Tag Archive | Alvaro Bisama

EL HORROR DE BERKOFF… GRACIAS NECESARIAS

Esto es lo que leí ayer en la presentación del libro. Gracias a Alvaro Bisama, Daniel Villalobos y Ramón Llao por sus palabras.

El Horror de Berkoff  partió originalmente como un guión de cine llamado Victoria. La historia era la misma, algunos elementos distintos. Era, por decirlo de alguna manera, más normal. Parte así la gratitud a todos los que leyeron la historia en ese primer formato, creyeron (o dijeron que creyeron) en ella y aportaron ideas que la convirtieron en lo que es hoy: Alex Bowen, Ernesto Ayala, Alberto Fuguet, Nicolás López, Miguel Asensio y por supuesto el gran Luigi Araneda que en diciembre pasado nos jugó la mayor de las bromas, hasta siempre Luigi. Victoria se escribió, se filmó como trailer y ahí quedó; buscando inversionistas. En la espera conoció monstruos y se transformó en novela.
A los verdaderos protagonistas, aunque ellos no lo saben. O quizás si, siempre lo han sabido… Manuel Contreras, Carlos Cristián Carvacho, Alejandro Inostroza. En estas páginas hay mucho de  esas tardes de sábado en Victoria/Salisbury. Punto extra al gran Daniel Villalobos, amigo insoportable y compañero de ruta, quien confió en esta historia desde que la hablamos una vez caminando por Seminario, entre Rancagua y Providencia. Daniel aportó ideas, sugirió lecturas, me hizo entender que Salem´s Lot era en el fondo sobre los alrededores de Temuco y tras leer una primera versión se mandó un análisis que me sacó lágrimas. De las buenas. Gracias monstruo, sabes que acá hay demasiada deuda contigo. Desde el pasado común, como canutos cagados de la cabeza (“Firmes y adelante, huestes de la fe…”), hasta esa rabia perpetua de inmigrante de provincia. El sur nunca fue como en las postales
A los camaradas de ruta: Mike Wilson, Alvaro Bisama y Jorge Baradit. Desde el fin del mundo para el fin del mundo. Un abrazo, a modo de archivo adjunto, a Edmundo Paz Soldán que aceptó leer el manuscrito, la pasó bien y se asustó; que es el mejor piropo que este libro podría recibir. Gracias también a Patricio Jara, Antonio Leiva y Francisco Díaz Klaassen por meter correcciones, editar, sugerir, proponer, subrayar, etc,etc… y no esperar nada a cambio (supongo), excepto aparecer en esto que estoy leyendo.
A los de siempre y los recientes. Sergio Cancino, Claudio Núñez, Alexis Ibarra, Coco Silva, Federico Willoughby, Pancho Aravena, Chato Díaz, Alejandro Alaluf… la lista es larga. Bonus para Angela Poblete, Ramón Llao, Elisa Zulueta y Esteban Cabezas que un día me preguntaron qué estaba escribiendo, exigieron leerlo (o que se los contara) y jamás dejaron de preguntar hacia donde iba este barco.
A los que me soportan día a día. El escuadrón Alfaguara: Andrea, Susan, Ricardo, Silvana, Cristián, Marcela, todos.  Los compañeros de Vive!/VTR: Tere, Pedro, Carola, Raúl, Ancao, Gabriel. A los cafeteros de la tarde de Cooperativa y especialmente a Alejandro Lecaros por esos dos años resucitando misterios y fantasmas de todo tipo en Muy Interesante.
A Nelson Daniel y Gonzalo Martínez, por 1899 y Mocha Dick, y lo que venga por delante: socios, compañeros, un par de titanes. A la NGI, Kote, XFlint, que ya no es XFlint, por ponerle carbón a calderas como esta. Gabriel, Miguel Angel por sus propias casas embrujadas. Carlitos Eulefi el mejor portadista del planeta y Oscar Salas por www.fortegaverso.cl. Un bro, Ignacio Olivares, por el apoyo, la música, el talento, la confianza, nuestro Hans Zimmer local. A  Sonico por las invasiones virtuales  y a Nico “Niñito” Lorca, por estar arriba de la nave desde siempre.
A Maria Eugenia y a Editorial Forja por decir sí de una y aceptar mis obsesiones y fijaciones. Se pasaron, muy buen trabajo.
A Victoria que en su reverso realmente es Salisbury y tiene casas embrujadas y ratones gigantes en las alcantarillas. También fantasmas; de esos que se pueden tocar. A otra Victoria, que estuvo desde el inicio y a quien le debo más de la mitad de esta historia. Gracias por siempre.
A la familia: mamá, papá, hermana, cuñado, sobrinos; por todo lo que hemos venido redactando desde el 11 de julio de 1974.  A Moneypenny, la gata, que se llama de otra forma, pero existe y en verdad tiene cara.
Finalmente, por que así lo dice una firma en un contrato y es de caballero educado reconocerlo y todo eso. Gracias al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, que a través del Fondo del Libro financió la escritura de El Horror de Berkoff con una beca de creación literaria en 2009.

A  los que fueron, son y serán.  Y descansa América, donde quiera que estés.

F.O.

Santiago, noviembre 2011

Anuncios

LA HISTORIA DEL CHILE QUE NO FUE

Nació como un blog, y ahora será un libro. Jorge Baradit, Álvaro Bisama, Francisco Ortega y Mike Wilson reinventan el pasado nacional a través de “Ucronía Chile”. Constanza Rojas V.
Si Bernardo O’Higgins hubiera muerto a los diez años, si MEO hubiera ganado las elecciones, o si un meteorito aterrizara en la bahía de Valparaíso. Si cualquiera de estas cosas hubiera sucedido, el Chile de hoy no sería el mismo.
Este ejercicio de responder la pregunta “¿Qué hubiera pasado si…?” recibe el nombre de ucronía, y “Ucronía Chile” es el que recibió el trabajo que los escritores Jorge Baradit, Álvaro Bisama, Francisco Ortega y Mike Wilson están realizando.
Comenzó en 2005 como un blog con ese nombre, donde cualquier cibernauta podía escoger un episodio histórico y ficcionar sobre él. Baradit recuerda: “Parecía que había un tipo de hambre de esto, porque llegamos a tener 200, 250 entradas diarias. Había una necesidad de adueñarse de la Historia. Así como en un momento los chilenos se reapropiaron de la bandera nacional, que estaba remitida a las escuelas y a los cuarteles, y de pronto la gente se la llevó a su casa y empezó a usarla como polera”. Y Ortega complementa: “Nos motivaron simplemente las ganas y la idea de que la Historia nos pertenece a todos y como propietarios podemos hacer con ella lo que se nos antoje”.
El blog se mantuvo dos años funcionando, cerró, y luego “Ucronía Chile” se convirtió en un libro que será publicado en el segundo semestre de este año por Ediciones Universidad Católica. Los cuatro escritores se sentaron en una mesa con posteos impresos y un papelero en el centro a leer y seleccionar. Y como complemento, invitaron a colegas nacionales e internacionales a participar con su ucronía. No quieren confirmar nombres, pero no hay que sorprenderse si Rodolfo Fogwill, Edmundo Paz Soldán, Rodrigo Fresán o Claudio Bertoni son algunos de ellos.
Al igual que el blog, el libro tendrá ucronías de todo tipo. Breves y extensas; documentadas y no. Bisama lo define como “un libro de relatos desquiciado, un laboratorio de escritura, una suma de ejercicios de estilo que terminan configurando un mundo que remeda a éste: Chile”. Baradit lo asemeja al cuaderno de apuntes de un investigador que escribe la historia de un país imaginario, con textos en servilletas, recortes de diarios y hojas de enciclopedias.
Para dar una idea, Baradit cuenta que su libro “Synco” es una gran ucronía. Ortega tiene su novela gráfica “1899”, que publicará en noviembre y ficciona cómo el Huáscar es capturado por Prat, y Chile en 1899 se convierte en una gran potencia. Mike Wilson, por otra parte, adelanta que hará cosas como un complot entre Wittgenstein y Rod Serling en el sur de Chile, y Bisama cuenta que los suyos serán relatos cortos, paréntesis del gran relato de la historia. “Hay por ahí un viaje en el tiempo donde lo que menos importa es el viaje en el tiempo”, dice.
Así, el cuarteto, junto con editar esta reinvención del país, también ficciona el suyo. Un cuarteto que, según explica Wilson, trabaja junto porque: “Somos amigos, nos conocemos, nos leemos, confiamos en los criterios y las miradas que cada uno aporta. Además, era un buen pretexto para juntarnos a almorzar”

LA FORMULA BISAMA CUSSEN BARADIT Y ORTEGA

Un par de escritores se sientan frente a un computador, graban sus conversaciones en formato mp3, las convierten en podcast y las suben a la red. ¿El resultado? Mezclas delirantes de cultura pop basura, crítica de tv, erudición, nazis y ufología. Programas como “Somos millones” o “Desde el fin del mundo”, que ninguna radio hubiese osado poner en su parrilla y que en la web están dando mucho que hablar. Porque cuando escritores como estos tienen tribuna para hablar de lo que quieran, no siempre es literatura lo que sale de sus bocas.
Por M. Tacchi
Todo parte al apretar play. La voz de Don Francisco aparece, sacada de “Sábados Gigantes”, dándole a escoger a un participante si quedarse con el premio que tiene o ir por otro mejor. Terminado ese diálogo, aparece una cortina musical, dando inicio a “Somos millones”, el podcast que hacen el escritor Álvaro Bisama y el poeta Felipe Cussen.
Al comenzar, generalmente uno de ellos lee el fragmento de un poema o de una novela, semejando -o parodiando- lo mismo que hace Cristián Warnken en su programa televisivo. En este momento es cuando se podría pensar “ah, un podcast de escritores. De seguro deben conversar sobre los temas en la obra de Bolaño o de los juegos literarios en la poesía de Nicanor Parra”. Pues no, todo lo contrario. Televisión. Marlene Olivarí y satanismo. Huevo Fuenzalida y cultura retro pop. Bielsa y Escuela de Frankfurt. Pelotón y cómic. Whisky con jugo Yupi. Todo a la juguera.


En “Somos millones” la oferta es variada: En el capítulo 1, “Televisión abstracta en este podcast especial de réquiem para Michael Jackson y celebración de Víctor Gutiérrez: analizamos la técnica de la puesta en abismo en Thriller, los piquetes de fans asesinos y las relaciones ocultas entre Paul de Man, Heidegger y Primer Plano”. En el capítulo 11, una velatón de Elisa, la protagonista de la telenovela nocturna de TVN mezclada con “un paseo por la cienciología” y “la postulación de Arenita a la Beca Guggenheim” y la oferta de solucionar “los problemas de la Trienal”. Ya van en el 18. Y desde que la dupla Bisama-Cussen partió con “Somos millones” (un guiño a la campaña del Sí, por lo demás), las ediciones del podcast se encuentran semana a semana entre las más comentadas y escuchadas de Podcaster.cl, sitio web de Andrés Valdivia y Alejandro Zahler que comenzó el 2006, siendo una de las primeras plataformas para podcast en Chile. Por si usted aún no lo sabe, un podcast es un archivo de audio que se puede escuchar vía Internet o descargar a un reproductor de audio digital en formato Mp3. Estas transmisiones las puede hacer cualquier persona que posea un micrófono incluido en el computador, que tenga algo que decir y una conexión a la red para subir el contenido a un sitio web como el mencionado Podcaster y otros como Odeo, Podomatic, Castpost o Blip.tv. En pocas palabras, como auditor también es tener la opción de escuchar a cualquier hora del día programas que, ateniéndonos al manual, difícilmente habrían pasado el filtro de una reunión con ejecutivos de una radio segmentada pero que igual rompen el molde, siendo exitosos en Internet. Webshows como “Somos millones”. O como su medio hermano, “Desde el fin del mundo”.
Ficción, mitología y trashConducido por los escritores Francisco Ortega (“El número Kaifman”) y Jorge Baradit (“Ygdrasil”, “Synco”), “Desde el fin del mundo” lleva diez capítulos y está agarrando fuerza a partir de… los sucesos paranormales. Obsesión compartida por sus autores, quienes, sin dar nada por sentado, analizan casos reales de sucesos fuera de lo normal, los relatan, explican y reconstruyen a conveniencia, con fundamentos, referencias y material de apoyo a cada tema tratado. Nada es pasado por alto y todo es identificado lo más puntillosamente posible.
Resto en El Mostrador

DESDE EL FIN DEL MUNDO. PODCAST Nº 3

Ya está online el podcast DESDE EL FIN DEL MUNDO Nº 3, Apariciones Marianas en Chile; fe, conspiración política, delirio y posesión. Desde la secreta relación esotérica entre Venus, la Virgen del Carmen y el pueblo mapuche; hasta la Virgen de Peñablanca y su show apocalíptico drag queen.