthington III (X-Men: La Batalla Final).
  • Josh Hartnett: Un asesino (Sin City) y Eben Oleson (30 Días de Noche).
  • Jennifer Connelly: Betty Ross (Hulk de Ang Lee) y Jenny (Rocketeer).
  • William Hurt: Richie Cusack (Una Historia Violenta) y el general Ross (Hulk de Louis Leterrier).

NOTA: Todas las menciones a RED son debatibles, pues no sé hasta qué punto la película es fiel al cómic.

EL GUION DE X-MEN QUE ESCRIBIO MICHAEL CHABON EN 1997

Michael Chabon (El Sindicato del Policia Yiddish, Wonder Boys,  Las Aventuras de Kavalier y Clay) es hoy un respetado novelista, de los mejores de su generación. Ha ganado todos los premios que se dan en EE UU a escritores, incluidos el PEN Faulkner y el Pulitzer. Lo han llamado el nuevo Mark Twain y el nuevo (ponga acá el nombre que se les ocurra). Y el tipo realmente es bueno. Lo curioso es que Chabon es un intelectual freak, ama los cómic de superhéroes y la literatura de género. De hecho, su libro más famoso, Las aventuras de Kavalier y Clay es una gran crónica de la edad de oro de los comics, con el surgimiento de Superman y otros encapotados en 1938. Hoy Chabon está metido en desarrollar para HBO, junto a Darren Aranofsky (El Cisne Negro), la serie Hobgoblin , basada precisamente en un relato incluido dentro de Kavalier y Clay. Un titán que demuestra que leer tantos monos de colores es un acto cultural y de absoluto respeto académico. La cosa es que en 1997, Chabon era sólo un buen escritor joven, al cual había que ponerle ojo porque prometía. Entonces se enteró de que la Fox estaba produciendo una película de los X-Men (sus héroes favoritos) y como fan escribio un tratamiento/guión que envió al estudio. Y no pasó nada.  Pero la frustración no duró mucho, pocos años después Chabon escribiría la historia original y el primer tratamiento de guión para  Spider-Man 2, una de las mejores historias de superhéroes llevadas a la pantalla. Ídolo, YO QUIERO SER MICHAEL CHABON…  Y a continuación lo que prometemos en el título, el guión de Chabon para X-Men 1. Haz clic en lo que sigue y lee o descarga (está en PDF y en inglés)

EL GUION “SECRETO” DE MICHAEL CHABON PARA X-MEN 1

LO BUENO, LO BONITO, LO FEO Y LO MALO DE LA COMICCON DE SANTIAGO

Publicado y escrito originalmente para Paniko.

  1. Mal, la cantidad de eventos prometidos y que se bajaron a última hora. Desde el avant premiere de X-Men: Primera Clase hasta los 8 minutos de Green Lantern que no llegaron el día prometido y tuvieron en vilo tanto a la organización como a los fanáticos.
  2. Mal, enredos de horarios y organización que obligó a suspender charlas, como la de Gabriel Rodríguez, un bacán que debió haber sido tratado con más respeto, mal que mal es el único de nuestros embajadores comiqueros que sabe realmente como funciona la maquinaria detrás de una ComicCon y de la industria del cómic gringo.
  3. Mal, para qué estirar tanto el chicle con la supuesta presencia de un Leonard Nimoy o un Stan Lee o incluso un  Mark Hammil; que venían, que no venían, que si, que no. Mejor decir desde un principio, quisimos traerlos, pero hubo problemas de agenda y listo.
  4. Mal, que no hubiese cajero automático y sólo la tienda oficial tuviera RedCompra, lo que jugó en contra especialmente al cómic nacional, gente que se entusiasmaba, quería comprar pero andaba sin efectivo. Pésimo, hay que ponerle ojo a esto, mal que mal es un evento donde el consumo es clave.
  5. Feo. ¿Que onda los stand de Warner (Green Lantern) y Fox (X-Men: Primera Clase)? Cero contenido,  cero diseño, ¿costaba tanto tener un par de huevones disfrazados, unas minas ricas, juguetes y merchandising? Se cayeron pesado.
  6. Feo, muy feo. El trolleo excesivo de los inconformes de siempre. Hubo puntos negros, si hartos, pero menos de los esperados. La cosa mejoró mucho el sábado y el domingo. ¿Qué querían, la ComicCon de San Diego? Una cosa es ser troll y  otra muy distinta hueón. Patada en la raja a todos los trolles que con cueva han ido a la Crazy All Comics y se creen dueños de la verdad.
  7. Bueno. A pesar de los 4 primeros puntos, la ComicCon cumplió muchas de sus promesas, lo que no es poco tomando en cuenta la tradición nefasta de las expo de fanáticos en esta parte del planeta. La gente estaba contenta, los fans sobre todo, se le dio dignidad al mundo freak (algo difícil, pero se logro) y lo más importante se demostró que hay público y que esto fue solo un vuelo de pruebas. Es probable que de aquí a 3 años, tengamos una ComicCon funcionando a full en Chile… Interés hay, mercado también, es tendencia.
  8. Muy bueno. Los trolls son por lo general freak sin vida que reclaman por todo, ese público no cuenta, además van a ir igual aunque pelen por debajo. Lo interesante es que la gente ajena al circuito salió sorprendida. No se veía amateur (aunque a ratos lo era), fue un evento interesante y como más de un amigo periodista me dijo, “esto es mucho mejor de lo que esperaba”. Y esa fue la tónica. Insisto, esto fue un vuelo de pruebas, con tiempo y ganas aquí hay una joya que puede brillar mucho.
  9. Muy bueno. El rol de la NGI, la asociación que agrupa a los narradores gráficos de Chile. Se pasaron. Entre tanto stand de productoras y distribuidoras de cine, el cómic local aparecía como el hermano menor del evento, finalmente fue el GRAN PROTAGONISTA.
  10. Muy bueno, pero muy bueno. Chile. Harto se habló de que la ComicCon era un evento extranjerizante, que era pura cultura pop gringa y japonesa, pero lo cierto es que eso fue el puro disfraz, lo chileno terminó siendo el gran protagonista: cómic, cine, literatura y TV hecha en estos lados se ganaron aplausos del respetable. De muestra: la charla de Mortis estuvo más llena que la premiere de 8 minutos de Green Lantern. Los tomos recopilatorios de Zombies en la Moneda se vendieron más que Batman o Superman.
  11. Bueno: Ñoñismo justo y necesari. Vale, había cabros disfrazados, Mujeres Maravillas con sobrepeso, X-Men con barriga y Batman que llegaron en Metro, pero eso hay en todas las ComicCon y eventos relacionados con lo fantástico. Hasta en la entrega del Hugo y el British Fantasy llegan nerd con cosplay, no salgan ahora los defensores de la dignidad ñoña. Y vale, da vergüenza ajena, pero no más que los poetas de vanguardia gritones de las Ferias del Libro o los que hacen air-teclado en los recitales de proa rock. Hubo de eso, arto, pero también profesionales que se están sacando la cresta por crear productos de género hechos en Chile y esta parte seria de la ñoñeria supo ganar su espacio y destacar incluso más que el añadido colorinche.
  12. Muy bueno. Premiar a Alvaro Arce, un titán, un chileno de exportación que hizo carrera fuera de nuestro país. Trabajó con Disney, Hannah Barbera, Filmation e incluso la productora de dibujos animados de Stan Lee. De Arce hacen exposiciones en Hollywood, acá la Municipalidad de las Condes lo tramitó tanto para que mostrara su trabajo en su Corporación Cultural que él prefirió irse a vivir fuera de Santiago. Arce es un mito vivo, alguien que había que destacar y así se hizo. Y el viejo lloró y de agradecimiento regaló un saludo de su amigo Stan Lee a los presente. Con lo de Arce, sólo con eso, la ComicCon borró de una lo malo y el trolleo.
  13. Muy bueno, pero muy bueno. La calidad de ciertas señoritas disfrazadas. Modelos contratadas como al que se paseaba de PowerGirl/Robin e incluso fanáticas, como la que subió al escenario vestida de protagonista de Twilight…una literal MIJITA RICA.
  14. Feo… que no haya fanáticos de James Bond en Chile, la única franquicia con real onda y distinción del cine. Para la próxima me pongo yo con el stand.

¿DONDE ESTAS OESTERHELD?

La prueba concreta de la existencia de vida extraterrestre la tuvimos una noche de invierno de inicios de los 60, cuando una nevada de copos brillantes se dejó caer sobre Buenos Aires. Cuatro amigos se encontraban en la casa que Juan Salvo ocupaba, junto a su mujer y a su hija, en el barrio porteño de Vicente López. Jugaban al truco y escuchaban radio, pero vino la noche y con la noche la nieve; nieve que no era nieve y con ella la muerte. La gente comenzó a morir y los pocos supervivientes se vieron de pie ante la espantosa realidad de que el mundo había sido tomado por seres de otras esferas. Todo se había acabado. O todo recién comenzaba. Salvo y sus amigos se unieron en una improvisada resistencia que finalmente logró una victoria momentánea sobre los invasores, pero el precio que pagaron fue demasiado alto. Todo no había sido más que una enorme trampa, los aliados del héroe fueron convertidos en zombies-robots y su mujer y su hija se perdieron en el continuo del espacio y el temporal, obligando a Juan Salvo a robar una nave y partir en su búsqueda, sólo para acabar perdido entre los pliegues de la continuidad, condenado a ser un viajero de la eternidad, un Eternauta…

Macabra sincronía, El Eternauta parte con un “metacómic” donde Héctor Germán Oesterheld, su guionista y creador, aparece (dibujado por Francisco Solano López) en su escritorio, con las ventanas abierta de su casa, buscando inspiración para crear una de las tantas “tiras cómicas” que publicaba en la revista Hora Cero Semanal. Entonces, de la nada, siente un ruido, ve un resplandor y se le aparece Juan Salvo, quien le cuenta la historia que el narraría más tarde, como un modo de advertir al planeta acerca de la inminente invasión. Invasión que finalmente llegó. Claro, no del espacio exterior sino de mucho más cerca.

Veinte años después de que Oesterheld relatara su historia de supervivencia ante el dominio de un enemigo más fuerte, él mismo fue incapaz de sobrevivir. Los atacantes no tenían armas de rayos ni venían en platillos volantes; vestían de uniforme, usaban cascos y pensaban que su ideal de lo correcto y el orden se imponía a la fuerza: las “botas locas” de la canción de Charlie. Imitando a su Juan Salvo, Oesterheld y su hijas se unieron a la resistencia, y como en el cómic también “ellos” se encargaron primero de las niñas y sus respectivas familias y luego del padre. El 25 de abril de 1977, Héctor Germán Oesterheld se esfumó del mundo, no en un ovni, sino en un furgón de la patrulla militar de La Plata. ¿Dónde estas Oesterheld? escribieron cientos de viñetas a lo largo del mundo, ninguna tuvo respuesta.

Juan Salvo se esfumó en el tiempo buscando a su mujer y a su hija, Oesterheld siguiendo el destino de sus hijas y nietos. Dios a veces es el más cruel de los guionistas, en las páginas de El Eternauta se nos describe el genocidio de una raza, lo de su autor fue el genocidio de una familia, su propia familia. Y en esa perspectiva cualquier lectura posterior de esta obra cobra el mayor de los sentidos, no es una historieta de ciencia ficción, sino una visión profética del destino de Latinoamérica. En 1969, cuando Oesterheld rehizo su obra maestra, esta vez con lápices de Alberto Breccia, dio a Favalli, uno de los personajes del libro, el rostro de un político chileno que había visto en un diario: Salvador Allende. No es difícil imaginar cual fue el destino de Favalli.

Resulta curioso que cuando se cumplen 33 años de la desaparición de Oesterheld y su familia, se estrene en cines locales la adaptación a la pantalla grande de Thor y dos días después se presente en librerías el anunciado regreso del Dr. Mortis, todo en un marco que adelanta la celebración de una primera ComicCon en nuestro país. La historieta está de moda, es un producto deseado por las editoriales, inspira cátedras universitarias, aparece en las páginas culturales de los diarios e incluso en notas de prensa en la televisión. Nada es gratis, ocho de las diez películas más rentables de la historia están basadas en personajes de cómics y ya se anuncia una avalancha de más héroes de colores bajo la bendición de Hollywood. Hay lucas dando vueltas y no… lee el resto acá

Columna publicada hoy en El Dínamo.cl