Tag Archive | Kalfukura

DESDE EL FIN DEL MUNDO. PODCAST Nº 12: ESPECIAL KALFUKURA

Ortega y Baradit invitaron a Darío Osses (2010, Chile en llamas) y a Jorge David, alias Dr. Zombie, a discutir en vivo, frente a público, acerca de mitos chilenos, mapuches, sincretismo y la manera en que estas historias provenientes directamente desde el estómago de nuestro inconsciente territorial, pueden producir alucinaciones, delirios, relatos desquiciados y enfermedades literarias.
Fue una fiesta llena de amigos y familia. Un delicatessen a propósito del lanzamiento de KALFUKURA, la nueva cría mutante de Baradit. Los invitamos!!! Y voten, descarguen desde podcaster.

DESDE EL FIN DEL MUNDO. PODCAST Nº 10: MOCHA DICK Y KALFUKURA

La Tempilkalwe, la ballena blanca que lleva las almas de los mapuches al wenumapu en la isla Mocha; la leyenda de Mocha Dick, el monstruo marino chileno que terminó en las páginas de Herman Melville, convertida en mito planetario. Calfucurá, nuestro Arturo Pendragon, el señor de la piedra, la piedra azul, la venus, la estrella de ocho puntas. Chile, País Mágico. Y recuerden votar por nosotros, escuchar y descargarnos desde este link, queremos, merecemos volver al top 10.

ENTRE KALFUKURA Y LA CUARTA CARABELA: SUDAMERICA

Algunas historias dialogan, son hermanas o tal vez simplemente forman parte de un mismo cuento, una revelación anclada en nuestro tercer ojo, un vómito de la herencia que arrastramos sin darnos cuenta. Baradit escribe Kalfukura, yo La 4ª Carabela. En mi novela, un grupo de escritores redactan, sin saberlo, el mismo libro, en nuestro plano es increíble como la premisa de Baradit es casi una precuela de la mia. Hagan el ejercicio, lean primero lo de Jorge y luego lo que sigue.

Estados Unidos de Sudamérica, la Nueva Atlántida

La joya estaba en el sur, la joya era el sur. Ellos siempre lo supieron, por eso Colón buscó más naves para su empresa, por eso inventó lo de las Indias y fingió que el de 1492 era su primer viaje. América del Sur, el triangulo invertido, la pirámide iluminada por el ojo único del Amazonas, el Udjat marcado en la misma geografía del planeta. Un cíclope adormecido… Sudamérica Atlántida lo llaman.
La Atlántida nunca se hundió, ha estado siempre a la vista de todos. Vivimos en la Atlántida, el fin de mundo es la Atlántida, somos Atlantes, somos el futuro, nuestras ciudades de oro y cristal están dentro de Los Andes. Y ellos lo sabían, por eso trazaron el plan, buscar lo que Colón y los primeros nautas escondieron en el sur: una joya, una máquina, un manuscrito, un cadáver. Se revelaron contra los reyes oscuros y sus conquistadores mágicos, buscando instaurar el nuevo orden: Novas Order Seciorum. Todos jóvenes, todos idealistas, todos mestizos, todos guachos. Una Logia para unirlos a todos, para atarlos y para cumplir con el designio del gran maestro. Miranda/Maestro, ¿era ese su verdadero nombre? Masones e Ilumanitis solo fueron una fachada, lo importante fue lo que surgió en Cádiz, los Racionales, los marcados por el ojo de Lautaro. Independencia para crear dependencia, Independencia para levantar un imperio y resucitar la gloria perdida de la Atlántida. Y vinieron lod ritos: liberar desde el mar fue uno de ellos, cruzar los Andes otro, bendecir las espadas con piedras negras y engañar a todos instaurando el culto a Venus/Lucifer, la señora guerrera, la Wunulfe de los mapuches, nuestra falsa Vírgen del Carmen. ¿O pensaron que O´Higgins y San Martin, el mestizo y el huacho, le regalaron estas tierras a la madre de un carpintero muerto 2 mil años antes? La espada se clavó, la señora nos rige, nos ilumina con su único ojo, su retrato de la Atlántida grabado en un corazón púrpura…
Pero algo salió mal… Algo los destruyó por dentro y echó abajo los cimientos del templo. Una traición, un enemigo interno y el Imperio jamás floreció. El sueño de Miranda se fue apagando junto a su vida, mientras entendía que sus propios hermanos habían levantado contrarituales para mantener hundida a la Atlántida. El gran reino, los Estados Unidos de Sudamerica, la nueva Atlantida murió antes de nacer… Los otros se encargaron de que un reverso despertara en el norte y asumiera un lugar que nos pertenecía por herencia: Los Estados Unidos de Norteamérica, la Antia-Atlántida, el verdadero principado de las tinieblas… Nos arrebataron todo, nuestro poder y nuestros símbolos, nuestro derecho a instaurar el Nuevo Orden… Pero ya saben lo que dicen, la Atlántida no esta destruida, sólo duerme y tiene muchas ganas de despertar.
Magallanes… Magallanes…